¡Temas cuñas!

Desde la noche del pasado 20 de diciembre de 2015, la situación política en España ha dado un vuelco radical, de hecho han pasado casi tres meses y por desgracia aún no tenemos un gobierno que pueda realizar su función plenamente. Tan solo tenemos uno en funciones con lo que ello implica.

Pero para tu tranquilidad amiga o amigo lector, no pienso perder ni un segundo más en ir por esa línea, no obstante, si quiero “perder el tiempo”, en hablar sobre un tema que siempre es utilizado en España como arma electoral, por la mayoría de los partidos y en especial por los de izquierda. Me refiero al tema de educación y en particular al famoso “Pacto educativo” tan cacareado y que nunca se alcanza.

De hecho, estas líneas surgen en respuesta a un evento realizado en Madrid y organizado por la Fundación Santillana. Me estoy refiriendo a la 30 edición de la “Semana de la Educación”.

En dicho evento el día 9 por la tarde se llevó a cabo un panel donde participaron entre otros…, Luis Garicano y Angel Gabilondo. Y a raíz de sus palabras, me he decidido escribir esta entrada.

No obstante he de reconocerte estimado visitante, que no sé por dónde empezar, pues son tantas las cuestiones, que me abruma el simple hecho de comenzar. Pero vayamos con el señor Garicano, por eso de ser “un partido recién llegado”, en comparación con otros.

En el evento que te he mencionado anteriormente se descuelga con respecto al posible “pacto educativo”, con una serie de afirmaciones cuando menos curiosas, pues a ciertos temas los denomina “asuntos cuña”, ya que y sigue diciendo…, se suelen “usar en el debate político para romperlo en dos”.

¿Y cuáles son esos temas cuñas a los que se refiere? Pues muy sencillo…, la asignatura de religión, la Educación para la Ciudadanía, la enseñanza concertada, los temas lingüísticos y un tema que la izquierda suele tener entre ceja y ceja…, la escuela diferenciada, que tanto “preocupa” a nuestra izquierda con su falso mensaje de discriminación por sexo. ¡La verdad!, creo que son temas de cierta entidad, como para dejarlos aparcados en el debate, cuando el PSOE cada vez que puede los pisotea con total impunidad. Lo siento, no me creo nada de nada y más cuando algún dirigente del PSOE dice que se puede llegar a un acuerdo sin tocar esos temas.

De hecho el mismo señor Simancas nos dice que se puede mejorar la educación en su opinión “reforzando la educación pública respetando, eso sí, la enseñanza concertada que no segregue a niños y niñas”. Como se puede ver, no pierden oportunidad para descargar sobre los mismos. Y por supuesto, contra la asignatura de religión. Ya que su Educación para la Ciudadanía, “esa”, no adoctrina.

Pero al margen de todo lo anterior, sigo echando en falta el que se cuente con los padres. Siempre desde la perspectiva de los partidos se habla “de pacto”, “de acuerdo”, pero sigo diciendo que los padres tenemos algo que decir.

El PSOE, jamás ha respetado a los padres que opinan o piensan diferentes a ellos. Es más el propio señor Gabilondo cuando fue ministro de educación ni si quiere se dignó a recibir a los padres objetores a Educación para la Ciudadanía.

Y en cuanto a Ciudadanos, en su propuesta para devolver a España su futuro con respectos a un pacto nacional por la educación, tan solo tiene 17 líneas para hablar del “papel activo de las familias”, pero señor Rivera, no se equivoque, el colegio no es sólo un lugar de coordinación familias versus profesores. Es una prolongación de lo que se vive en casa y es necesario despolitizar la escuela. Y aquí la libertad de centro y sistema pedagógico es fundamental para un buen desarrollo de los hijos e hijas.

Son muchas las cuestiones a tratar, pero por desgracia como siempre nos quedamos cortos. Por otro lado, la actitud de Ciudadanos en diferentes Comunidades Autónomas, cuando menos son curiosas, a continuación te dejo una pequeña muestra. (Ciudadanos en Madrid, Murcia y Castilla-La Mancha)