Otros

Los cazadrones

No, no quiero decir «cazadores». Me refiero a dispositivos capaces de abatir, inutilizar o impedir el paso a drones, es decir, aparatos voladores teledirigidos de cualquier tamaño.

Al principio de la Primera Guerra Mundial, la fuerza aérea constaba de globos, que, con un observador, se elevaban para comprobar la precisión de la artillería. Poco después vinieron los aparatos de hélice, biplanos y triplanos. No iban armados y solo ejercían funciones de observación. Cuando se encontraban en el aire dos pilotos enemigos, se saludaban con la mano. Pero un día a uno se le ocurrió llevar un arma, y comenzó una desenfrenada carrera tecnológica. En poco tiempo los aviones empezaron a llevar ametralladoras, a sincronizarlas con la hélice, incluso a disparar por el eje de la hélice…

Con los drones pasará lo mismo: en los países desarrollados empezaron a usarse como meros juguetes. Nada que ver con los drones de guerra tipo Predator, que portan misiles de gran alcance y potencia. Estados Unidos los emplea para matar, yihadistas dice.

Pero ya hemos tenido episodios inquietantes: drones desconocidos han sobrevolado París, la residencia del Rey en Madrid y la Casa Blanca. En los dos primeros casos no se ha conseguido identificar quién estaba detrás. Estos drones pueden recoger información sensible (con mayor dificultad, transmitirla por radio, pues en la mayor parte de los casos se tratará de imágenes de alta resolución, y se preferirá almacenarlas en el dron para descargarlas cuando vuelva con su dueño) e incluso ser empleados para atentar contra personas e instalaciones o para sabotajes.

Urge por tanto disponer un sistema de defensa contra estos aparatos. Los misiles antiaéreos convencionales no sirven: están diseñados contra aviones, mucho más rápidos, que desprenden mucho más calor y que son grandes masas metálicas. Es posible que sirvieran francotiradores humanos, con munición especial,  tipo perdigones, como la que se usa para cazar pájaros, pero habría que hacer ensayos y, si resulta eficaz, entrenar personal. Los francotiradores están adiestrados para disparar a blancos fijos en el suelo. No es lo mismo un blanco móvil en el aire.

También podrían emplearse aves de cetrería, por ejemplo halcones, pero vuelve a surgir la duda sobre si serían efectivos: quizá se asustaran del ruido, quizá no tuvieran la suficiente fuerza, tal vez sirvieran para un tipo de drones, pero no para otros… Hay que hacer pruebas.

Asimismo se podrían emplear drones de caza, más rápidos que los normales y con menor autonomía, equipados con un sistema que permitiera derribar (mejor que destruir; si se hace caer a tierra el dron enemigo, se puede determinar la información que estaba robando) al aparato contrario: ¿un carrete de hilo fino y resistente uno de cuyos extremos se pegara a él, mientras que se desenrolla, y acaba tocando tierra? ¿Una red que se despliegue automáticamente en el aire y le atasque las hélices? ¿Drones-lapa, con dispositivos tipo gancho, para aferrarse al enemigo, y parar entonces sus hélices, haciendo caer la pareja por su propio peso? 

Como mecanismo de defensa pasiva, se podría «cubrir» edificios sensibles con grandes redes de malla muy abierta (un metro, por ejemplo). Visualmente, apenas se distinguiría, pero en el aire constituirían un obstáculo insalvable para un aparato teledirigido.

Hay tal cantidad de posibilidades… Poner a punto las más eficaces llevará muchos experimentos y mucho tiempo. No digamos desplegarlas. Cuanto antes se empiece, mejor.

cerrados

Grupos antiterroristas coordinados

La matanza de In Amenas (68 muertos) ha vuelto a poner de resaltar la necesidad de algo que ya se vio con la masacre de la isla de Utoya (69 muertos) y la captura de Mohammed Merah tras los atentados de Toulouse, por citar solo algunos casos recientes: grupos antiterroristas perfectamente entrenados y capaces de un despliegue inmediato.

Existen numerosos grupos de operaciones especiales: los GEOS españoles, los SASbritánicos, la Delta Force estadounidense… Pero todos los países deberían tener el suyo. Deberían ser capaces de desplegar un grupo operativo (al menos cuatro personas) en cualquier punto del territorio en un máximo de media hora. Y lo que es más importante: debería firmarse un tratado internacional de protección contra el terrorismo por el cual el Gobierno de un país que estuviera sufriendo una toma de rehenes o similar, y sus grupos de operaciones especiales no tuvieran capacidad suficiente para resolverlo con garantías, pudiera llamar en su ayuda a grupos de países vecinos. Este tratado se organizaría sobre tres principios fundamentales para este tipo de casos, de mayor a menor prioridad:

  1. No ceder en ningún caso a las demandas de los terroristas.
  2. Preservar la vida y la integridad física de los rehenes.
  3. Detener, interrogar y juzgar con todas las garantías a los terroristas.

Hay una alternativa: un grupo de operaciones especiales de la ONU, análogo a los Cascos Azules, pero con funciones de resolución de tomas de rehenes en lugar de interposición entre partes en conflicto. Sin embargo sería mucho más caro, menos operativo y probablemente, por falta de entrenamiento frecuente, menos eficaz.

Los grupos antiterroristas deberían disponer de la última tecnología. Con cuantos menos muertos y heridos se salde un asalto (incluidos los terroristas, que pueden proporcionar información muy útil), mucho mejor. En estas actuaciones los últimos minirrobots podrían desempeñar un papel fundamental: como observadores dentro del área ocupada por los terroristas o, incluso, como armas portadoras de somníferos.

cerrados

El maximizador de soluciones

Este es el algoritmo que la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España utiliza diariamente para encontrar el máximo de la cotización del petróleo y así cambiar automáticamente las escalas del gráfico que la muestra, sin que, por más que suba (y mira que sube, caramba) queden cotizaciones fuera de la escala:

For num_escala = 1 To NUM_ESCALAS_GRAFICOS
 limite(num_escala).max_escala = CDbl(Cells(2,limite(num_escala).columna_datos(1)))
 Next num_escala
 
 fila = 1
 Do
 fila = fila + 1
 If Trim(CStr(Cells(fila, 1))) "MEDIA" Then
 For num_escala = 1 To NUM_ESCALAS_GRAFICOS
 For num_columna_datos_de_esta_escala = 1 To limite(num_escala).num_columnas
 
  If limite(num_escala).max_escala < Cells(fila, limite(num_escala).columna_datos(num_columna_datos_de_esta_escala)) 
  Then
  limite(num_escala).max_escala = CDbl(Cells(fila, 
 limite(num_escala).columna_datos(num_columna_datos_de_esta_escala)))
 End If
 Next num_columna_datos_de_esta_escala
 Next num_escala
 End If
 
 Loop Until Len(CStr(Cells(fila, 1))) < 4


Aunque parezca lo contrario, su funcionamiento es muy sencillo: se toma inicialmente como máximo el primer valor. Después se van recorriendo todos los demás valores, y si alguno es mayor que el tomado hasta ese momento como máximo, se toma como nuevo máximo. Hay incluso una fórmula de Excel (MAX) que realiza la misma tarea.

Pues bien, este blog pretende ser un maximizador de soluciones: para cada problema propondrá un conjunto inicial de soluciones. Los lectores valorarán esas soluciones y, si las tienen mejores, las propondrán. De esta forma en pocos pasos quedará aquí reflejada la solución óptima para cada problema.
cerrados

Presentación del blog «Lo que es necesario hacer»

Pensaba titularlo «Lo que hay que hacer», pero la URL loquehayquehacer no está disponible.

Mete  «Lo que hay que hacer» en Google y mira qué te sale: enlaces a un libro «Lo que hay que hacer con urgencia» del que las primeras páginas no están disponibles para descargar. Y mientras, tu ciudad, tu país, tu planeta bullen de problemas a los que no se pone remedio adecuado, cuando existen soluciones para todos.

Yo escribo este blog desde Madrid, España, la Tierra, para unir mi voz a los que proponen estas soluciones y presionan para que se apliquen. Si alguno de mis lectores piensa que, para alguno de los problemas a los que me iré dedicando en sucesivas entradas, existen soluciones mejores que las que propongo, le ruego encarecidamente que las exponga en un comentario.

cerrados
Mete "Lo que hay que hacer" en Google y mira qué te sale: enlaces a un libro "Lo que hay que hacer con urgencia" del que las primeras páginas no están disponibles para descargar. Y mientras, tu ciudad, tu país, tu planeta bullen de problemas a los que no se pone remedio adecuado, cuando existen soluciones para todos. Escribo este blog desde Madrid, España, la Tierra, para unir mi voz a los que proponen estas soluciones y presionan para que se apliquen.
noviembre 2019
L M X J V S D
« Jun    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930