¡Qué esquizofrenia!

VidaBueno al fin algunos respiran tranquilos, la tan cacareada reforma “Gallardón” de la Ley del Aborto, ha sido “abortada”. Ya podemos seguir teniendo claro que por mucho tiempo seguiremos siendo uno de los países con mayor número de mayores del mundo, es decir, seguiremos siendo unos de los países más viejo de Europa, sino del mundo.
Pero eso si, no nos preocupemos que el gobierno del señor Rajoy llevará a cabo políticas de sustento y apoyo a las familias. ¡Ya!, eso no se lo cree ni él.
A priori a ganado el “derecho a decidir” de la mujer, antes el derecho a nacer del “nasciturus”, ¡que se le va hacer!, es lo que reclama esta sociedad tan “humana y solidaria”, para algunas cosas y tan nociva y progresista para otras. Crucifican a cuantos se apoyan y benefician de la infancia lucrándose de beneficios económicos en la explotación de los niños en el tercer mundo o en riego de exclusión, pero justifican el aborto. ¡Qué esquizofrenia!
Nos quejamos de la actitud nazi ante la comunidad judía-al menos hasta no hace mucho- durante la Segunda Guerra Mundial y resulta que estamos actuando de una forma similar a la hora de aplicar el concepto del “derecho a decidir”. Al final el hombre se ha devorado a sí mismo de tal modo que apenas si se reconoce a sí mismo.
Pero no solo lo anterior ha pasado factura a este gobierno, sino esa mala concepción de la expresión “salud reproductiva” que en los últimos tiempos los defensores de la ideología de género, han implantado en la sociedad. Lo que se pretende es en realidad evitar la reproducción sin que tengamos ningún problema de salud. O bajo el pretexto de llevar a cabo una defensa del “aborto libre”, donde se busca la no discriminación de la mujer en general, y donde el negocio de las clínicas abortistas siga su marcha lucrativa.
Lo triste de todo esto, es que al final quien realmente ha ganado, han sido aquellos medios de comunicación que ha estado bombardeando de continuo al gobierno para presentar esta ley como una “ley extremista” y lo más triste sin avales, cuestión esta que bien saben ellos, que no es cierta.
De hecho, hasta la misma Europa está dividida en esta cuestión, además de que es una cuestión que atañe a cada estado y no a la “Unión”, por otro lado, ha existido un hecho muy grave y es que se ha conseguido acallar el “Manifiesto por la vida”-firmado por 632 médicos, científicos y profesionales de la salud -, junto con la opinión dada por unos 300 juristas, al respecto.
Incluso el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad y Down España pidieron a este gobierno que modificará la ley del aborto vigente, porque las discrimina. Repito, al final la esquizofrenia a triunfado.