El aborto. ¡Un problema a resolver!

El tema que quiero traer a tu consideración estimado lector-o lectora-, es un tema muy debatido en la sociedad actual y como casi siempre se suele utilizar argumentos muy manidos y socorridos, por lo  que el debate se estanca. De hecho se suele plantear como una auténtica guerra entre ideas, ideologías, movimientos, sociedades, ¡personas en definitiva!. Y si para colmo, ese debate se realiza en España, sazonado por la visión chata y deformada de más de un medio de comunicación, la cuestión se hace visceral.

Sin embargo, al margen de lo anterior, esta sociedad en el fondo es cínica, falsa y manipuladora. Se rasga las vestiduras por cuestiones como la defensa de los animales, ya sean monos, ardillas, toros o cualquier especie en extinción, pero cuando hablamos del ser humano y en particular del aborto, la cosa cambia radicalmente. Términos como fetos, embrión humano, nonato, etc…, hacen que  algunos sientan cómo se les erizan los vellos y saquen sus uñas”, para decirle de todo, menos bonico a quien se declara “Pro-vida”. No obstante existe un “medio de comunicación” donde los que defendemos la vida, podemos “alzar la voz”, y hacernos escuchar de una forma más clara, ese medio es internet.

Pues como dice Alejandro Navas, profesor de Sociología de la Universidad de Navarra: “Los medios tradicionales pierden importancia. Internet no es ni mucho menos un ámbito libre de dominio, pero da voz a muchísima gente que no podría acceder a los medios tradicionales. El debate público cambia, se vuelve incontrolable y todo el que tenga algo que decir puede hacerlo. Los medios tradicionales –con algunas excepciones– eran cómplices en ese pacto de silencio que llevaba a ignorar esta molesta realidad. El recurso a la red ha permitido enriquecer el debate, mostrando aspectos de la realidad que hasta ahora se habían visto ignorados”.

¿Pero donde radica el verdadero problema del aborto? No hace mucho el Papa Francisco -ese que según algunos medios progre, es de izquierda-,ha dado con el “quid” de lo que quizás a mi modo de ver sea la forma de ver y plantear el problema. Su palabras son bastante claras, “…el aborto no es un problema religioso, ni siquiera filosófico, sino científico porque se trata de una vida humana y no es lícito acabar con ella para resolver un problema”. Lo que sí creo que dejan entrever estas palabras del Papa Francisco, es que hemos de ser más positivos y no hacer un debate enconado en cuestiones que por sistema nos lleva a un bloqueo total.

Podemos dar soluciones positivas actuando como lo hacen todos los voluntarios de “Red Madre”, donde con su  hacer diario, se da el mensaje de que la maternidad es algo bueno, pero a veces es necesario ser valiente para seguir adelante y sobre todo en una sociedad como la actual.

Y es que como consecuencia de esos dramas que se tratan en “RedMadre”, ¿quién se pone realmente en la piel de la mujer embarazada y con dificultades en su entorno? Se hace necesario un cambio de visión, y dejar de ver a la mujer como la mala de la película. Ella es tan víctima como el ser concebido que lleva dentro de ella.

Por otro lado, podemos conseguir un gran aliado en la búsqueda de una solución adecuada al problema del aborto en la Ciencia. Sobre todo a la hora de mostrar al bebé en el monitor y en especial con las nuevas técnicas de imagen, donde difícilmente se puede negar la evidencia.

Pero no solo con estos argumentos podemos contribuir a una mejor solución del problema, se hace necesario saber transmitir el verdadero valor de la familia y lo que ella puede aportar a la sociedad. Si somos capaces de ello, estaremos poniendo los  cimientos de un cambio de tendencia en el apoyo del aborto.