¿A gusto con el fracaso? #lacrisisdelos40 (2)

“¿Por qué algunos de nosotros somos incapaces de enamorarnos del éxito, o del poder, o de la belleza? –se preguntó–. ¿Porque nos sentimos indignos de ellos, porque nos encontramos más a gusto con el fracaso?”. No creía que esa fuera la razón. Quizá fuera porque uno quería el equilibrio justo, como lo había Cristo, la legendaria figura en la que habría querido creer. “Venid a mí los que estáis en la aflicción y soportáis tribulaciones”.

Tal vez estas reflexiones de Castle en El factor humano, una buena novela de Graham Greene, le habrían servido a Julio Ramón Ribeyro para una anotación de su diario La tentación del fracaso. El fracaso da juego. En cambio, yo solo copio las líneas, las pego aquí  y sigo leyendo. Como si nada.

votar

#lacrisisdelos40

Tengo 39 años, 11 meses y 30 días. Y la crisis de los cuarenta me acecha. Sigue mi rastro adonde quiera que vaya.

Por ejemplo, no puedo olvidar No volveré a ser joven, uno de los más célebres poemas de Gil de Biedma y, según él, el mejor de los que escribió:

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.

Jaime Gil de Biedma publicó estos versos en Poemas póstumos, en 1968, aunque los escribió en la primavera del 67. Hablaba de envejecer, de morir, con 37 añitos.

Tengo 39 años, 11 meses y 30 días. ¿Mañana entro oficialmente en crisis cuarentona?

P.D.: Me llama un amigo para felicitarme, con un día de adelanto. Me dice que no me preocupe, que la vida sigue igual. Pero yo no lo tengo tan claro. Ya no volveré a ser joven.

votar

Tengo una espina

Anoche, cenando, se me clavó una espinita en la garganta. Me he hurgado, he bebido litros de agua, he tragado migas y migas de pan, pero nada de nada. He buscado en internet remedios caseros para lograr que se suelte, pero los he descartado por ahora: ni he metido los pies en agua fría ni me ha dado por chupar un hielo. Ya, debería ir al médico. Pero por ahora me resisto; me digo, y digo, que apenas me molesta.

Trato de olvidar la espinita. A veces lo consigo. El amigo Alain Finkielkraut, en La ingratitud (Anagrama), a cuento de otras cuestiones más elevadas, asegura:

«El olvido es una fuerza irresistible. Para olvidar basta con abandonarse al tiempo que pasa, nadar en el sentido de la corriente, dejar que las cosas sigan su curso, en suma, vivir».

Somos bastante olvidadizos, ¿no? Olvidamos lo que queremos, y lo que jamás deberíamos olvidar.

Pero olvidar los problemas no sirve para que desaparezcan. Ni mucho menos. La puñetera espina sigue ahí.

votar

Tweets encadenados, en Nuestro Tiempo

Este número de noviembre-diciembre me han invitado a publicar una columna en Nuestro Tiempo (¡gracias!). Lleva por título Tweets encadenados y comienza así:

Nos preocupa la pertinaz y puñetera crisis. Crisis financiera, económica, política, democrática, ética.

La política apenas nos divide: casi todos andamos indignados, cabreados, desencantados y/o desilusionados.

Los partidos pugnan para que ese engendro llamado “la agenda” –el orden del día, del año, de la legislatura– beneficie a sus intereses.

Las decisiones de los políticos –y lo que dejan de hacer– influyen mucho en la sociedad. Pero se diría que la sociedad no les influye tanto.

Los políticos suelen ir a su bola. Pero (cambiemos de tercio)… la bola que interesa es la que patean los futbolistas.

El balón no ha dejado de entretenernos. Somos más futboleros que nunca.

(Ya, también somos más rápidos, más altos, más fuertes, más gordos, más teleadictos, más consumistas y requetemás cosas más.)

· Puedes leer completo el artículo en Nuestro Tiempo

___________

P.D.: La verdad, puestos a leer algo en este número de Nuestro Tiempo, más que al invitado yo leería las firmas habituales (Paco Sánchez, Joseluís González, Vidal-Quadras, Cristina Abad, María Eugenia Tamblay), las secciones de cine, series (Alberto García recomienda Merlín), libros, música,… el ensayo Las lecciones de la crisis, de Leopoldo Abadía,  el reportaje Los ocho goles de las guaraníes, de Ander Izagirre, y el artículo de portada, Somalia, los exiliados del hambre, con texto y sobre todo fotos de Daniel Burgui. Qué ojos.

votar

@marianorajoy supera a @patxilopez

Tras ganar las elecciones, @marianorajoy supera a @patxilopez y, creo yo, se convierte en el político español con más seguidores en Twitter. Y @_Rubalcaba_ cambia de nombre: pierde el con y se rodea de guiones bajos.

En el gráfico de Twittercounter de los últimos tres meses, podemos ver cómo los perfiles tuiteros de Mariano Rajoy y de Alfredo Pérez Rubalcaba han crecido rápidamente, sobre todo durante la campaña electoral, mientras que el de Patxi López aumentaba con menos intensidad. Y que esta semana el ganador de las elecciones rebasó al lehendakari.

El gráfico no revela que @conRubalcaba haya pasado a denominarse @_Rubalcaba_, aunque merece la pena señalar que en Twitter el cambio de nombre, precisamente justo el día después de perder las elecciones, provocó que más de un internauta pensara que el socialista había borrado su cuenta. El equipo del político socialista lo justificó en varios tuits, indicando que se ha cambiado por un nombre más personal.

Por cierto, según el equipo de Rubalcaba sus tuits, aunque tuvieron menos seguidores, lograron más repercusión que los del próximo presidente de Gobierno. Tuitearon estos datos:

Nos piden balance campaña 2.0:Twitter Rajoy=114.671seguidores y le retuitearon 29.601veces. RbCb=77.561seguidores y le retuitearon 69.091

¿Quién ha enredado mejor (o menos mal) en las redes sociales? Antes de responder podemos leer a José Luis Orihuela.

Comparar el número de seguidores, la verdad, es parecido a comparar audiencias televisivas o número de lectores. Cantidad no equivale a calidad, ojo.

Más datos: el líder popular aterrizó en la red social el 27 de julio de 2011 y acaba de superar los 3.000 tweets.  El político socialista se unió a Twitter el 24 de mayo de este año y ha tenido tiempo para escribir más del doble, 6.500 tweets. ¿Muchos? ¿Demasiados? (Esa pregunta podría contestarla @pedroj_ramirez, que desde el 10 de marzo de 2011 ha escrito la friolera de 17.673 tweets, y subiendo.)

En cambio, Patxi López debutó en Twitter desde el 1 de septiembre de 2008, y sin embargo no ha llegado aún al millar de tweets. Hoy, Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, ha sustituido la foto de su perfil por un punto lila. Y tras la derrota electoral publicó este tuit:

Mal resultado sin paliativos. Toca dar respuestas de izquierdas a una realidad que no nos puede pasar por encima.

La realidad no nos puede pasar por encima. Ojalá tampoco el ciego caiga sobre nuestras cabezas, como temían Astérix y Obélix.

votar

La vida es extraña y rara

Cómo se escapa el tiempo, canta el gran Fernando Alfaro (Surfin Bichos, Los Alienistas, Chucho) en Extintor de incendios, la primera canción de su nuevo disco, La vida es extraña y rara. A falta de alcohol, la embebo:

Imagen de previsualización de YouTube

La canción comienza con unas frases de El ángel exterminador, de Luis Buñuel:

¿Cuánto tiempo llevamos aquí? No sé, he perdido la cuenta.

Quiero escribir más, pero ando escaso de tiempo. Tiempo al tiempo, siempre.

 

votar

#AgurETA: los llamamientos de los terroristas

«En una reacción química, la materia no se crea ni se destruye, solo se transforma», estudiábamos hace lustros.

Ayer, 20 de octubre, la banda terrorista ETA anunció en un comunicado «el cese definitivo de su actividad armada«. Gran noticia. Pero ya era hora.

¿Y qué más ha dicho o hecho? Sigo entrecomillando. Ha hecho un par de llamamientos.

El primero: «ETA hace un llamamiento a los gobiernos de España y Francia para abrir un proceso de diálogo directo que tenga por objetivo la resolución de las consecuencias del conflicto y, así, la superación de la confrontación armada. ETA con esta declaración histórica muestra su compromiso claro, firme y definitivo«.

El segundo: «ETA, por último, hace un llamamiento a la sociedad vasca para que se implique en este proceso de soluciones hasta construir un escenario de paz y libertad«.

Los llamamientos de ETA, ¿qué son?, ¿qué  implican?

