Apropiación indebida del presidente

Hasta ahora los fiscales miraban al tendido o esputaban hacia arriba, pero, claro, ‘ipso facto’ se han sentido abofeteados con la mano abierta.

La Fiscal General del Estado, María José Segarra en la entrega de las condecoraciones a la Fiscalía General del Estado. RR

Por Jesús Salamanca Alonso / No hay duda de que el presidente en funciones está crecido. Tan pronto se siente el dueño de Cuelgamuros como califica a Ciudadanos y al Partido Popular de “derecha cobarde”. Tanto en un caso como en otro tiene motivos para creérselo, además de incentivarse con otras cuestiones en las que también se cree el rey del mambo, el bebé en el bautizo, la novia en la boda y el muerto en el sepelio.

Tal vez, en esto último, empiece a pensar porque su “sepelio político” empieza a tener visos de realidad: no hay más que preguntar a los vecinos del barrio de Pajarillos, de Valladolid, quienes hoy no le han permitido pasear por el mismo y ha tenido que aguantar insulto tras insulto. Lo más suave fue “sinvergüenza”, lo más reiterado “hijo de….su madre”. Y claro, corriendo al coche oficial rodeado de mil y un guardaespaldas, además de con el alcalde vallisoletano y otros cargos socialistas de la comunidad haciendo de mamporreros oficiales y oficiosos. Sigue leyendo

Be Sociable, Share!

Deja un comentario