Morcilla de calabaza por el Día de Todos los Santos

La calabaza es una hortaliza que se convierte en protagonista cada año con la llegada del 1 de noviembre, Día de Todos Los Santos. Y es que una de sus variedades, redonda y de color naranja, se utiliza en la celebración de la noche de Halloween. 

Aprovechando este protagonismo y que la calabaza se encuentra en estos meses en su mejor momento, La Artesa de Alalpardo, un obrador especializado en elaborar los mejores embutidos artesanalmente, prepara morcillas de calabaza cosechadas en su propio huerto, ubicado, al igual que su tienda, en el municipio madrileño de Alalpardo. 

La morcilla de calabaza se elabora puntualmente estas semanas, pero durante todo el año, en La Artesa de Alalpardo se pueden adquirir sus reconocidas morcillas artesanales, preparadas con la receta de los antepasados de Ángela Rivas, su propietaria, tanto de cebolla como de arroz. 

Asimismo, durante los doce meses se pueden degustar en el restaurante El Toril de la localidad, donde pueden ser el entrante perfecto para disfrutar después de su magnífico cocido, uno de los mejores de la Comunidad de Madrid.

Además de las morcillas, en La Artesa se pueden encontrar chorizos, picadillo, chistorra, butifarra, sobrasada y fuet. Podéis comprarlos tanto en su puesto del Mercado de Vallehermoso (C/Vallehermoso, 6), como en su tienda de Alalpardo (C/Calvo Sotelo,5). Nosotros no sabemos con qué embutido quedarnos. Por eso, siempre que vamos, nos llevamos todos. Hay veces que elegir no tiene ningún sentido.

Mamen Crespo Collada