Archivos de la categoría Política Educativa

Carajal de Pedro “El Mentiroso”

Carajal2

Lo que era un lastre puntual se ha convertido en perenne. Si Sánchez cree que gobernar es resistir, entonces es que no se entera de nada. Ni siquiera del conejo que Iván Redondo sacó del sombrero en forma de medidas para 2050. ¿Entienden ahora lo del carajal al que me refería al principio?

Por Jesús Salamanca Alonso / Sabido es que el Tarajal es una playa que ha protagonizado la noticia de la invasión marroquí estos días pasados, por estar situada en la Ciudad Autónoma de Ceuta, territorio español. Es más, se encuentra al lado de la aduana del mismo nombre, que separa España de Marruecos. El carajal es otra cuestión bien distinta: el DRAE nos dice que es una voz coloquial con el significado de embrollo, enredo y confusión. A está primera acepción del DRAE es a la que pretendía llegar, desechando la segunda acepción con el significado de “gran cantidad de personal”. Sigue leyendo

Gabilondo no pide perdón a quienes maltrató como profesor

Gabi

Botón de muestra. ¿Quieren los madrileños a un maltratador infantil como presidente?

Visigodos y visigodas: ¡Definitivo, no cabe un tonto más! . Por José Crespo

«Después de los Visigodos y visigodas tendrán que citar a los almorávides y almorávidas, los almohades y claro… las almohadas… ¿no?»

Visigodos-y-visigodas

Visigodos y visigodas

En esto se gasta el presupuesto educativo. La educación les importa un pimiento, solo el adoctrinamiento y las nuevas políticas del absurdo.
Luego tendrán que citar a los almorávides y almorávidas, los almohades y claro… las almohadas… ¿no?
Sin olvidarnos de la invasión de los suevos y suevas, vándalos y vándalas, alanos y alanas, los bárbaros y las bárbaras… ¡Ah! que se me olvidaban los moriscos y moriscas además de los conversos y conversas…
Esto es lo único que se les ocurre a socialistas y socialistos, y demás cargos públicos y cargas públicas.
¡Definitivo, no cabe un tonto más!

PáginaHist

Ignorantes e ignorantas manipuladores y manipuladoras…

La ministra está para el arrastre

Isabel Celaá demostró no saber improvisar ni por qué el diputado, Juanjo Matarí, hacía un planteamiento con tanta seguridad, tan claro y con tanta profundidad.

Juan José Matarí reprochó a la ministra de Educación que se legisle contra la libertad de los padres y al margen de la Constitución. Viñeta de Linda Galmor. Tomado de LA PASEATA.

Por Jesús Salamanca Alonso / La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, ha vuelto a ponerse en ridículo ante un diputado del PP con sobrado conocimiento de la educación especial. Ya es triste tener como ministra del ramo a una desconocedora de la educación, irresponsable en el trato y chulesca en la dialéctica. En su respuesta al diputado, Juan José Matarí, ha demostrado que como ministra no sabe si hiere, mata o espanta. No hace mucho tiempo –con motivo del debate sobre lo que hoy es la LOMLOE— esta señora me demostró que desconocía en profundidad lo que era la educación especial y todo lo concerniente a la equidad. Por eso, como persona tiene mis respetos, aunque cada vez menos, pero como ministra de educación, mis respetos hacia ella son del grado cero. Sigue leyendo

Isabel Celaá: peligro público y mosca cojonera

Cuando los políticos (sean de la ideología que sean) asaltan la educación por la tremenda, casi siempre el gran perdedor es el profesorado.

Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional.

Por Jesús Salamanca Alonso / Cada vez que el socialismo mete la cuchara en la educación, acaba dando la comida a los mismos y deja con hambre a la mayoría. ¿Se acuerdan de la LOGSE, a partir de 1990? Pues, eso mismo. Ni les cuento lo que sucede cada vez que se les llena la boca a los ministros con conceptos como: democracia, igualdad, equidad, reparto, calidad, mejora, valores, competencias, bagaje competencial, currículo, valoración o evaluación en sus diferentes formas. Con ello creen haber inventado un nuevo Cosmos, sin entender que en educación está todo inventado. Tan sólo hay que completarlo con profesionalidad docente y dosis de paciencia y cariño en la transmisión del saber, sin olvidar a la necesaria conjunción de padres, profesorado y alumnado. Con todos esos ingredientes, si se saben ‘agitar’ en perfecto cóctel, casi siempre obtendremos un gran resultado. Sigue leyendo

La ministra, Isabel celaá, vuelve a hacer el ridículo

¡Vaya panda de Gaznápiros, analfabetos y animales de bellota que sientan sus posaderas en la bancada socialista!

Quitad vuestras sucias manos de los niños. Por LInda Galmor

Por Jesús Salamanca Alonso / “Señor Matarí, ¿de dónde viene usted? ¿De qué lejos viene usted?  Usted no tiene ningún contacto, ni con el mundo educativo, ni con los padres, ni con los hijos, ni con los profesores. Usted no sé de qué habla”. Esa fue la respuesta de la ministra de Educación al diputado popular, Matarí. Esa réplica se acompañó de la mofa y escarnio desde la bancada del PSOE, en un intento de despreciar y desprestigiar su intervención. ¡Vaya panda de Gaznápiros, analfabetos y animales de bellota que sientan sus posaderas en la bancada socialista! Pero, como era de esperar, no tardaron en darse cuenta de que quien intervenía por parte de PP era alguien versado, bregado en la educación especial, además de conocedor intenso y apasionado de la problemática y situación de la misma.

