Archivos por etiqueta: Barça

Lo que pudo pasar y no pasó, entre el Madrid y el Barça

La histórica rivalidad entre el Real Madrid y el Barça merecía que las aficiones de los dos mejores clubes futboleros del mundo vivieran una final inolvidable, que se enfrentaran en la más importante competición europea precisamente cuando ambos equipos cuentan con los dos mejores futbolistas (Cristina Ronaldo y Messi) y los dos mejores entrenadores (José Mourihno y Pep Guardiola) de la época actual. La madre de todos los partidos, el acabóse.

Pero no. Digamos que los postes, las lesiones y el cansancio en el caso culé, y el cansancio y los defensas portugueses (Coentrão en la ida, Pepe en la vuelta) en el merengue, así como los dos inmensos porteros rivales y las secuelas del enfrentamiento entre los dos equipos en la liga española, han provocado que los dos hayan sucumbido en semifinales. El fútbol es así, diremos.

Ahora toca elucubrar. ¿Qué habría pasado en Munich si disputan la final el Fútbol Club Barcelona y el Madrid? Podemos pensar en lo que pudo pasar… y no pasó, como cantaba Sabina en Tratado de impaciencia número 10: Aquella noche que fallaste, tampoco fui a la cita yo.

Habrá más citas, ¿no?

P.D.: Consuelo de tontos: los merengues que se alegraron ayer y los culés que sonríen hoy

El Real Madrid, el Barça y el siete

Por si todavía no te has enterado, la auténtica conjunción planetaria (lo de Obama y Zapatero, en fin, se quedó en agua de borrajas) nos mantendrá en vilo a todos este fin de temporada: en los próximos días juegan el Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid en la Liga, en la Copa del Rey y, de remate, por partida doble, en la Copa de Europa o Champions League.  Cuatro partidazos. Cuatro “clásicos”… y una resurrección: me dice un amigo, por Skype, “Raúl, como El Cid, gana batallas aun estando muerto…” Veremos los duelos mirando de reojo el duelo entre el Manchester United y el Shalke 04 del Siete. Y esta vez no sólo los raulistas deseamos que Raúl meta unos cuantos chicharros, en vez de Chicharito, y le haga un siete al equipo de Ferguson y Rooney. A madridistas y culés nos interesa que quien sobreviva al combate dispute la final contra el equipo germano, ¿no?

Dentro de unas semanas, cuando la conjunción haya terminado, cuando las copas descansen en las vitrinas, ¿cómo recordaremos esta serie de partidos?

Yo diría que con nostalgia. Gane quien gane.

Ojalá los grandes clubes de fútbol pudieran enfrentarse en los grandes campeonatos como los equipos de la NBA: a siete partidos. ¿Os imagináis la que se montaría si el Real Madrid y el Barça pudieran jugar una eliminatoria a siete partidos, como la final de los Lakers contra los Celtics del año pasado o en los tiempos de Magic y Bird? Somos voraces. Siempre, o casi siempre, queremos más.