Cuenta toda la prensa (y este párrafo lo tomo de El País) que El papa Francisco tiene coche nuevo: un Renault 4 de color blanco, fabricado en 1984 y con 300.000 kilómetros de experiencia, regalo de don Renzo Zocca, un cura de Verona a punto de cumplir los 70 años, que le escribió una carta al Papa. Le decía que se sentiría honrado si él, un Papa humilde, aceptara ese regalo de un viejo cura de barrio obrero.

zz002Hoy leo en la Voz de Galicia un breve y gran reportaje, muy bien pensado, hecho con finura y gran sobriedad, en el que surge el lema que figura como titular “Yo también tengo un papamóvil“. Genial asociación.

Así se ve el arranque:

zz001Muy prometedor. No defrauda. Buen periodismo.

Además, imagino, los de Renault, frotándose las manos…

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *