Duelo por suicidio ¿dónde acudir?

carteles_suicidio
Existe un nuevo lugar en Madrid al que recurrir para buscar el consuelo más difícil, el de la muerte por suicidio de una persona querida.

La Asociación de Investigación, Prevención e Intervención del Suicidio (AIPIS, www.redaipis.org, y en Facebook: https://www.facebook.com/Prevencion.Suicidio.AIPIS?notif_t=page_new_likes ) ha iniciado un taller de ayuda a los supervivientes de la muerte autoinflingida de un familar o un amigo. El taller pretende ser “un comienzo, una pequeña guía en la elaboración de un duelo que, por sus circunstancias específicas, es considerado de los más difíciles de afrontar”, según dicen ellos mismos en su página web.

También funcionan desde 2012 en Barcelona la Asociación de Supervivientes DSAS (www.despresdelsuicidi.org), impulsada por Cecilia Borrás.

 

 

Be Sociable, Share!

votar

2 Comentarios Dejar comentario

  1. Carmen Alonso #

    Hola Juan Carlos:
    está muy bien tu Libro La Mirada del Suicida, me ha aportado mucha información, soy también Superviviente, ya va siendo hora que se afronte el Tema del Suicidio sin el tabú que existe y que haya campañas de prevención, lo mismo que hay para otros temas. Saludos

  2. Jairo Alberto Cardona Reyes #

    Cioran, el suicidio como proyecto de vida. Reflexiones marginales. Revista virtual. Universidad Nacional Autónoma de México. Año 4, número 20.
    Abril-Mayo 2014. ISSN 2007-8501. Disponible en: http://reflexionesmarginales.com/3.0/cioran-el-suicidio-como-proyecto-de-vida/

    ¿Por qué la gente se suicida? La otra versión. Ariel. Revista de Filosofía. Montevideo, Uruguay. Nº. 15. Noviembre 2014. pp. 47-51. Disponible en: http://issuu.com/revistadefilosofiaariel/docs/filosofia_del_uruguay__revista_arie/1

Escribir un comentario






Juan Carlos Pérez Jiménez es doctor en Ciencias de la Información, sociólogo y profesional de los medios de comunicación desde hace más de 20 años.
Más información

La mirada del suicida (Plaza y Valdés, 2011) afronta las repercusiones de la muerte voluntaria con valentía y claridad, con la sensibilidad de quien ha conocido el dolor.
Más información