En caso de duda, me gusta echar la vista al diccionario. Elige cuál de estas acepciones de la palabra llamamiento se ajusta más a los de ETA:

1. m. Acción de llamar.

2. m. Vocación despertada por un sentimiento religioso.

3. m. Acción de atraer algún líquido orgánico de una parte del cuerpo a otra.

4. m. Der. Designación legítima de personas o estirpe para una sucesión, una liberalidad testamentaria o un cargo, como el de patrono, tutor, etc.

Sentimientos religiosos no ha habido, no. Tampoco hablemos de fluidos ni de designaciones legítimas. Nos queda el uno, la acción de llamar. Nos llaman, vale, ¿contestamos?

No sé. Queda mucho camino por recorrer, cómo no. Como siempre. Convendría caminarlo sin palabras huecas, llamando a las cosas por su nombre. Sin armas, claro. Y pidiendo perdón.

El atronador grito de #AgurETA (trending topic mundial) que resonó en Twitter es más que revelador. ETA muta, se transforma. Vencida, derrotada, agonizante, trata de desempeñar un papel político. Pero a los ciudadanos nos importa, sobre todo, que ETA muera, que desparezca, que los terroristas se dediquen a otra cosa, decirles agur, adiós, hasta nunca.

votar

Post sin importancia, o casi

Mi especie de diario es fundamentalmente deshonesto: me guardo mucho de anotar las dos o tres cosas determinantes, mientras que lleno páginas y páginas de detalles sin importancia, o casi.

Miquel Barceló, en Cuadernos de África (Galaxia Gutenberg – Círculo de Lectores, 2003).

He dejado varios post en el limbo, guardados en modo borrador, desde que me topé con este parrafito en el muy interesante libro del pintor mallorquí. Post sin importancia, o casi, que nadie echará de menos.

votar

“Mientan siempre” y otras citas sobre el oficio de escritor

Descubro, a cuento de otro tinglado, estas citas que extraje del libro El oficio de escritor (antología de Ana Ayuso editada en 1997 por Ediciones y Talleres de Escritura Creativa Fuentetaja y reeditada en bolsillo en 2003 por Punto de Lectura). No están nada mal:

“Escribo porque para mí no hay otro destino”. Jorge Luis Borges

“Escribir, en cierto sentido, es una actividad que me ayuda a aliviar la tensión de esos secretos sepultados. Recuerdos ocultos, traumas, cicatrices infantiles… es evidente que las novelas surgen de una parte inaccesible de nosotros mismos”. Paul Auster

“A los quince años me veía a mí mismo como escritor mundialmente famoso a los setenta, con una melena blanca y ondulada. Hoy estoy prácticamente calvo”. Vladimir Nabokov

“Es realmente imposible quedarse sin ideas, ya que éstas se encuentran en todas partes”. Patricia Highsmith

“Me gusta decir. Diré mejor: me gusta palabrear. Las palabras son para mí cuerpos tocables, sirenas visibles, sensualidades incorporadas”. Fernando Pessoa

“En cuanto surgen dificultades me retiro, ahí está el gran secreto de la creatividad. A las ideas hay que tratarlas como a los gatos: hacer que ellas nos sigan”. Ray Bradbury

“Cuando escribo acerca de un ladrón me vuelvo ladrón; cuando escribo sobre el capitán Penderton, me vuelvo varón y homosexual; cuando escribo sobre un sordomudo, ensordezco mientras dura la historia”. Carson McCullers

“Yo no sé nada sobre la inspiración, porque no sé lo que es eso. La he oído mencionar, pero nunca la he visto”. William Faulkner

“Escribir es el trabajo más solitario del mundo”. Gabriel García Márquez

“Hay que ser un neurótico para dedicarse a esta tontería –me dice un amigo por teléfono refiriéndose a la angustia de escribir–”. Augusto Monterroso

“Noto cómo una mano inflexible me va sacando de la vida cuando no escribo”. Franz Kafka

“La mayoría de las personas no ven lo que sucede a su alrededor. Este es mi mensaje principal para los escritores: por el amor de Dios, mantengan los ojos bien abiertos”. William Burroughs

“Escribir es hacer un borrador y luego corregirlo hasta desentrañar lo que uno realmente piensa”. Adolfo Bioy Casares

“No empieces a escribir sin saber desde la primera página adónde vas. En cuento bien logrado las tres primeras líneas tienen casi la misma importancia que las tres últimas”. Horacio Quiroga

“Mientan siempre”. Juan Carlos Onetti

“Es preciso decidir qué es más importante: vivir bien o escribir bien. No hay que atormentarse con ambiciones contradictorias”. Stephen Vizinczey

“Es ciertamente razonable pedir a quien se disponga a escribir cualquier clase de libro que, al menos, haga el esfuerzo de aprender algo sobre el tema acerca del que piensa escribir”. Dashiell Hammett

“Una obra que contiene teorías es como un objeto en el que se ha dejado la etiqueta del precio”. Marcel Proust

“Toda novela es sólo la sombra de otra, perfecta y arquetípica, que el escritor ha vislumbrado en sus ensueños”. Luis Landero

“Nada es real si no lo escribo”. Virginia Woolf

Escribimos y escribimos infinitos correos, tuits, actualizaciones de muros, documentos y más documentos, casi siempre en teclados pero cada vez más haciendo malabares en diminutos teclados telefónicos o en pantallas táctiles, mientras nos cuesta reconocer nuestra propia letra cuando recurrimos a un lápiz o un bolígrafo… Escribimos más que nunca, pero el oficio de escritor lo siguen practicando, bien, sólo unos pocos afortunados.

votar

María Kodama, Borges y Fernández Mallo, en Twitter

Ni María Kodama ni Agustín Fernández Mallo escriben aún en Twitter. Y aunque Borges sea inmortal, tampoco tuitea. Nos queda imaginar cómo habría zanjado la polémica. ¿Le habrían bastado con 140 caracteres?

Resumo: Hace unos días trascendió que María Kodama, la viuda del genial Jorge Luis Borges, ha obligado a retirar de las librerías  El hacedor (de Borges), ‘Remake’, de Agustín Fernández Mallo. En numerosos periódicos y blogs podemos leer la noticia y el comunicado de Alfaguara, la editorial de Fernández Mallo. En Twitter, como casi siempre que ocurre algo, nos topamos con opiniones y reacciones muy diversas. He recopilado una pequeña selección, en la que podemos comprobar que la «Kodasura» ha sentado bastante mal.

He tenido que hacer un pantallazo y pegar como una imagen la sarta de tweets, porque embeberlos uno a uno me estaba resultando demasiado laborioso (en teoría podría usar Blackbird Pie, pero me da errores, así que acepto sugerencias sobre plugins de WordPress o cualquier truco para embeber). Si quieres retuitear alguno de ellos, durante unos días aparecerá este listado en mis favoritos de @gentedeinternet.

(Ssi encuentras algún tweet interesante, avísame a través de la sección de comentarios, o vía tuitera escribiéndome a @gentedeinternet.)

votar

¿Qué es Goldman Sachs?

Recordemos, de nuevo, a Alessio Rastani, el broker soñador. Dijo, entre otras perlas:

«Los gobiernos no dirigen el mundo. Goldman Sachs dirige el mundo. A Goldman Sachs no le importa este rescate, ni tampoco a los grandes fondos».

Vale, pero ¿quién o qué es Goldman Sachs?

Primera opción. Su web. Es un pelín confusa: en la portada no aparece la palabra banco. Y un vistazo al mapa del sitio puede abrumarnos:

http://www2.goldmansachs.com/sitemap/

En formato tuitero, podemos destacar algunas frases que encontramos pinchando en los principales elementos del menú:

Goldman Sachs brings people, capital and ideas together to help our clients and the communities we serve.

We provide a wide range of financial services to a substantial and diversified client base that includes corporations, financial institutions, governments and high-net-worth individuals.

Each of our businesses has different focus areas, goals, time horizons, investing styles and clients, so it is not unusual for individuals to have different views on similar topics.

Segunda, la siempre útil Wikipedia desgrana su historia y describe sus datos generales, sus negocios, sus predicciones y el papel del grupo durante la crisis de 2008. Algunos extractos wikipédicos:

El Grupo Goldman Sachs (The Goldman Sachs Group, Inc.) o simplemente Goldman Sachs (GS) es uno de los grupos de inversión más grandes del mundo. Fue fundado en 1869.

Durante la crisis financiera de Estados Unidos del 2008 y ante la posibilidad de afrontar la bancarrota, el 21 de septiembre de 2008, Goldman Sachs recibió autorización de la Reserva Federal (FED) para dejar de ser un banco de inversión y convertirse en un banco comercial.

En el año 2006, Goldman Sachs tenía 26.500 empleados en todo el planeta y reportó ganancias por US$9.54 mil millones y un récord de ganancias compartidas de $19.69.4 Según el informe, la compensación total por empleados en 2006 estaba en US$622,000.5 El actual director ejecutivo oficial es Lloyd C. Blankfein.

En varias películas de investigación sobre la crisis financiera del 2008 entre las que cabe destacar Capitalismo: Una historia de amor de Michael Moore ha sido marcada como una de las responsables de fomentar y encausar la crisis para beneficiar a los sectores ricos.

Tercera: la prensa de estos días. Después del revuelo que ha organizado el amigo Alessio, el vídeo se ha embebido por doquier. Buscando, con calma, podemos encontrar algún que otro perfil de la empresa. El más completo que he encontrado lo ha publicado El Confidencial y lo firma Esteban Hernández:

Goldman Sachs, los monjes banqueros que gobiernan el mundo

Goldman Sachs es el más exitoso de los bancos de inversión, pero también el más repudiado. Para muchos, GS es el ejemplo a seguir; para otros, es el tipo de compañía que representa todo lo que va mal en el mundo de los negocios. Y, desde luego, esa imagen dual no molesta demasiado a sus principales responsables, que no parecen estar haciendo nada por evitarla. Empezando por su dirigente máximo, Lloyd Blankfein, quien no ha tenido reparo alguno en declarar que “hacemos el trabajo de Dios” o que, a pesar de la crisis, “nuestros profesionales tienen que seguir haciendo lo que hacen. No estoy dispuesto a poner límites a su ambición”.

Continuar leyendo

Esteban Gómez cita además el libro El banco. Cómo Goldman Sachs dirige el mundo (Editorial Deusto), de March Roche. Resulta que Alessio no es el único que sostiene que Goldman Sachs  mueve los hilos de este mundo nuestro.

Goldman. Gold significa oro. Man, hombre. Ya sabemos que no es oro todo lo que reluce.

votar

«Todo el mundo sabía que los presupuestos se inflaban»

Este parrafito figura en una novela. Alude al cine en tiempos de Franco, aunque bien podríamos cambiar tres o cuatro palabras para hablar de este tiempo, y de otros ámbitos. Pero digamos que es ficticio:

«Los tiempos de producir películas con vistas a permisos de importación quedaban en la lejanía, pero había otras ayudas nada despreciables. Con el crédito sindical y unas cuantas letras de cambio de la distribuidora, un productor avezado podía comenzar sin invertir ni cinco céntimos de su bolsillo. La distribuidora soltaba las letras sin más garantías que el nombre de los protagonistas y del director, porque los exhibidores estaban obligados a consumir una cucharadita de cine nacional por cada cucharada grande de cine extranjero. El crédito sindical se concedía sobre un presupuesto que era preciso inflar, pues todo el mundo sabía que los presupuestos se inflaban. Era como humedecer el recorte de papel. El que no lo hacía, estaba frito. Terminada la película, y de acuerdo con la clasificación obtenida, llegaban las ayudas a fondo perdido. Resultaba, en conjunto, un negocio tentador. Y más seguro, todavía, en caso de coproducción, pues el film se consideraba nacional en los países participantes».

(Las negritas las he puesto yo.) Aparece en El ayudante del verdugo (1971), una de las tres novelas que Mario Lacruz (1929-2000) publicó en vida. Las otras dos, El inocente (1951) y La tarde (1955), también figuran en Trilogía de la culpa (2009, Editorial Funambulista), un tocho muy recomendable.

Trilogía de la culpa, de Mario Lacruz. En la portada, Lacruz a los 15 años.

Aunque Lacruz quizá no aparezca en los manuales de literatura española del siglo XX (en su tiempo fue más conocido por su labor editorial en sellos como Plaza & Janés o Seix Barral), sus novelas resisten muy bien el paso del tiempo. Más que modernas, parecen actuales, escritas hoy, aunque nos trasladen a la España franquista. Narra sin artificios, directo. En fin, no voy de crítico literario por la vida, sino de citador. He abierto esta entrada porque, además de las anteriores, he subrayado estas líneas de El ayudante del verdugo:

«No es de extrañar que una generación corrompida engendre una generación de necios».

«Yo puedo estar podrido, pero al menos no me hago ilusiones»

votar