Un blog apátrida

Un blog no tiene por qué ser un refugio para escritores frustrados, ni una guarida para escribidores sin fuerzas o talento para emprender obras mayores, aunque también puede serlo. (También puede ser muchas más cosas, basta darse un garbeo por bitacoras.com para comprobarlo: abundan los blogs temáticos, especializados, los personales,… la blogosfera está repleta de contenidos interesantes). Vale. Pero este blog, aquí y ahora, renace porque estoy harto de teclear correos electrónicos, porque me apetece escribir algo que no sea «útil» o clasificable, que no sirva para nada, algo desgenerado:  textos apátridas.

Al comienzo de Prosas apátridas, el gran Julio Ramón Ribyero explica que los textos que ha reunido en ese volumen los considera «apátridas», pero el escritor peruano no habla de patrioterismos ni nacionalismos: son apátridas porque «carecen de un territorio literario propio. Al reunirlos en este volumen he querido salvarlos del aislamiento, dotarlos de un espacio común y permitirles existir gracias a la contigüidad y al número».

Ribeyro (me repito, me da que esto ya lo he contado) podría haber agrupado sus textos en un blog apátrida. Aquí, con peor prosa y menos puntería, voy a tratar de seguir sus pasos. Tropezando, cómo no.

votar

Etiquetas: ,

3 Respuestas para “Un blog apátrida”

  1. Leandro Pérez Miguel 25 enero, 2011 a las 18:15 #

    En el mantenido: este blog renace porque estoy harto de teclear correos electrónicos… http://t.co/Mz9qfKj

  2. Henrique Mariño 25 enero, 2011 a las 18:42 #

    El mantenido, un blog apátrida http://bit.ly/f5i1tr Por Leandro Pérez Miguel @gentedeinternet

  3. gentedigital 25 enero, 2011 a las 18:52 #

    Un blog apátrida, en El mantenido de @gentedeinternet http://fb.me/QNJr8LiD

Deja una respuesta