Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on Abr 15, 2015 in Destacados, Vidas paralelas | 0 comments

Vetusta Morla: Paso a paso

Vetusta Morla: Paso a paso

Cerraron 2014 con un Disco de Oro bajo el brazo tras vender 20.000 copias de su álbum ‘La Deriva’, y han empezado 2015 agotando las entradas de los conciertos que tendrán lugar el 25 de abril en Barcelona y el 23 de mayo en Madrid. Cuando se acaba de cumplir un año desde la publicación de este disco, siguen sin hablar de éxito.

El análisis lo realizarán cuando finalice la gira, algo que sucederá en Madrid el 21 de noviembre, aunque seguramente no pasará por evaluar el éxito, ya que no les gusta nada esa definición. Prefieren decir que son afortunados porque la gente apuesta por su música y dejan claro constantemente que no están satisfechos. Es más, aseguran que nunca lo estarán, aunque se aproximarán a ello si el público, dentro de unos años, recuerda alguna de sus veladas musicales, como les gusta llamar a sus conciertos, e incluso guarda la entrada del espectáculo. Lo que no pueden negar es que están felices por haber conseguido, paso a paso, vivir de la música, lo más importante que le puede ocurrir a un artista.

¿Qué balance hacéis cuando se acaba de cumplir un año de la publicación de ‘La Deriva’, vuestro último disco?
De momento, no hemos hecho balance porque seguimos en plena campaña de lanzamiento del disco y de promoción. Somos más de hacer el balance cuando acaba todo el ciclo, y todavía nos queda mucho año por delante, mucho por recorrer. En cualquier caso, lo que llevamos hasta ahora no ha podido salir mejor.

De este año hay que destacar dos cosas. La primera, un Disco de Oro, algo muy difícil de conseguir, y más en la actualidad. ¿Por qué creéis que la gente apuesta por vuestra música?
A la gente le gusta nuestra música pero, además, le hemos dado siempre mucha importancia al disco físico. A su imagen. Y, por ello, puede que lo vean como una pequeña ‘joyita’ para guardar en casa o para hacer un regalo. Puede ser una de las cosas por las que vendemos más discos.

El segundo aspecto que se puede mencionar de este tiempo es que habéis conseguido llenar el Barclaycard Center (Palacio de los Deportes de Madrid), donde entran alrededor de 15.000 personas, y que habéis puesto otra fecha en noviembre en la capital, en la que seguramente también se colgará el cartel de ‘Entradas agotadas’.
El que se haya vendido ahora el Palacio de los Deportes y el que muchos conciertos estuvieran llenos antes de publicarse el disco genera mucha confianza y también responsabilidad, porque significa que la gente se identifica con la banda y que está haciendo un esfuerzo. Hoy en día, gastarse el dinero en ir a un concierto o comprar un disco, cuando hay personas que lo están pasando mal, es hacer un esfuerzo muy grande por nosotros. Esto nos genera energía para seguir apostando por el proyecto.

«La música no es un producto. Es algo que parte del amor en su término más amplio»

¿Habíais soñado con esto en algún momento?
Sin quitarle mérito, creemos que lo que ha ocurrido es que hemos ido dando pasos, como en toda carrera.

¿Para Vetusta Morla también hay nervios antes de salir a tocar en los conciertos?
Llevamos meses preparando el espectáculo y queremos responder ante la gente de la mejor manera. Hay mucha tensión, claro.

¿Qué significa para vosotros haber logrado vivir de la música?
Algo maravilloso. Hay muchas personas que no están a gusto con su trabajo y nosotros tenemos la gran fortuna de dedicarnos a lo que más nos gusta y vivir de ello. También este trabajo nos permite viajar, conocer a gente de lo más variopinta y provocar alegría y sentimientos en el público.

Vetusta Morla, antes de la entrevist· CHEMA MARTÍNEZ

Vetusta Morla, antes de la entrevista· CHEMA MARTÍNEZ

Siempre habéis dicho que ‘La Deriva’ parte de un punto en el que algo se rompe, como una crisis, y que, a partir de ahí, comienza un viaje maravilloso. ¿Es autobiográfico?
Tiene que ver con la valentía del cambio, más que con que al final salgan bien las cosas. Es un brindis al cambio en general, en los recuerdos, en materia social, etc., pero partiendo del punto de la pérdida de dirección. Es como si fuera el kilómetro cero de un montón de historias. En Vetusta ha pasado algo similar. Se habla de nosotros como la consecución de un éxito porque ha salido todo bien, pero ¿y si no hubiera sido así? Se podría hablar de lo mismo. Somos un grupo de gente que sigue haciendo música, trabajando, a pesar de lo que ocurra alrededor. Esto es como la historia del sueño conseguido, pero sería una buena deriva saber qué hubiera sucedido si Vetusta fuera un grupo que llevara 10 ó 15 años tocando pero haciendo garitos.

¿Hay una salida a la situación difícil que vivimos?
La salida que vemos nosotros no tiene nada que ver con la que ve el Gobierno. Creemos en una salida de posición vital. Nos gusta posicionarnos en el optimismo y en la esperanza, y no porque creamos en el buen rollo, sino porque pensamos que es una buena postura en la vida, que sirve de estímulo para trabajar y hacer cosas. Desde el punto de vista social, sin ser analistas políticos, no vemos la salida que ve el Gobierno actual.

