Sep 052018
 

Es muy frecuente que los emprendedores no tengan claro cuál es el mejor momento para buscar la ayuda de un profesional de la asesoría jurídica. Pero existe una serie de asuntos en las que es fundamental contar con expertos en estos temas, para evitar sorpresas desagradables.

Cada empresa es un mundo, y siempre existen personas que desean realizar todos los trámites que puedan ellas mismas. Pero tal como te comentaba, algunos temas son especialmente delicados y requieren de ayuda profesional. Se trata, entre otros, de los siguientes.

Decidir la forma jurídica que debe tomar la empresa

Dependiendo del caso, puede ser mejor tan solo darse de alta como autónomo, o bien crear una sociedad. Son muchos los aspectos a tener en cuenta para tomar una decisión, desde que el proyecto sea individual, hasta el tipo de actividad o la responsabilidad frente a terceros. Por ello, siempre es mejor recurrir a un experto en asesoría antes de decidirse por una u otra opción, ya que conviene examinar al detalle todos estos factores.

Resolver los trámites a realizar en Notaría

A la hora de crear una empresa, es muy habitual recurrir a una serie de trámites bastante estandarizados. Hay que tener en cuenta también que una de la función del Notario es asesorar en Derecho privado, antes de proceder al otorgamiento de la escritura pública.

Es decir, un emprendedor puede ir a la Notaría y preparar todo lo relativo a la constitución de su empresa directamente allí. No obstante, es mucho mejor que este cuente con ayuda de expertos, para que coordinen la firma ante Notario, y todo el proceso anterior y posterior, de forma que se pueda asegurar que se siguen los cauces adecuados y no se mete la pata con algún factor irreversible.

Cuidado con la RGPD (Reglamento General Europeo de Protección de Datos), ¡que te la juegas!

La mayor parte de los negocios tratan en su día a día con datos de tipo personal, razón por la cual, están obligados a cumplir la RGPD. Se trata de una normativa muy estricta, por lo que lo mejor es recurrir a un profesional que la conozca al detalle. Esto es de aplicación tanto para empresas que tratan datos sencillos, como en otras en las que la situación se complica.

El empresario corre el riesgo de ser sancionado por el incumplimiento de sus obligaciones legales en este tema, pero también peligra su imagen como profesional. Algo que luego, no es tan fácil de reparar.

¡No te confundas con el registro de tu marca!

Algo también frecuente en el ámbito de la asesoría es que los clientes piensen que basta con registrar su dominio, y hacerse un perfil en una red social, para que puedan disfrutar plenamente de su nombre de empresa. Pero esto no es así.

Lo cierto es que el registro de la marca es lo que realmente prevalece sobre cualquier otro registro de otro tipo. Si de verdad se desea una diferenciación, es fundamental solicitar la marca cuanto antes.

Un proceso que a veces puede tardar tan solo dos meses en estar resuelto, pero que se puede alargar por similitud con otras marcas. Así que lo mejor es acudir a los profesionales para tener listo este trámite a la mayor brevedad.

Imagen de previsualización de YouTube
Be Sociable, Share!
 Posted by at 16:48

  One Response to “Cuatro razones de peso para pedir la ayuda de un asesor”

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)