Ahogado contraluz.
Pájaro asustado entre callejones..
Sombra que araña el pavimento, texturas de hambre y esperanza.
Sonrisa engañada, corazón bajo la lluvia, los Chicos
nos buscan lavado el rostro,
abierta la mirada espejo,
luces que habitan el futuro.

El tiempo de hoy cubre de burlas
lo que no quiere de nosotros, lo que no sabe.
Nos mide por el rasero del esclavo
que pagó con oro el hierro de sus cadenas.

Los chicos aúllan desde lo alto del muro.
Piden alas, caballos, motores…
Lobos que guardan el bosque imposible,
aeropuerto a los planetas, abierto el pecho,
fletado a las estrellas el corazón ¡Despertad!
Despertad con ellos
en vuelo rasante por el coma de las ciudades dormitorio
rompiendo la barrera del sueño ventanas arriba ¡despertad!
a través del miedo y la bruma por el filo de los pararrayos
por encima de los paraguas y los tejados-caparazón
cárcel, corazón cobarde, humo
de naves que no ardieron ¡despertad!
que está cerca el sueño definitivo
y os encontrará dormidos
desde el día en que el temor
os pudrió las alas.

Que han venido a lomos de la tormenta
porque os oyeron gritar
por los que no podían,
colgar la mirada en el átomo y las auroras,
el sol en la punta de los dedos,
el rastro del héroe que huyó hasta encontraros,
probar la vida y borrar
el camino de vuelta.

D e s p e r t a d.

 

3 Responses to ¡Despertad!

  1. charcos65 dice:

    este poema habría que gritarlo cada día…. a ver si despertamos

    😉

  2. Delia dice:

    Tenía ganas de leerlo, lo recitaste fenomenal y nos despertamos todos.
    Por cierto, un disfrute la entrevista. Lo único que no me quedó del todo claro es tu opinión acerca de lo de escribir sobre uno mismo; ya sabes, hacia el final. Ya hablaremos.
    Besos.
    PD. ¿Te vemos esta tarde en lo de Olaia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *