El eterno retorno de la peonza

En este mundo nuestro hay grandes acontecimientos que se repiten una y otra vez. Fenómenos que van y vienen. Que nos abandonan y retornan misteriosamente. Aunque, como suele ser habitual, los analistas, expertos y tertulianos nunca se ponen de acuerdo al diseccionarlos,  Quizá algún día la física cuántica o la teoría del caos nos ayuden a comprenderlos, quién sabe…

Ha vuelto la peonza, amigos. En cualquier patio de colegio o parque infantil las podéis encontrar, girando y girando.

Pero los niños, ahora, las usan de plástico. Y no es lo mismo. No se pueden decorar y proteger con chinchetas. Bueno, quizá eso dé igual, porque no veo que nadie juegue a cascarlas. Ahora los chavales intentan (bueno, intentamos, que le tiren la primera piedra al primer padre que no haya lanzado una Saturno, una Roller) hacer acrobacias: que si el boomerang, el murciélago, el cohete… Es divertido, pero nada como hacer el animal con un buen trompo de madera, como en nuestros tiempos…

La peonza ha vuelto. Nosotros seguimos allí.

votar

Etiquetas:

3 Respuestas para “El eterno retorno de la peonza”

  1. Leandro Pérez Miguel 11 abril, 2011 a las 8:10 #

    La peonza ha venido, y nadie sabe cómo ha sido. Pero ahora son de plástico http://bit.ly/gckAqz

  2. an-ba cocinas 11 abril, 2011 a las 8:13 #

    @gentedeinternet y las hay hasta sin cuerda (pero giran) para niños de 4 años http://bit.ly/gckAqz

  3. Jorge Chisvert 11 abril, 2011 a las 22:48 #

    compartido El eterno retorno de la peonza:
    En este mundo nuestro hay grandes acontecimientos que se repiten una… http://bit.ly/gJ7Sgv