25
Feb 16

Y ahora los ‘espías’

La comisión del Parlamento regional que investiga la corrupción política en la Comunidad de Madrid deja atrás el asunto de ICM (empresa pública de informática) y se prepara para abordar el llamado ‘caso de los espías’. Hasta la fecha no se sabe nada sobre lo investigado hasta el momento, pero si conocemos que los guardias civiles en excedencia Antonio Coronado Martínez y José Oreja Sánchez y el trabajador de seguridad de la Comunidad de Madrid José Manuel Pinto Serrano comparecerán el próximo 4 de marzo. Estos tres personajes pidieron comparecer y lo hacen ahora con la intención de aclarar todo aquello que quedó sin contar en una comisión de investigación de la Asamblea de Madrid que no sirvió para nada porque la mayoría absoluta del PP no permitió conocer la verdad. Eso fue en 2009. En aquellos momentos, los amigos del expresidente Alberto Ruiz-Gallardón, entre ellos, Manuel Cobo, fueron sometidos a vigilancia por no ser amigos de Esperanza Aguirre y sí fieles seguidores de  Mariano Rajoy, También colaboró en este juego de espías  algún empleado público al que sus jefes, entre ellos, Francisco Granados, usaron y tiraron como pañuelo de mocos. A Alfredo Prada, otro de los señalados y también espiado,  le acusaron de poner en marcha esta ‘gestapillo’, como definió  a estos ‘mortadelos’ del espionaje Manuel Cobo, que sirvió para realizar dossiers de todos los amigos de los enemigos internos del poder establecido en cada momento. Quizá podremos conocer cómo son las mafias que se mueven en torno al poder establecido.


18
Feb 16

Aguirre y Cifuentes se la juegan

Un domingo por la mañana, los medios de comunicación eran citados en la sede del PP para asistir a una rueda de prensa de Esperanza Aguirre como presidenta regional del partido. Anunció que dejaba el cargo porque la corrupción de algunos de los que ella había elegido, como Francisco Granados, en prisión desde hace muchos meses por su implicación en la ‘trama Púnica’, se le hacía insoportable.  La entrada de la Guardia Civil en el despacho de su exgerente Beltrán González, imputado también por lo de las tarjetas de Cajamadrid, quizá también ayudó a Aguirre a dejar el cargo en el partido el Día de los Enamorados. Seguirá de portavoz popular en el Ayuntamiento de Madrid y seguro que con esta decisión se la juega porque hay muchos que quizá se la tengan guardada por lo que sea y ahora sin poder es más vulnerable. También se la juega la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, quien se enteró de la decisión de Aguirre por las noticias. El que todavía era secretario general, el expresidente regional Ignacio González, se enteró antes que Cifuentes de que Aguirre se iba y también de que su carta de dimisión seguía en poder de la ya cesante presidenta regional. Rajoy nombró a Cristina presidenta de la Gestora y cuando se celebre el Congreso Regional si quiere seguir siendo la que manda deberá ganar las primarias. Por eso se la juega aceptando el dedo de Rajoy porque si no gana en las urnas de los militantes, se quedará como Esperanza, sin más cargo que el institucional.


11
Feb 16

La nueva Telemadrid que nunca llega

El pleno de la Asamblea de Madrid aprobó el 23 de diciembre el proyecto de ley de la nueva Telemadrid, con el rechazo de PSOE y Podemos, que temen que habrá cambios para que todo siga igual. Lo de nueva está por ver porque los que la ven, aquellos que lo hacen para comprobar si algo ha cambiado, dicen que parece el regreso al pasado. Entre los cambios, un consejo de administración de 9 miembros: 5 de ellos serán elegidos por organizaciones profesionales y sociales y los 4 restantes por los grupos de la Asamblea. Todos ellos deberán ser nombrados por una mayoría del Parlamento de dos tercios. Eso supone el voto favorable de los diputados de tres de los cuatro partidos presentes en la Cámara regional, lo que supone un verdadero cambio respecto al pasado, en el que el PP hacía y deshacía a su antojo y contaba las verdades informativas con la mirada azul de la gaviota. Todo puede sufrir un parón porque Podemos cree que el criterio sobre qué entidades pueden presentar aspirantes al consejo, que no viene en la ley aprobada, no puede ser decidido por la Mesa, por lo que baraja ir a los tribunales. Claramente queda un largo trecho por recorrer hasta que Telemadrid sea una televisión plural y participativa, y no al servicio del gobierno de turno, sino de los intereses generales de los ciudadanos.


