Cáritas: oasis de cohesión social

Hace unos días os comentaba que he asistido a varias jornadas formativas de Cáritas. En aquel post hablaba en concreto de un proyecto de esta organización que me hizo reflexionar sobre el aislamiento que vive nuestra sociedad. Entonces prometía un post específico sobre la actividad de Cáritas en general. Y, como lo prometido es deuda, aquí va…

Convendría que valoremos como merece la labor que viene desarrollando esta organización históricamente, pero más concretamente en la difícil situación que atravesamos en los últimos tres o cuatro años. Las personas que trabajan en Cáritas reconocen que a ellos no les hacía falta que un Gobierno o los analistas les informaran de que había crisis, porque ya en 2006 y 2007 empezaron a ver cómo aumentaban las demandas de ayuda. Y es que Cáritas ha sido y es el mejor barómetro de la salud económica y social del país, de ese llamado Estado de Bienestar, en el que no todos están incluidos…

Empezamos con las cifras. Según la memoria de esta entidad de 2009 (aún no disponemos de los de 2010), Cáritas apoyó ese año a más de 6.200.000 personas (de las que 1.500.000 fueron atendidas en España y el resto a través de proyectos de cooperación internacional). Hablamos de una organización que aglutina en nuestro país a casi 60.000 voluntarios y a unos 4.600 empleados; que invirtió en proyectos en España 205 millones de euros (aumentando los fondos invertidos desde 2000 en casi un 50%) y que recibe el 62% de sus fondos del ámbito privado (donativos, donaciones, etc.).

Estas son las cifras, que ni mucho menos son frías… detrás de esas 1.500.000 personas atendidas en España en 2009 hay 1,5 millones de realidades que pueden desembocar o acentuar situaciones de vulnerabilidad social o de exclusión. Y detrás de esas casi 65.000 personas que trabajan por los más desfavorecidos hay una aportación fundamental a la cohesión social de nuestro país. Hay una labor asistencial diaria, desarrollada con esmero, calidad y calidez (que, en muchos casos, son tan importantes o más que el apoyo económico).

Pero me gustaría ir más allá, a cuestiones que quizá no todo el mundo conoce. Y es que, para que una organización integrada en casi un 93% por voluntarios (es decir, con dedicación parcial) sea capaz de desarrollar tantas actividades y tratar a tantas personas, es necesaria una organización ejemplar. Y Cáritas la tiene.

Hay en Cáritas una labor fundamental de organización y reflexión de la que depende gran parte de su éxito: definir grupos objetivo (menores, jóvenes, adultos, mayores) entre todas las capas sociales (los integrados, los vulnerables o los excluidos); detectar situaciones (drogodependencias, enfermedades, falta de hogar…); organizar grupos y aprovechar sinergias. Hablamos de miles de proyectos, organizados de forma impecable, para no desperdiciar ni recursos, ni las expectativas de quienes solicitan ayuda.

Pero también hablamos de una ayuda comprometida que, al mismo tiempo, demanda el compromiso de quien la solicita. Se trata de ayudar en las necesidades puntuales, pero también de provocar que se pueda salir de esa situación de vulnerabilidad o de exclusión. Y de que la persona sea la responsable de su vida, que camine hacia su propia recuperación y que supere los momentos difíciles con ayuda, pero fundamentalmente con su esfuerzo y su trabajo… recuperando su dignidad y la autonomía en su vida.

Os invito a conocer y a apoyar (con vuestro tiempo o vuestros recursos económicos) a esta institución que lleva años trabajando por aquellos a los que no se quiere ver; personas y colectivos que no siempre forman parte de estadísticas, que están al margen de las ayudas; personas, en definitiva, abandonadas.

Sin duda, hoy en día, en nuestro país, Cáritas es un auténtico oasis de cohesión social.

Comparte este post

    Etiquetas: , , ,

    votar

    2 Comentarios Dejar comentario

    1. @Echadlared resalta las acciones de Cáritas http://fb.me/MMqNfeVY

    2. Cáritas, un oasis de cohesión social, en el blog http://goo.gl/1YMwB