La ‘Ley Celaá elimina toda la pluralidad educativa!

Ya casi no queda tiempo, el próximo 23 de diciembre el Senado debatirá urgentemente la aprobación definitiva de la Ley Celaá.

HAZTEOÍR.ORG / Un puñado de votos decidirán el futuro de nuestros hijos, todo el esfuerzo que pongamos en estos días puede marcar el resultado de la votación. Falta el empujón final. Firma para tumbar la ley Celaá en el Senado:

URGENTE: Señores senadores, digan NO a la Ley Celaá y convenzan de la radicalidad de esta ley al resto de la cámara alta.

La lucha contra la Ley Celaá llega a su recta final. Ahora es el momento de reunir todas nuestras fuerzas para tratar derribar esta ley. Por eso hemos aprovechado esta última oportunidad para sacar nuestro autobús contra la Ley Celaá.

Sigue leyendo

Despreciable lenguaje inclusivo

Hay mujeres que son cargos públicos con dignidad y por merecimiento, pero hay otras que son innecesarias “cargas públicas” como las ministras de Igual-Da o Educación.

Por Jesús Salamanca Alonso / No hay duda de que el proyecto de LOMLOE es un atentado a la libertad y al sentido común. Muchos padres lo consideran un desprecio en toda regla y una bofetada a las familias. Tanto la extrema izquierda como el socialismo de caverna ya no nos representan y cuanto antes acabemos con esta mediocridad de Gobierno, antes se sentirá liberada la sociedad. A veces, cualquier camino es válido si ello lleva a la mejora de la colectividad. No podemos seguir perdiendo el tiempo y condenando el devenir a la improductividad; decía Benjamín Franklin que “Si el tiempo es lo más caro, la pérdida de tiempo es el mayor de los derroches”.

Hace unos días critiqué la vulgaridad de algunas páginas del proyecto de LOMLOE. Hablaba de las “sesudas” modificaciones donde sólo se añade la forma del femenino; no dejan de aparecer coletillas risibles como: “…y niñas”; “…y alumnas”; “…y profesoras”; “…y madres”; “…y directoras”; “…y asesoras”; “…y colaboradoras”, por poner ejemplos que se repiten hasta la saciedad. Sigue leyendo

Batalla educativa con la ‘Ley Celaá’

Para el partido en el Gobierno cualquier método sirve con tal de  ver aprobada su totalitaria y mediocre ley de educación.  

Protesta ‘naranja’ contra la LOMLOE o ‘Ley Celaá’: ley que cercena la libertad de los padres para elegir centro educativo para sus hijos.

Por Jesús Salamanca Alonso / Durante el tiempo que esté la ‘Ley Celaá’ en el Senado intentarán colar enmiendas. Lo que no se explica, no sirve ni se afianza. Poner palos en las ruedas no es la mejor forma de trabajar ni la más honrada. Estudiada con detenimiento la futura LOMLOE, compruebo que es peor que lo que hay, además de represiva y contradictoria. Eso sin entrar en el excesivo y vulgar uso del lenguaje inclusivo que, por reiterativo, aburre y convierte en hazmerreír a los partidarios de tal despropósito.

En el caso de la concertada no hay duda de que va a cambiar, pero lo hará a peor por la restricción en cuanto a la elección y por la “cuña” de meter a la administración educativa por medio. Desaparecer, no desaparecerá; no obstante, se pretende sentar las bases para un pleno control muy propio de sociedades dictatoriales que pueden llevar al ahogamiento de esa oferta educativa. Y ahí es donde hay que dar la batalla hasta la extenuación. Sigue leyendo

Abusivo lenguaje inclusivo en la LOMLOE

Si la ministra no arregla el desaguisado, acabará “su” ley pareciendo un TBO feminista y confundiendo el lenguaje inclusivo con el sexual.

En cuestión de protestas, estos días las calles se llenan de lazos naranjas y pancartas con el “#StopLeyCelaá”. Unas quejas que la ministra llama “ideológicas”

Por Jesús Salamanca Alonso / Cada vez que me veo obligado a consultar el proyecto de LOMLOE me llevo sorpresas. Empiezo por comprobar que es peor que lo que ahora tenemos, tanto en la forma como en el contenido. Peca por exceso del vulgar uso del lenguaje inclusivo; es tan reiterativo y aburrido que se convierte en un total despropósito. Hay situaciones contradictorias y torpes como abusar de esa interactividad y, en otras ocasiones, lo pasa por alto por no se sabe qué motivo. La redacción es un hazmerreír y con ella no aprobaría el alumnado de ESO y menos aún el de bachillerato. Bien es verdad que, por obra y gracia de la nueva ley, titulará hasta el apuntador sin esforzarse en exceso.

Fíjense en una contradicción: tanto como abusan del lenguaje inclusivo otras veces se olvidan de ello: “La propia Ley definió las evaluaciones (…) y los aprendizajes de los alumnos (¿y alumnas?) como elementos esenciales para conocer el funcionamiento de ambos y los resultados obtenidos por los alumnos (¿y alumnas?) escolarizados en las etapas obligatorias”. En vez de jugar con esa inclusividad que parecen no dominar, deberían aprender que existen vocablos como alumnado, profesorado, ciudadanía, concejalía… Supongo que la RAE no insistirá más en el tema porque es como predicar en el desierto.

Sigue leyendo