04
Feb 16

Repaso al pasado

Con la llegada al nuevo Parlamento regional de diputados de Podemos y Ciudadanos, llegó el fin de la mayoría absoluta del PP en la Comunidad de Madrid y del bipartidismo. El pasado convive con el presente sin dejar claro y nítido cómo será el futuro. El PP está en el Gobierno pero la oposición le obliga, incluso Ciudadanos, con quien tiene un acuerdo de investidura, a repasar el pasado y tomar iniciativas contrarias a las apoyadas en pasados gobiernos, lo que supone una enmienda a mucho de lo hecho por sus antecesores. Además, las comisiones de estudio sobre la deuda regional y de investigación sobre corrupción política, impensables en la etapa del PP prepotente, están poniendo en evidencia que lo que sucedía, por ejemplo, en el Campus de la Justicia, ICM -empresa pública de informática-o en empresas del Canal de Isabel II era oscuro y poco explicable, además de objeto de atención de la Justicia. Si era delito o no se dirimirá en los tribunales, pero claramente había despilfarro, amiguismo, enchufismo y tantos ismos constatación de una realidad tan injusta como indeseable, y que ha provocado que los indignados creciesen como las setas en un terreno abonado para el golferío por un sistema que hace aguas por todos los lados. En definitiva, un buen repaso al pasado que hace tan solo un año era impensable y que ahora es más necesario que nunca para poder avanzar en el sentido de más democracia, más transparencia y menos profesionales del negocio de la política.


28
Ene 16

Política de cuadros

El mes de enero suele ser habitualmente inhábil desde el punto de vista parlamentario, pero en esta ocasión la Mesa decidió celebrar un pleno en el que aprobó una iniciativa interesante de Podemos, apoyada por todos los grupos, sobre el testamento vital y la muerte digna. Una sola sesión plenaria. El resto de los días, poca actividad y alguna propuesta, en este caso de Ciudadanos, referida a la retirada de los cuadros de dos expresidentes de la Asamblea de Madrid, uno del PP, Jesús Pedroche, y otro del PSOE, Ramón Espinar, implicados en el caso de las ‘tarjetas black’,  ya que como consejeros de Caja Madrid y Bankia se gastaron ingentes cantidades de dinero en cuestiones particulares. En uno de los pasillos del Parlamento regional cuelgan los retratos de todos sus presidentes y Ciudadanos, en su particular políticas de cuadros, pretendía retirar dos de ellos. A Podemos  le trae sin cuidado y dice no sé qué  sobre homenajes a políticos con condenas o implicados en estas cuestiones. Al PP y al PSOE, les parece más conveniente esperar a que haya una sentencia judicial antes de decidir sobre algo que sólo interesa a los que aprovechan el periodo inhábil para ofrecer a los medios de comunicación ocurrencias. Dicen que quieren, con esta retirada de cuadros de presuntos corruptos, mostrar  su voluntad de regeneración y dignidad institucional. Los retratos de la Asamblea, que ya se han pagado, tienen rostro, quizá el de una época golfa con golfos empotrados en las instituciones, pero una política de cuadros sin lienzo es un divertimento absurdo.


14
Ene 16

A regenerar toca

Antes de que la Asamblea de Madrid saliese del letargo navideño, la presidenta regional, Cristina Cifuentes, se presentó ante los periodistas con la sorpresa del roscón de Reyes en las manos: un Plan de Regeneración Democrática. En principio, es una buena noticia porque supone el reconocimiento de que algo o mucho olía o sigue oliendo a podrido en el funcionamiento de nuestra democracia. Si regenerar es “dar nuevo ser a algo que degeneró, restablecerlo o mejorarlo”, se entiende que la intención de la mandataria madrileña es acabar con algunos de los privilegios de la clase política y dejar que el aire fresco entre en el sistema, y también nuevas opiniones y criterios que antes el bipartidismo no tenían ni en cuenta. Habrá que modificar el Estatuto de Autonomía y varias leyes para eliminar los aforamientos, limitar los mandatos a dos legislaturas, reducir el número de diputados, variar la circunscripción electoral, establecer listas abiertas y evitar la acumulación de cargos públicos mediante un sistema de incompatibilidades. Dura y ardua tarea que no empieza bien porque la oposición considera que se ha enterado por la prensa de algo que es de todos y no solo del Gobierno. Ciudadanos, sostén del Gobierno de Cifuentes, ha aprovechado la ocasión para decir que todo se debe a su presión y garantizarse su minuto de gloria en los informativos. Acabar con los privilegios de los diputados y sus ventajas respecto al resto de ciudadanos es siempre una satisfacción y regenerarse es siempre mejor que degenerarse.


10
Dic 15

Presupuestos y pluralismo

Los Presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2016 puede ser que no sean los mismos que el Gobierno de Cristina Cifuentes registró en el Parlamento regional en noviembre. Esas cuentas, que ya contienen partidas que suponen una enmienda a las políticas de sus antecesores Ignacio González y Esperanza Aguirre en materia de defensa de la sanidad pública,  apertura de comedores escolares en vacaciones  o supresión de entes como el Consejo Consultivo, no saldrán como entraron en la Asamblea de Madrid. Será la primera vez en muchos años que esto suceda porque, afortunadamente, el PP, que ganó las elecciones de mayo, no tiene mayoría absoluta. La oposición del PSOE (37 escaños), Podemos (27) y Ciudadanos (17) suma más que el PP (48), lo que supone que en el pleno parlamentario del 17 de diciembre, tres días antes de la cita electoral en la que todos se juegan tanto,  algunos números de Cifuentes  serán enmendados. Los retoques serán mínimos porque al final Ciudadanos acudirá al rescate de las cuentas de Cifuentes, con la que tiene un acuerdo de investidura. Los resultados electorales  pueden determinar el futuro de todos. El pluralismo nacido de los comicios de mayo es positivo porque todos tienen que hablar con todos y, sin duda, si del 20-D nace un Congreso de los Diputados más plural y diverso, se habrá dado el portazo casi definitivo al bipartidismo y la partitocracia, que puede dar sus últimos coletazo si socialistas y populares no se revuelven y los partidos emergentes no mueren de éxito.


03
Dic 15

Truenos electorales

La actividad del Parlamento regional en el recién iniciado mes de diciembre está centrada en la discusión del proyecto de Presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2016, presentado por su presidenta, Cristina Cifuentes. También quedan pendientes las comisiones de investigación sobre la corrupción política en los pasados años y de estudio sobre una deuda autonómica que ha pasado de 15.000 a 25.000 millones de euros en el último periodo del PP. Los Presupuestos serán aprobados con alguna aportación de Ciudadanos, partido con el que tiene un acuerdo de investidura. Por esas fechas se celebrarán unas elecciones generales determinantes para todos. Todos están volcados en eso y todo lo demás es accesorio. Por eso, no hay debates ni declaraciones sobre la inmensidad de problemas de los madrileños sino ruido y truenos como fenómeno electoralista, por la necesidad de cada sigla de obtener el mejor resultado para desempeñar mejor su función en la política autonómica. La comisión de investigación va como va, la de estudio sobre la deuda se celebra sin comparecientes, porque de los citados, uno, Francisco Granados, está en la cárcel por ser un presunto corrupto, y el otro, el diputado nacional del PP Alfredo Prada no sabe no contesta. Ambos están relacionados con aquella Ciudad de la Justicia que tanto costó no ponerla nunca en marcha. Hasta que no se sepan los resultados del 20-D, poco más que truenos electorales se oirán en Vallecas. Después, qué sabe nadie qué será del PP, PSOE, Ciudadanos o Podemos.


26
Nov 15

Rivera se esconde para no ir a Vallecas

Todos los martes se reúne la Junta de Portavoces de la Asamblea de Madrid. Después,  Ángel Gabilondo (PSOE), Enrique Ossorio (PP), José Manuel López (Podemos) e Ignacio Aguado (Ciudadanos) se someten a las preguntas de los periodistas. El pasado lunes, Ciudadanos anunció que Albert Rivera, líder supremo de esta formación, visitaría el Parlamento de Vallecas y daría una rueda de prensa después de las ruedas de prensa de los portavoces parlamentarios. Excelente ocasión para extender su mensaje al estar reunidos un buen número de informadores. El martes por la mañana aparece en varios medios que el portavoz adjunto de Ciudadanos, César Zafra,  mintió en el currículum que presentó ante la Asamblea al definirse como abogado,  y entonces todo se trastoca. Aguado no aparece a su encuentro semanal con los periodistas y asiste en su lugar Zafra, que además de desmentir que mintió y asegurar que es licenciado en Derecho, anuncia que Rivera no viene con una excusa para tontos: que tiene una agenda apretada. La noticia sobre Zafra puede tener importancia o ser irrelevante, pero la desaparición de la escena de Aguado y Rivera para no dar la cara y responder a las preguntas de los ‘plumillas’ es un gesto feo e insolidario que deja en entredicho a los ‘amantes’ y ‘defensores’ de la transparencia. Si todo es mentira, Rivera tenía una ocasión de oro para defender el buen nombre de Zafra, y si es verdad, para echarle en cara lo que crea conveniente. Optó por lo más fácil, escurrir el bulto cuando las cosas se complican.   


19
Nov 15

Los terrorismos machista y el de siempre

Las escenas del drama de las personas asesinadas en París por las balas y las bombas de los terroristas de siempre, los fanáticos amantes del horror de la sangre derramada, marcaron la continuidad de un periodo ya golpeado por el terrorismo machista, que dejó en España, en octubre, ocho nuevas mujeres asesinadas por hombres, esos mismos que hacen poco caso a sus obligaciones cuando un juez dicta, en caso de separación, que deben hacerse cargo de la educación y parte de los gastos de sus hijos. Desde enero hay en España casi 50 víctimas de la violencia de género, la última, en Madrid hace unos días. No siempre se responde con la misma contundencia cada acción terrorista, tanto en el caso de las mujeres como en el de los cientos de personas que han perdido la vida en atentados como el de París. La violencia de género sensibiliza más cuanto más cercana a nosotros es la víctima. Eso mismo pasa con los muertos por el odio de los fanáticos. Las imágenes de los atentados de la capital de Francia, cuya república tiene como lema ‘Libertad, Igualdad y  Fraternidad’, nos conmovieron a todos y la piel se nos hizo muy sensible al dolor del otro. Empatizamos con los que sufrían. Perfecto. Pero unos días antes, los mismos terroristas de París habían asesinado en Ankara (Turquía), Beirut (Líbano) o Nigeria. Decenas de muertos y heridos que no conmovieron tanto a nuestros políticos como para salir a la calle al instante como hicimos al conocer la carnicería que montaron los terroristas en Francia. El dolor siempre es el mismo pero corremos el riesgo de acostumbrarnos a una normalidad teñida de sangre. Si eso pasa, los terroristas machistas y los otros habrán ganado una batalla más.