Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on Mar 4, 2016 in Destacados, Vidas paralelas | 0 comments

Miguel Ángel Muñoz y Ana Carlota Fernández: La primera vez

Miguel Ángel Muñoz y Ana Carlota Fernández: La primera vez

Bromean con los recuerdos que tienen el uno del otro. Y es que, mientras Miguel Ángel se acuerda perfectamente de las dos veces que se han saludado en el pasado, Ana es incapaz de recuperar esos momentos en su cabeza y para ella, la primera vez que se vieron fue cuando José Luis Garci les llamó para participar en su primer proyecto como director en el teatro. Sin embargo, en las semanas que han estado ensayando ‘Arte Nuevo (Un homenaje)’, que se representa hasta el
30 de marzo en el Teatro Español de Madrid y que está compuesta por dos obras diferentes, han descubierto que se puede adorar a alguien en pocos días. Y entre broma y broma, hemos sido testigos de un cariño enorme y de un talento que no dejará indiferente a nadie.

Sus camerinos fueron el escenario de esta entrevista pocos días antes del estreno. Para Ana, es su primera vez y le inunda la ilusión. Para Miguel Ángel no, pero como si lo fuera, porque subirse a las tablas de la sala principal del Teatro Español es una de las cosas más grandes que le puede ocurrir a un actor.

¿Estáis contentos de trabajar juntos?
Miguel Ángel Muñoz (MAM): Sí, claro. Nos reímos mucho.

¿Ya os conocíais?
MAM: Nos habíamos visto, pero nunca habíamos cruzado palabra. Recuerdo haberla saludado dos veces; una, en el Festival de Málaga y, otra, cenando en Caripen. Estaba en la mesa de al lado.
Ana Carlota Fernández (ACF): ¿Sí? Pues no me acuerdo (risas).

DSC_4113¿Cómo son vuestros personajes?
ACF: En la primera obra, mi personaje es más ligerita de cascos y, en la segunda, más ‘opusina’. La primera es más existencial y es muy interesante porque es muy tierna. Tiene una escena muy bonita. Para la segunda, mi personaje es una perdición. Hay un amor antinatural. Miguel Ángel sufre mucho.
MAM: En la segunda somos hermanos y en la primera hay una historia maravillosa de dos personas que se encontraron en el pasado y les pasó algo muy excepcional. Se llama ‘Cargamento de Sueños’. Tanto la estética de la obra, que es muy metafórica, como lo que se habla, es muy especial. Y, lógicamente, ella es ligerita de cascos porque interpreta a una prostituta.

¿Cómo es trabajar con un director de la talla de José Luis Garci, para quien es la primera vez dirigiendo en el teatro?
MAM: Una maravilla. Es estupendo. Es un regalo poder trabajar con él. Tenía muchas ganas de hacer cine con José Luis y, al final, teatro. Me encanta hacer proyectos con gente mayor que yo. Cumplió hace poco 72 años y es estupendo que nos cuente anécdotas en los tiempos muertos. Es un gusto escucharle y no parece que tiene la edad que tiene. Es muy estricto, pero nada autoritario.
ACF: Muy divertido. Me estoy riendo muchísimo. Siempre está pendiente de nuestras necesidades, no solo de su interés, también de nosotros. Es muy tierno. A la hora del trabajo nos reímos mucho porque le gusta participar. Tiene su hora del té o del poleo y nos salimos con él o se lo traemos.

¿Qué significa trabajar en el Teatro Español?
MAM: Es uno de los sitios más importantes donde se puede hacer teatro en España. Tenía muchas ganas. Me hace especial ilusión estar donde han estado actores tan grandes. Se me encoge el estómago pensando que el cartel de este proyecto se quedará aquí, como los anteriores que vemos nosotros ahora, y que otras generaciones lo verán.
ACF: Es una experiencia nueva porque no tengo trayectoria en teatro. Es como cuando juegas al póker por primera vez y ganas. De ahí, la falta de miedo a lo desconocido. Tengo respeto pero como no sé lo que es, estoy abierta a todo.

Habla Miguel Ángel


¿Qué significa esta obra de teatro?

Significa mi vuelta al teatro después de mucho tiempo, de muchas ganas y de decir muchos ‘no’ a otros proyectos. Aquí se juntan dos textos estupendos, un gran director y el Teatro Español. Es una vuelta maravillosa que supone, además, estar mucho tiempo en Madrid. Primero ensayando y, ahora, con la representación. Mi plan ideal es quedarme en España todo 2016, que hace mucho tiempo que no paso aquí una larga temporada.

Tiene todos los ingredientes para ser un éxito.
Es muy especial. No recuerdo en este teatro que se hagan dos funciones en el mismo día y nadie me dice que haya sido así. A pesar de que son dos obras de autores de los años 50 y que se estrenaron las dos el mismo día en 1948, no tienen nada que ver. ‘Cargamento de Sueños’ es sobre la búsqueda de uno, sobre el existencialismo y, la otra, es neorrealista y transcurre en la posguerra española. Son dos contrastes.

Tienes 32 años y una carrera que deja perplejo a cualquiera. ¿Qué has hecho tan bien?
Haber tenido la suerte de empezar a trabajar con 10 años. Llevo 22 pero espero que sean otros muchos. Siempre me acordaré, rodando ‘El palomo cojo’, de que le pregunté a Paco Rabal cuántas películas había hecho y me quedé alucinado porque no sé si me dijo más de 100 o de 500. Para mí era la primera y yo pensaba, ¿cómo puede uno solo hacer más de 100 películas?

Miguel Ángel: «Arrastramos un cargamento de sueños que no nos deja vivir el presente»

¿Dónde estás más cómodo: bailando, cantando o actuando?
Actuando siempre. Es mi vocación. Así empecé. He sido también muy cinéfilo porque a mis padres les gusta mucho el cine y desde pequeño me ponían muchas películas. Me gusta utilizar el cuerpo, pero son habilidades de la actuación.

DSC_4044¿Y entre la televisión, el cine o el teatro?
Es muy difícil escoger, pero me quedo con el teatro. Ahora bien, si me dices teatro o cine, lo dudo más, pero me iría también al teatro. Pero más que el medio, lo importante es la historia y el personaje. En teatro hay una magia muy especial que es que cuando llega el público sabe que va a ver a unos señores que conoce, que van a interpretar a otros. Es una mentira, pero se produce algo mágico y en un momento de la obra todos sentimos que estamos en el mismo viaje y eso es muy especial. Como actor, en el teatro puedes vivir la historia de principio a fin y en orden cronológico y en cine, no. A veces, ruedas el final primero.

Has hecho muchos trabajos fuera de nuestro país. ¿Y ahora?
Hay proyectos y mi intención es quedarme aquí, pero ya veremos.

¿Cómo le cuenta en su día un tipo normal como tú a sus amigos que va a rodar con Sharon Stone y Andy García?
Alucinan. No dan crédito. Tengo los mismos amigos que de pequeño. Cuando me confirmaron aquella película, no me lo podía creer. Era rodar en Estados Unidos con muchas estrellas. Uno de los momentos más especiales de la película fue cuando mis amigos fueron a ver el rodaje.

No sé si eres de los que se meten en Google a buscar su nombre, pero si lo haces verás que las primeras noticias son todas sobre tu vida personal.
Lo hago muy poco porque es un error. Siempre encuentras algo que no te gusta. Es el indicador de lo que más le gusta a la gente. Uno no se puede ni molestar, ni enfadar. No es algo que yo pueda cambiar. La lucha de cada uno está en el trabajo diario.

¿Con qué sueñas?
No me da tiempo (risas). Las personas arrastramos un cargamento de sueños que no nos deja vivir el presente. Vivir el día a día con una sonrisa es mi sueño.

Habla Ana Carlota

¿Estás contenta?
Estoy feliz porque normalmente los directores cuentan para las obras con actores con experiencia o hacen pruebas y, en mi caso, no ha sido así. Cuando entras de esta forma, no puedes pedir más. Además, con estos personajes, con los compañeros, con un director como Garci y en este teatro.

¿Por qué crees que has sido la elegida: suerte, talento,…?
Porque la vida es así. Te pone estos destinos. Han considerado que tengo talento para esto, igual que puede que piensen que no lo tengo para otras cosas.

¿Qué lugar ocupa tu profesión en tu vida?
Es algo que me encanta hacer, me gusta mucho. Siempre me tocan personajes dramáticos, salvo en ‘Solo Química’, donde hice reír, que me gusta mucho. Ahora también estoy con la serie (‘Amar es para siempre’, Antena 3) y no tengo problemas para compaginar. Después de rodar, me vengo al teatro cuando hay función.

¿Qué prefieres: cine, teatro o televisión?
Creo que no es el formato, sino las personas con las que estás trabajando y lo fácil que te lo pongan y tú a ellos. También es fundamental el jugo que puedas sacarle al personaje.

Parece que 2016 se está portando bien.
En esta profesión o estás dos años sin nada o se te juntan todas las cosas y tienes que decir ‘no’ a alguna. Gracias a Dios, esta vez no he tenido que elegir y las he podido compaginar.

¿Te agarras a tu profesión, con lo mucho que te gusta, para salir adelante en los malos momentos?
Es una manera de esconderte si estás en un mal momento vital. Los personajes te sirven para ello. También te crea una rutina. Cuando no trabajas echas de menos hasta tener mal la piel de tanto maquillaje.

Ana Carlota: «El trabajo te ayuda cuando estás pasando un mal momento vital»

¿Eres de las que se busca en Google?
A veces sí y a veces no. Sé que en 2015 he sido la persona más buscada en Google España. Pero no he sido yo (risas). Hay veces que necesitas saber lo que se cuece y otras que te da igual. Hay situaciones en las que te apetece más y otras en las que no te interesa.

DSC_4256Yo lo he hecho y me he encontrado que las primeras informaciones que aparecen sobre ti son sobre tu vida privada. ¿Cómo lo llevas?
Me han decepcionado los medios en las últimas semanas. Siempre que han sacado algo y me han preguntado, he hablado. Ahora, en el momento en el que ocurren cosas más delicadas y se tiene la osadía de no informarte y de inventarte definiciones sobre cosas y quedarte tan ancho sin ser consecuente con el daño que estás haciendo, no me gusta. Me parece que se han pasado mucho, cuando yo me he portado muy bien. Ha pasado una cosa muy fuerte, en la que todo el mundo se ha posicionado conmigo, y un medio se pone a decir lo que quiere y esa es la parte que me ha cambiado el concepto de una serie de personas de la prensa y de fotógrafos. Da igual que te portes bien o mal, que si te la pueden clavar, lo hacen. Qué lástima que lo primero que aparezca al poner mi nombre sea de mi vida privada.

Al margen de estas cosas, te habrás quedado con que toda España ha estado contigo en los malos momentos.
La gente que me quiere, los fans y los no fans se han volcado por lo que querían a Santi y por lo que me quieren a mí. Me encanta cuando sacan cosas de su trabajo.

¿Tienes algún proyecto más en mente?
Tengo pendiente mi blog con la revista Elle. Hablaré del teatro, de trabajo, de mi perrita… Pero me gusta hacer las cosas bien y he preferido no arrancarlo para empezar próximamente.

Estilismo: Ana Carlota: mono de ALICIA RUEDA ATELIER, sandalias de GLORIA ORTIZ y joyas de PANDORA; Miguel Ángel: jersey y jeans de CALVIN KLEIN JEANS, cinturón de TORO DE OSBORNE, zapatillas de CORTEFIEL y reloj de TOMMY HILFIGER. Fotos Juntos Ana Carlota: cazadora de CORTEFIEL, sujetador de WOMEN’ SECRET, falda de PINKO y sandalias de GLORIA ORTIZ; Miguel Ángel: americana y jeans de CALVIN KLEIN JEANS, camisa de COS, cinturón de TORO DE OSBORNE y zapatillas de CORTEFIEL.

 

Peluquería/maquillaje: María Bernard y Jimena Bernard

Agradecimientos: Teatro Español

Be Sociable, Share!

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *