Hay más de dos Cubas

29 dic

Sí, sólo ha pasado medio año, pero me vuelvo para Cuba. En el post sobre el futuro de Cuba que escribí tras ese primer viaje, ya señalaba aquello en lo que quería seguir profundizando: mi afán por demostrar la pluralidad de una Isla aparentemente dividida sin remedio entre fidelistas y anticastristas.

En junio escribí lo siguiente:

“Yo pensaba que me iba a encontrar con una Cuba polarizada políticamente, dividida entre defensores a ultranza del régimen y anticastristas beligerantes. En cambio, nos encontramos a personas que no hablan de castristas y exiliados, de revoluciones y dictaduras. Hablan de lo hartas que están de la doble moneda, de lo mucho que les gustaría viajar, de lo lamentable que es ver que la gente que progresa económicamente se deje llevar por el consumismo y la ostentación, de lo mucho que valoran tener asegurado el plato de arroz con judías, de que les da rabia no poder invitarnos a dormir en casa por miedo a meterse en un lío, de que las elecciones son un paripé porque a los de arriba no hay quien los cambie y los de abajo ni se sabe de dónde han salido… Eso también es política, claro. Pero me refiero a que nos encontramos con poco mitin y mucho baño de realidad. Nadie nos hablaba espontáneamente ni de la clase política cubana ni de la disidencia. En cambio, cuando preguntábamos, ninguna de las dos salía bien parada. La gente con la que charlamos nos transmitía similar hartazgo hacia el Gobierno como hacia unos opositores que retrataban como oportunistas y corruptos”.

Los medios de comunicación nos muestran dos Cubas en las antípodas: la Revolución ejemplar que nos venden el Granma y los medios socialistas, frente a la cruenta dictadura que pinta la disidencia a la que da voz la prensa generalista española. Esa aparente polarización esconde una Cuba mucho más plural. Lo vi en la calle y me empeñé en descubrir a colectivos que trabajasen por un futuro mejor con espíritu conciliador.

Al principio me desanimé, porque si buscas información por internet, te encuentras de nuevo con esa polarización. Los blogs y perfiles de Twitter revolucionarios u oficialistas (elegid el término que queráis) se limitan a hacer propaganda gubernamental, y los alternativos o contrarrevolucionarios (ídem) a utilizar cualquier tema para atacar al régimen sin matices. Lo mismo ocurre a simple vista con los movimientos sociales. En el caso de la comunidad LGTB, está la gente cercana al CENESEX (el centro nacional de salud sexual, responsable de las políticas de diversidad sexual y dirigido por Mariela Castro), y frente a la institución, el Observatorio de los Derechos LGTB, cuyo cometido es denunciar la represión de la homofobia en los inicios del castrismo, así como las actuaciones policiales homófobas que se siguen dando en la actualidad.

Cuando contaba a mi gente la decepción, me decían: “Pero, ¿estás segura de que esa pluralidad existe, o igual es que estás proyectando tus deseos?”. Y en esas estaba cuando de repente descubrí a Observatorio Crítico, un colectivo de izquierda transformadora capaz de criticar un sistema tan influido por el estalinismo, pero desde el compromiso revolucionario, el anticapitalismo y el antiimperialismo. Aglutina a personas que a su vez han montado pequeños grupos feministas, de hombres por la igualdad o LGTB. Son personas que denuncian la muerte de una transexual en comisaría el pasado verano, que celebran las medidas aperturistas del Gobierno, pero reclaman más derechos. Voy a celebrar con ellas un debate sobre transfeminismo en el que les trasladaré nuestras experiencias y discursos, y me nutriré de sus reflexiones en torno a temas como la diversidad sexual, la prostitución, o el racismo.

Otro gran descubrimiento fue el periódico digital Havana Times, que publica a diario columnas de personas de lo más diversas (incluidas varias emigradas), que cubren todo el espectro ideológico, salvo los extremos. También voy a poder reunirme con su equipo.
Poco a poco he ido contactando con más gente que quiere una Cuba en la que se mantengan los derechos sociales básicos pero se garanticen las libertades. Una Cuba que pueda avanzar sin abrazar el capitalismo y sin la tutela de Estados Unidos ni de Venezuela. Gente que valora los logros y avances del sistema cubano pero denuncia sin miedo las políticas represivas y discriminatorias. Se organizan de forma autónoma, al margen del Gobierno cubano y de la disidencia ligada a Miami, y por ello desconciertan muchísimo a los dos bandos. Se han salido de ese esquema de confrontación, y en vez de enrocarse en la defensa u oposición al régimen, se dedican a construir un mundo mejor, en su contexto, en el día a día. Son ecologistas que protestan contra las arraigadísimas peleas de gallos o por la tala indiscriminada de árboles, negras cubanas lesbianas, feministas marxistas que se indignan contra el Papa… Y mucho más.

Cuba pasa por un momento de cierta ebullición social, al calor de las tímidas reformas que ha iniciado Raúl Castro: trabajo por cuenta propia, inminentes mejoras en la conexión a internet, alegatos  (ya sea por convicción o forzado por las circunstancias) a favor de hacer autocrítica y favorecer el debate… La gente se atreve más a opinar de todo, monta pequeños negocios en una semana y frecuenta cibercafés clandestinos para enterarse de lo que pasa en el mundo (y en su propio país). Hay también mucha apatía, desánimo y cansancio ante el inmovilismo. Hay escepticismo ante unas reformas que llegan tarde y que no benefician a quienes lo están pasando peor.  Mucha gente alaba el 15-M, la Primavera Árabe o Occupy Wall Street, y lamenta que en Cuba la ciudadanía no se movilice. Pero lo cierto es que hay muchas personas trabajando con entrega y honestidad a favor de ese mundo mejor que hemos estado reclamando en las distintas movilizaciones. Me parece importante dar a conocer su trabajo.

Si os gusta este enfoque, queréis apoyar el proyecto y sentiros parte de él, podéis convertiros en minimecenas, a través de la campaña de financiación comunitaria (crowdfunding) que he iniciado para costear los gastos. Pincháis en este enlace, y en la columna de la derecha elegís la aportación que queréis hacer. El objetivo es garantizar que yo pueda contar estas historias sin depender de que los medios de comunicación generalistas las compren o no,  y sin arruinarme en el proceso de hacer periodismo por mi cuenta y riesgo. Me está pareciendo una vía muy ilusionante para el periodismo social autónomo.

Ya me han apoyado las suficientes personas como para alcanzar el mínimo que pedía, aunque os animo a seguir apoyando la campaña, porque contar con más presupuesto que el indispensable para pagar transporte y alojamiento me permitirá escribir todas estas historias con tiempo y mimo. A cambio, ofrezco recompensas que van desde leer mis crónicas y reportajes antes que nadie, recibir materiales de colectivos sociales cubanos, y regalos especiales en forma de libros y música. Si sois un grupo o colectivo y os apetece que a la vuelta os cuente mi experiencia a través de un coloquio o taller, algunas modalidades de mecenazgo incluyen esa opción. También podéis contactarme por email (june.fernandez1(a)gmail.com). La conexión a internet sigue siendo un asco (se supone que por fin hay fibra óptica desde Venezuela, pero no se ha democratizado), pero me conectaré cada semana para contaros cosas en este blog.

A través de la bloguera Negra Cubana voy a participar en un debate sobre la presión estética que sufrimos las mujeres a través de los medios de comunicación. Yo hablaré básicamente de lo que expongo en el artículo “Porque yo lo valgo”. Pero participarán también Las Krudas, unas raperas cubanas antirracistas, feministas y lesbianistas, que se salen, y nunca mejor dicho, ya que uno de sus temas estrella es “La gorda”. Que lo disfruten.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Be Sociable, Share!

9 Respuestas para “Hay más de dos Cubas”

  1. raullainez 29 diciembre, 2011 en 13:07 #

    Y eso que el otro día te quejabas en twitter de que llevabas un tiempo parada… ánimos con este embarque!

    • June 4 enero, 2012 en 15:53 #

      ¡Gracias, Raúl! Como diría un amigo citando a Neil Young, “rust never sleeps!” (el óxido nunca duerme).

      • Negracubana 12 enero, 2012 en 17:22 #

        La Unión Nacional de Escritores y Artísticas de Cuba (UNEAC) y el espacio de reflexión Mirar desde la sospecha le invitan a participar en el panel «Cómo nos modelan los medios: Imágenes y estéticas femeninas».

        El patriarcado se ha encargado de crear, reforzar y legitimar cierto paradigma de belleza poco relacionado con las mujeres comunes. Los discursos, desde varios ámbitos: la publicidad, la medicina y cosmética, entre otros, sancionan simbólicamente a las mujeres que no cumplen dichas normas. Muchas mujeres, por no decir la mayoría, quedan fuera de dicho patrón, propuesta, que en muchas ocasiones se erige como la única posible

        La periodista y blogguera June Fernández —militante feminista vasca, líder de la revista digital Pikara Magazine—, Odaymara Cuesta y Olivia Prendes —miembros de la reconocida agrupación cubana de rap Las Krudas—, integrarán el panel, donde se abordarán las presiones que, desde los medios de comunicación, se realizan a las mujeres y mostrarán ejemplos de discursos alternativos y progresistas que se han centrado en la diversidad de estéticas, la horizontalidad y la legitimidad de cada una de las nuevas propuestas, más relacionadas con las mujeres comunes: negras, gordas, pequeñas, etc.

        «Cómo nos modelan los medios: Imágenes y estéticas femeninas» se realizará el lunes 16 de enero, a las 4 de la tarde en la sala Villena de la UNEAC.

Trackbacks and Pingbacks

  1. June Fernández - 29 diciembre, 2011

    Porque hay más de dos Cubas. Voy a dar voz a gente comprometida y crítica, que no sale ni en Granma ni en El País. http://t.co/BqjJQquv

  2. undívaga - 29 diciembre, 2011

    Porque hay más de dos Cubas. Voy a dar voz a gente comprometida y crítica, que no sale ni en Granma ni en El País. http://t.co/BqjJQquv

  3. Mujeres Imperfectas - 29 diciembre, 2011

    Porque hay más de dos Cubas. Voy a dar voz a gente comprometida y crítica, que no sale ni en Granma ni en El País. http://t.co/BqjJQquv

  4. Gringa Vieja - 29 diciembre, 2011

    Porque hay más de dos Cubas. Voy a dar voz a gente comprometida y crítica, que no sale ni en Granma ni en El País. http://t.co/BqjJQquv

  5. gentedigital - 29 diciembre, 2011

    Hay más de dos Cubas, @marikazetari http://t.co/RaopZPNa

  6. Blogs cubanos « Blogs cubanos - 2 julio, 2012

    […] Fernández escribe sobre Cuba en Mari Kazetari.Periodismo de gafas […]