Día Mundial de la Prevención del Suicidio

¿Del suicidio no se habla?

Hoy es el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, una fecha desconocida para casi todos, que los medios de comunicación ignoran, ya sea por desconocimiento, miedo o desinterés. Pero hoy estoy contento. A raíz de la publicación del libro que da título a este blog, han pasado cosas que antes no pasaban. Ayer aparecía la noticia en el programa de Televisión Española, La Mañana de la 1, con un breve intervención mía. Es una novedad, que un programa de televisión generalista aborde un tema que espanta. Lo hicieron de forma sumaria, pero lo hicieron. Y hoy, el periódico El País, publica una doble página, muy completa, documentada y constructiva sobre el tema de la prevención, firmada por María Victoria Ennis. Junto al artículo principal, titulado “Faltan radares para anticiparse al suicidio”, también aparece un texto mío, que en El País han titulado “Información para salvar vidas”. La iniciativa de este reportaje hay que atribuirla a la intervención de Juan Cruz, que participó en la presentación de mi libro y que prometió aquel día proponer este trabajo en el periódico. Y así ha sido. Ahora solo cabe esperar que otros medios de comunicación se sumen a las iniciativas de TVE y El País y comiencen a darle visibilidad a una fecha y una cuestión que reclaman urgentemente atención pública.

El mapa mundial del suicidio arroja un saldo de un millón de víctimas al año, una cifra demasiado alta para permitirnos el lujo de mirar hacia otro lado. La Organización Mundial de la Salud reclama programas de prevención, que se demuestran capaces de reducir la incidencia del suicidio en un 30%. Si conseguimos superar el estigma implícito, quizás podamos evitar muertes que cierran definitivamente una vida ante situaciones que pueden ser temporales o reversibles. Para eso, empezar a hablar es el primer paso.

 

 

 

0

Juan Carlos Pérez Jiménez es doctor en Ciencias de la Información, sociólogo y profesional de los medios de comunicación desde hace más de 20 años.
Más información

La mirada del suicida (Plaza y Valdés, 2011) afronta las repercusiones de la muerte voluntaria con valentía y claridad, con la sensibilidad de quien ha conocido el dolor.
Más información