Papa Francisco. (Año I)

El papa FranciscoEl tema que hoy traigo a la consideración de los lectores y visitantes de “El micrófono”, es el primer año de pontificado del Papa “Francisco”. Soy consciente de lo que implica en la sociedad actual y en particular en mi querida España, eso de hablar sobre religión. Pues normalmente cuando “los amigos” se reúnen para tomar unas cervezas, se suele decir eso de “prohibido hablar de política y religión”. Pero es evidente que el tema merece “al menos”, un comentario.

Cuando el Santo Padre fue elegido, más de un medio de comunicación mostro su sorpresa por la elección del Cardenal Bergoglio. Él mismo desde el balcón de la logia dijo…, “mis hermanos Cardenales se han ido al fin del mundo para darle un obispo a Roma”. Luego, pasado el shock inicial, los teletipos comenzaron a escribir la biografía del nuevo pontífice.  ¡Toda una personalidad!

Esa personalidad tan marcada hizo que más de un medio de comunicación de los de corte “progresista”-sobre todo en este país-, se frotaran las manos por ser quien era. Acababa de llegar al Vaticano un “Papa” nada “conservador”-para más señas “jesuita”-, ¡el espectáculo estaba servido!

Lo que no se puede negar, es que con la llegada del “Papa Francisco”, nadie ha quedado indiferente. Ha llegado a ser portada de la revista “Time”, a su vez en “redes sociales” ha sido todo un fenómeno de masas, incluso ha llegado a desbancando al propio “Barack Obama”.

Pero el momento culmen para la prensa progresista fue la entrevista realizada por el sacerdote jesuita D. Antonio Spadaro al Santo Padre. En la misma, «Francisco» llegó a decía una frase que a más de uno descoloco y a otros hizo “soñar con un papa comunista”, la frase en cuestión era; “nunca he sido de derechas”. Y es que esta entrevista  en su momento dio muchas alas a la imaginación de más de uno.

Se ha llegado a afirmar, que estamos ante un “Papa revolucionario”, que ha puesto patas arriba a la iglesia-quizás se debiera de hablar más de zarandear-. Si es cierto que la forma de comunicar, de decir, de hacer, no tiene nada que ve con las formas de hacer de sus antecesores, pero también no es menos cierto, que la llegada de “Juan Pablo II” a Roma fue otro “tsunami” en la iglesia católica. Entre otras cosas, fue el primer papa en mucho tiempo, que salía del Vaticano para realizar viajes apostólicos.

Por otro lado, la idea de “Francisco” de descentralizar la iglesia, de poner el Vaticano al servicio de las parroquias del mundo, es una idea que ya en su día intento llevar a la práctica “Juan Pablo II”, idea que por el motivo que sea, “jamás” se llevo a cabo. Lo que sí es cierto, es que el propio Papa “Francisco” recoge el guante y lo hace suyo como se aprecia en el texto de la exhortación apostólica “Evangelii Gaudium

Pero hablemos de temas que el Papa Francisco ha tocado en su primer año de pontificado. ¡Por ejemplo!, la opción por los pobres, el tema de la distribución de riquezas, en definitiva la cuestión social, la doctrina social de la iglesia. Y eso, que por desgracia, existen algunas voces dentro de la iglesia, que no terminan de entender esta cuestionan. Pero es necesario tener claro, que cuando el Papa “Francisco” habla de los pobres, habla de la cuestión social.

Y cuando se habla de “cuestión social”, se está hablando de “Doctrina Social de la Iglesia”. Cuestión, no solo tratada por el actual pontífice, sino que sus antecesores en la sede de Pedro, también lo hicieron. Por ejemplo, ya nadie recuerda de  la encíclica “Caritas in veritate” de Benedicto XVI, donde se nos hablaba sobre… “el desarrollo sostenible a la luz de las pobrezas y desigualdades existentes en el mundo y la actual crisis económica global”.

¡Como veras!, no creo que exista mucha diferencia entre “Juan Pablo II”, “Benedicto XVI” y “Francisco”. Y para terminar y dejar de una vez esa “odiosa” comparación entre los tres últimos papas, te dejo el enlace a “InfoCatólica” a una entrada de “@JuanjoRomero” en el que nos habla de la “popularidad” en internet de los tres “pontífices”.

Lo que sí ha llevado a cabo de un modo muy personal, es el recordarnos a los católicos que hemos de dar a conocer el “rostro de Cristo”, con nuestra labor diaria. Y es aquí, donde muchos no hemos sabido estar a la altura de las circunstancias. Por tanto, ¡urge!, es necesario, el “salir a la periferia”, salir de nuestra poltronería y estar con los más necesitados.

Sin embargo, no quiero finalizar estas líneas,  sin recordarte que toda esta “ciclo génesis explosiva” que ha sido el Papa “Francisco”, no hubiera existido, si Benedicto XVI no hubiera renunciado a la sede de Pedro.

Be Sociable, Share!