«Un día, hijo mío, todos estos adaptadores de corriente en perfecto estado, que hace tiempo sobrevivieron a los productos para los que fueron diseñados, serán tuyos».

___________

No se puede resistir la tentación de reproducir esta viñeta del New Yorker de esta semana.

Porque todo el mundo, hoy, se dedique o no a profesiones de comunicación, se encuentra en una tesitura semejante: lleno de adaptadores y alimentadores con cables sueltos colgando por ahí, en estanterías, cajones, armarios, e incluso metidos en cajas de cartón, listos para ser tirados a la basura. Pero que siguen ahí, por el atavismo del por si acaso (falla el que tengo, salgo de viaje, le hace falta a un pariente o un vecino, etc.). Y en principio tenemos experiencia de que ese por si acaso no suele llegar casi nunca.

Y terminamos teniendo algo que se acerca peligrosamente al museo imaginario de la viñeta.

La razón por la que duren más esos alimentadores o cargadores que los aparatos alimentados y cargados forma parte de uno de los misterios más profundos de nuestros días.

Y la razón por la que no nos deshagamos de ellos es también misteriosa.

Quizá uno de los propósitos prácticos del nuevo año bien puede ser deshacerse de semejante morralla. Tirándolos a la basura o buscando una Ong que los lleve a personas necesitadas en otros países (aún recuerdo cómo nos pidieron -a un equipo de filmación- en un país africano que les dejáramos las pilas usadas de unos receptores de traducción simultánea: aquellas baterías aún a media carga eran allí un tesoro).

En fin, de todos modos, más de uno pensará que -caso de deshacerse de esos adaptadores de corriente- casi enseguida necesitará uno de ellos de modo imperioso.

Esa lógica más bien perversa es la que lleva al aire de naturalidad o de inevitable realidad en lo que dice a su hijo -en la viñeta del New Yorker– ese ciudadano corriente y moliente, ya convertido en estólido, ineluctable y avezado coleccionista de adaptadores.

Feliz Año Nuevo 2012! Y quizá un pequeño propósito tecnológico…

 

2 Responses to Feliz Año Nuevo 2012: un pequeño propósito tecnológico

  1. JJG Noblejas dice:

    Desde "Cotufas en el Golfo", Feliz Año Nuevo 2012: un pequeño propósito tecnológico http://t.co/qNIZ8RuL

  2. JJG Noblejas dice:

    RT @noblejas: Desde "Cotufas en el Golfo", Feliz Año Nuevo 2012: un pequeño propósito tecnológico http://t.co/qNIZ8RuL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *