Lobo es el hombre para el hombre

gran_loboParece ser que nos hemos empeñado en romper lo que somos y hacernos daño a nosotros mismos, da igual que hayamos pasado las “de Caín” con algún que otro “loco de la colina”, por ejemplo, un tal “Adolfo Hitler”, un señor que deseaba la raza aria y casi lo consigue el muy pedazo de animal…, pero claro esto son épocas pasadas y cuando surge un “Adolfito” o hijo de tal personaje de esto en las filas de la llamada “derecha”, ¡toma! , movemos “Roma con Santiago”, para que sea eliminado de la faz de la tierra, sin embargo no ocurre lo mismo con los radicales de la izquierda-esos parece que son unos santos-

Pero no te preocupes amigo lector, no pienso escribir sobre estos chicos-ya sean arios, nazis o la madre que los pario-, y además ya tuvieron su cuota de historia en el siglo XX. Hoy me quiero hacer eco de un artículo editado en “El blog de Ignacio Aréchaga en Aceprensa”, el cual lleva por título “El derecho reproductivo a que sea niño”, donde se ha ce eco de un articulo editado en  El País el pasado 26 de junio, donde se argumenta-yo diría más bien  se defiende-, el derecho a elegir “el sexo de mi hijo”, pues como creo que argumenta con buen criterio “Aréchaga”, la crisis ha llegado a las clínicas de reproducción asistida, por lo cual se están quedando sin clientela y han decidido poner el foco en este nuevo derecho reproductivo.

Por medio de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP), se pretende que el Congreso permita elegir el sexo del bebé. ¿Pero qué es eso de los “derechos reproductivos”? A lo mejor todo esto te suena a chino, o quizás no, pero si te hablo de las Conferencias del Cairo sobre Población y Desarrollo (1994) y la Conferencia de Pekín-Beijing- sobre la Mujer (1995), quizás te suene con más claridad. De todas formas esto es-creo yo-, como ocurre por desgracia con los argumentos para legalizar el aborto; “es que si no hemos de ir al extranjero, ¡y eso es caro!, sólo es posible para los señoritos”

Pero volviendo al desarrollo de estas dos conferencias, en las mismas, tanto países como ONG a favor del control de natalidad, presionaron todo lo que pudieron y más, para que los “derecho reproductivos” fueran reconocidos como tal. Y de este modo pasan a engrosar la lista de los derechos del hombre.

 Y es que desde entonces las ONG`s que abogan por el control de natalidad junto con el más rabioso y radical de los elementos defensores de la Ideología de Genero, están presionando a Naciones Unidas (ONU), para que todo ello sea reconocido de una manera efectiva y abierta.

Cómo se suele decir, detrás de todo ello tenemos las políticas de planificación familiar con su joya de la corona que es “el aborto”, y si no, aquí te dejo el listado de esos derechos reproductivos “tan cacareados”;

  • Autonomía y autodeterminación del propio cuerpo.
  • A la vida.
  • A la procreación.
  • A la salud reproductiva
  • A obtener información adecuada sobre el funcionamiento reproductivo de nuestro cuerpo.
  • Al acceso a los servicios sanitarios de salud reproductiva y planificación familiar.
  • Al acceso a los avances científicos en materia de reproducción.
  • A decidir sobre la reproducción sin sufrir discriminación, coerción o violencia.
  • A interrumpir el embarazo en los casos en que la ley lo permita.

Cómo veras no tiene desperdicios, en palabras de “Plauto”, “Lobo es el hombre para el hombre, y no hombre, cuando desconoce quién es el otro”, por desgracias que frase más aceptada la de este escritor y eso que fue escrita muchos años antes de Cristo viniera al mundo.

Be Sociable, Share!