Se entiende el enfado monumental de Enrique Dans con el próximo cierre de Google Reader. Un enfado que muchos compartimos, profundamente enfadados ante la prepotencia y la falta de lealtad con sus usuarios.

Así comienza el texto de Enrique Dans, Google y el desprecio a sus usuarios: el cierre de Google Reader:

Google decide, en una de sus temidas “limpiezas de primavera“, anuncia la retirada de Google Reader, la herramienta en la que muchos no solo leemos las noticias, sino que también las almacenamos, gestionamos o compartimos por correo electrónico. Una herramienta que caracteriza, precisamente, a un segmento de usuarios que tiende a la sistematización de la absorción de información, al análisis, a la lectura eficiente de titulares, a la gestión de repositorios… sin duda la herramienta que más utilizo a lo largo de mi día, mucho más que el buscador o que cualquier red social. Mucho más que una herramienta de lectura, Reader es una herramienta de investigación: a donde vas para rebuscar entre las noticias que leíste en los últimos tiempos, para encontrar aquello que marcaste con estrella, para llevar un registro ordenado de tus fuentes de información… una herramienta, a día de hoy, completamente insustituible.

Google Reader es el lector de feeds más popular del mercado. Su aparición en 2005 supuso la migración de muchos miles de usuarios desde lectores como Bloglines y otros: en muy poco tiempo, Reader obtuvo el claro liderazgo en un segmento que, a pesar de no tener una popularidad muy elevada por caracterizar a un usuario de nivel avanzado en su relación con la información, sí genera una gran fidelidad a muchos niveles. Los lectores RSS no son para todo el mundo, no son un producto mayoritario, pero sí son excepcionalmente útiles para aquellos que sabemos sacarles partido.

Para los que tenemos un blog, la eliminación de Reader es un auténtico disparo en la línea de flotación: Reader es la manera en la que muchos de nuestros usuarios más fieles reciben puntualmente la información, uno de los sitios en los que mostramos publicidad, en donde nos enfrentamos a la lectura de fuentes en un formato cómodo que facilita el escaneo rápido de titulares, o donde almacenamos aquello que nos pareció interesante y sobre lo que pensamos escribir posteriormente. Una herramienta que tiendes a mantener abierta en tu navegador en todo momento, que te sirve para ver de un vistazo si tienes poco o mucho por leer, que se introduce en tu rutina diaria y te ayuda a organizar muchísimas cosas.

(sigue)

Posible solución: feedly

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *