El año que acaba ha sido uno de los más «desafiantes y trágicos» para el periodismo en América, según la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que registró 24 asesinatos de periodistas y serias amenazas a la libertad de información por parte de Gobiernos de la región.

«Los ciudadanos tuvieron que lidiar con la violencia para poder expresarse libremente y con normas legales que desvirtuaron las garantías constitucionales sobre el derecho de los ciudadanos a estar libremente informados», aseguró esa organización tras hacer una revisión de 2011.

En cuanto a violencia contra los periodistas, «en general perpetrada por el narcotráfico y, en muchos casos, en connivencia con funcionarios corruptos», la SIP considera que éste ha sido «uno de los peores años de la década».

La organización contabilizó el asesinatos de 24 reporteros en 2011, una cifra que pone de manifiesto el «peligroso avance del crimen organizado en toda la región».

Según sus datos, el mayor número de muertes se produjo en México (7), seguido de Honduras (5), Brasil (4) y Perú (3). Además, Colombia, El Salvador, Guatemala, Paraguay y República Dominicana registraron cada uno la muerte de un periodista.

La SIP también ha constatado «los pocos avances registrados en Cuba, donde «se agudizó la censura y la violencia contra disidentes, periodistas independientes y blogueros».

Además de la violencia, la organización llamó la atención sobre los «peligrosos trámites gubernamentales contra la actividad periodística» acometidos en 2011, muchos «disfrazados de normas legales y medidas judiciales muy confusas para la opinión pública».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *