Frenopático parlamentario

El portavoz del PP en la comisión sobre la corrupción política del Parlamento regional, Jesús Gómez, fue cesado por levantarse de una reunión con otros portavoces ante el comportamiento de los que quieren saber. Dijo que quieren montar un «circo mediático». Los que no dijeron nada cuando dio el portazo explican que Gómez actuó por su cuenta y sin consultar.  Nadie entendió nada y se relacionó su cese con la mala imagen ofrecida por el PP, que al día siguiente, por orden de Cristina Cifuentes, sancionó a su diputado con explicaciones inexplicables que se terminan creyendo los que las repiten. En los psiquiátricos, como en la Asamblea en este y otros casos, los internos creer ver cosas que sólo ellos perciben como consecuencia de una enfermedad mental. Los diputados no están enfermos y se comportan haciendo creer a los demás lo que ellos no se creen al principio pero terminan asumiéndolo por obediencia al que manda.  También nos enteramos que el popular Enrique Ossorio envió, por equivocación, un ‘wasap’ destinado a su gente de más confianza a los 47 diputados del PP. Nos enteramos que algunos no salen bien fotografiados y que en el partido hay dos almas. Además, el expresidente Ignacio González se reúne con el socialista Ángel Gabilondo para hablar y se desatan las especulaciones. Las explicaciones sobre estos dos asuntos son de delirio mental, por lo que no es descabellado decir que ha sido una semana en la que la Asamblea parecía un frenopático.

Be Sociable, Share!

Comments are closed.