¿Cómo se coge el timón de un barco que está a la deriva y se endereza?
La única manera de enderezar nuestra sociedad es que esa sociedad vuelva a los valores relacionados con el ser humano y sus libertades y derechos.

«Hay cadenas de radio que han obviado durante años algo que es masivo y popular»

Cuatro elecciones en este año, las primeras han sido en Andalucía. ¿Esto solucionará algo?
Eso depende de lo que la gente vote. El sistema que tenemos solo nos permite participar activamente una vez cada cuatro años. El cambio depende de lo que salga de esos comicios. Quizá hay que hacer más activa la participación política de los ciudadanos.

Habéis creado vuestro propio sello discográfico, ¿algunos se estarán lamentando tras ver este éxito por no haber apostado por vosotros?
No, porque algunos que nos rechazaron dicen que se alegran de no habernos cogido. Estamos donde hemos llegado por la forma en la que hemos manejado nuestra carrera. Igual con una discográfica al uso, no estaríamos aquí. Llegamos a tener nuestro propio sello por accidente, pero ahora es algo necesario, no podríamos renunciar a ello. Sería muy complicado entrar en otro. Quizá eso habría acabado con nosotros porque nos hubieran dicho hay que hacer esto, esto no, etc.

¿Diríais que no a una de las grandes discográficas si os hiciera una buena oferta?
No es una cuestión de dinero, sino de cómo se trabaja el producto. Para nosotros, la música no es un producto, sino que parte del amor en su término más amplio. Estamos alejados de una tentación económica en ese sentido.

¿Las discográficas y las radios apuestan más por la música comercial en detrimento de la alternativa?
Lo primero que hay que plantearse es qué es la música alternativa, porque música alternativa era Nirvana y fue el grupo de los años 90 que más discos vendió en todo el mundo. Esta música, si se puede clasificar, está generando un dineral tremendo desde el punto de vista de festivales, de conciertos y de otras actividades. Muchas bandas de música ‘indie’ están en empresas multinacionales. Pensamos que la frontera entre lo alternativo y lo no alternativo se rompió hace muchos años, pero lo que sí es cierto es que hay una distancia bastante grande entre lo que está sucediendo con la música en vivo y en las radios comerciales. Es un punto que con el tiempo hay que estudiar, porque hay ciertas cadenas de gran tirada que han obviado durante años algo que es masivo, popular y compartido por mucha gente. Se han aislado de lo que estaba demandando el público. Esto es algo que sigue separando. Se está iniciando un cambio, pero todavía estamos lejos.

«Queremos recrear las grandes veladas de la música, esas de las que guardas la entrada»

Sesión de fotos en un vagón de Metro de Madrid· CHEMA MARTÍNEZ

Sesión de fotos en un vagón de Metro de Madrid· CHEMA MARTÍNEZ

¿Sois conscientes de que habéis ayudado a abrir esa puerta?
No creemos que hayamos sido nosotros. Se ha construido un ecosistema que incluye medios de comunicación, público, bandas, tecnología y redes sociales, para dar lugar a una escena que nos está dando muchas alegrías. Es algo que está pasando y hemos tenido la suerte de estar ahí. Hemos contribuido a este ecosistema que hay en la actualidad.

¿Cómo van a ser los conciertos?, ¿habrá sorpresas?
No vamos a plantearlo desde el punto de vista de la sorpresa, sino como grandes acontecimientos. Queremos recrear las grandes veladas de la música a las que hemos ido, de esas de las que guardas la entrada para ponerla en un corcho, si fueran bonitas, que ahora no es el caso. Él yo estuve ahí. Conseguir algo así. El repertorio no se plantea como una presentación de ‘La Deriva’, sino de quién es Vetusta Morla en el 2015. La sorpresa, que no es sorpresa, es recuperar temas de discos anteriores para complementar el repertorio, que será largo. Habrá distintos ambientes y el escenario va a sufrir una mutación a lo largo del concierto. Convertimos el ‘show’ que venimos haciendo en algo más musculoso, más adaptado a recintos más grandes.

¿Qué vais a hacer hasta noviembre, que acaba la gira en Madrid?, ¿preparar un nuevo disco?
No, porque entre fecha y fecha tenemos que hacer promoción, preparar proyectos, revisar canciones… Hacemos que las cosas evolucionen mucho durante la gira y eso necesita tiempo. La discográfica nos genera también una carga empresarial importante. La puesta en común de las ideas la haremos a la vuelta de la gira.

¿Qué tiene que pasar para que dentro de cinco años estéis satisfechos?
No sé dónde estaremos ni qué es lo que haremos, pero seguro que disfrutaremos como hasta ahora. Cualquiera que tenga inquietud artística tiene una satisfacción de base. También tienes que estar contento y nosotros estamos muy felices, pero al punto de estar satisfechos creo que no vamos a llegar nunca.

Agradecimientos: Metro de Madrid Aquarela Peluqueros Twentynails
Be Sociable, Share!

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *