La autoridad del Dios de la coherencia

El evangelio de hoy reproduce una expresión que resuena con fuerza: al hablar de Jesús destaca que “enseñaba con autoridad”.

Jesús, Dios mismo hecho hombre, viene a este mundo a anunciarnos la Buena Noticia, su plan de salvación para el mundo. Y lo hace de una forma bien simple y directa: haciendo lo que decía y diciendo lo que hacía.

Un mensaje claro y una vida coherente.

Y esa coherencia era la que le otorgaba la autoridad de la que habla el evangelio. No se trataba de la autoridad de la fuerza, de la imposición, del grito, de la violencia, del miedo… sino de la autoridad de quien no tenía nada que esconder, de alguien que marcó una línea clara en su trayectoria vital, de aquel cuya vida fue el mejor ejemplo…

En un momento de la historia en el que se predica desde muchos ámbitos de la sociedad sobre la honradez, sobre la igualdad, sobre el servicio, sobre la honestidad, sobre la defensa de los débiles y, al mismo tiempo, aumentan las desigualdades, se multiplican las corruptelas y cada cual parece ir únicamente a salvar su propio pellejo… el mensaje de quien supo predicar con el ejemplo, dando su vida de una forma dramáticamente literal, sigue sonando nuevo, diferente, radical, revolucionario.

Y quienes nos llamamos cristianos, quienes nos contamos entre los seguidores de este Dios coherente, estamos llamados simple y llanamente a vivir como Él vivió. «El que dice que permanece en Él Señor Jesús, debe andar como él anduvo» I Juan. 2, 6. Ni más, ni menos. Con nuestras limitaciones, con nuestras debilidades y con nuestros espíritus inmundos… pero, eso sí, con humildad y con su ayuda.

Así que, si afirmamos que somos cristianos y vivimos en la crítica, en el rencor, en el egoísmo, en el odio, en la venganza, en la búsqueda del favor de los poderosos, en la mentira… sencillamente estamos negando con nuestra vida lo que dice nuestra boca. Podemos fallar en el intento, pero nuestro objetivo no puede ser otro. Es una propuesta radical, que no admite rebajas.

Comparte este post

    Etiquetas: , , , ,

    votar

    1 comentario Dejar comentario

    1. En Echadlared, sobre la autoridad que emana de la coherencia y sobre el reto de quienes nos llamamos cristianos http://t.co/WFVN1IEC