El alma del Alma de Madrid

Un total de 600.000 botellas. ¡Qué se dice pronto! Es la cifra que se vende al año del vino madrileño Alma de Valdeguerra blanco semi-dulce, que elabora Bodegas Laguna

Esta cifra no deja lugar a dudas de que estamos ante uno de los vinos de la Comunidad de Madrid con más seguidores. Y, entre ellos, las mujeres son las más fieles. Hasta tal punto, que le han convertido en «el vino  que mueve las bodegas Laguna», según Francisco Laguna, propietario de estas bodegas familiares y su inventor. 

La semana pasada me acerqué a Villaconejos, el pueblo madrileño donde están las Bodegas Laguna y donde se elabora Alma de Valdeguerra, para charlar con Francisco y conocer cómo surgió este vino, que se ha convertido en uno de los más vendidos de los que se elaboran en la región. 

Y la respuesta es 23 años. Es el tiempo que hace desde que Francisco se dio cuenta de que el vino blanco que elaboraban entonces estaba muy rico también si se paraba la fermentación. Y decidió venderlo. En aquel momento, consiguió que le compraran todo el vino que elaboró y así, año tras año, fue creciendo el número de litros elaborados gastan llegar a las 600.000 botellas de la actualidad.  

En estos momentos se puede encontrar en El Corte Inglés, Hipercor, Carrefour, Alcampo y Ahorra Más.

Si le preguntamos a Francisco cómo hay que tomarlo, lo tiene claro: «muy fresquito. Incluso metiéndolo en el congelador un ratito antes de beberlo, pero solo para enfriarlo, sin que llegue a congelarse». 

Este éxito de un vino madrileño hace que queden todavía más obsoletas de lo que ya estaban las opiniones de algunas personas sobre los vinos madrileños. «A los que opinan que no tienen calidad les digo que los prueben y que después comparen calidad y precio». «Tenemos muy buenos vinos», asegura Francisco. Y yo doy fe de ello como muchos de los que leéis este blog. Y, en el caso de Alma de   Valdeguerra, el favorito es el blanco semi dulce, pero el tinto y el rosado también son increíbles. El tinto, de hecho, tiene Bacchus de Plata 2017. 

Si en vez de tomarlos en casa preferís disfrutarlos en un buen restaurante en un magnífico lugar, también es posible. Muy cerquita de Villaconejos está uno de los municipios más bonitos de la Comunidad de Madrid, Chinchón. Allí está La Casa del Convento donde tienen Alma como vino de la casa. Enamorada de su carta, de la que no podéis dejar de pedir el chorizo, la morcilla y el foie, así como sus pescados y carnes. 

Mamen Crespo Collada

Fotos de Chema Martínez