El garbanzo de ayer, en la mesa de hoy

Lo han conseguido. Después de mucho esfuerzo han logrado que la cosecha de este año alcance la friolera cifra de 55.000 kilos. Son los agricultores que forman parte de La Garbancera, una asociación de productores de garbanzos de la zona oeste de la región, que decidieron hace un año recuperar las variedades autóctonas de la Comunidad de Madrid.

El martes quisieron mostrar su logro a los políticos y a los periodistas. Y en la comida que organizaron, con un buen cocido madrileño, como no podía ser de otra forma, no faltó Cosechando Madrid. Nos desplazamos hasta la Cava Alta, hasta la Cava de Casa María, para disfrutar de un maravilloso almuerzo. 

El presidente de la Asociación, José Francisco Brunete, dio a conocer que la nueva cosecha ya está envasada y que se comercializa en los distintos comercios locales de los catorce municipios de la comarca suroeste que conforman la asociación:Brunete, Villamantilla, Quijorna, Sevilla la Nueva, Colmenar de Arroyo, Navalcarnero, Boadilla del Monte, Villaviciosa de Odón, Villanueva de Perales, Villamanta, Villanueva de la Cañada, Villanueva del Pardillo, Valdemorillo y Navagalamella. Uno de los agricultores que asistió, que elabora chicharrones, siguiendo la receta de sus antepasados, nos permitió disfrutar de este manjar.

 

A la comida degustación acudieron alcaldes y productores, además del consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Carlos Izquierdo, quien recordó, aprovechando que se celebraba el Día Mundial de la Alimentación, que el garbanzo, junto a la patata, quitó el hambre a muchos madrileños a principios del siglo XX y también después de la Guerra Civil.

Al evento asistieron, entre otros, el alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez, que está muy volcado con esta asociación; la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, y el alcalde de Boadilla y diputado del Congreso por Madrid, Antonio González Terol, quien se comprometió a ser el “embajador” de los garbanceros madrileños por España.

De momento, cualquier acción es buena para que cada vez sean más los madrileños que conozcan que el buen cocido madrileño puede llevar garbanzos también de nuestra región.

Mamen Crespo Collada