Novela gráfica en “Página 2″

El notable espacio sobre literatura “Página 2″, que se emite en La 2, se ha centrado muy mucho este domingo en la novela gráfica.

pag2
Puedes velo en streaming aquí

0

“Do cómic á novela gráfica. A banda deseñada en España no s. XXI”

Do cómia á Ng. A BD en España no s XXI

0

Pronucniamiento sobre el caso El Jueves

En los días post “Juevesazo” me he pronunciado en mi blog personal, “EL Octavio Pasajero”. Por si alguien no lee esa bitácora, voy a colgar aquí los dos posts que sobre el asunto he escrito.

 

El 5 de junio:

La noticia del día, para mí, es la censura anticonstitucional que el grupo RBA, al que pertenece la revista El Jueves, ha ejercido sobre el semanario satírico, prohibiendo la salida a la calle esta semana con esta portada:

No creo que esta decisión provenga de otra vía que una presión, a su vez, de “la Casa”, pero no exime ello de culpa a RBA, claro.
Paseándose el artículo 20 de la Constitución por el arco triunfal (“Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción”) se ha vetado, precisamente, el derecho a expresar y difundir ideas. El humor, la sátira, el escarnio del bufón, otra vez en la picota. Qué bien nos viene el humor en España, para recordar que nuestra democracia aún tiene vergonzosas grietas, que es demasiado joven para que nos la creamos inmutable y sacrosanta. Que sigue en construcción y precisa mejoras urgentes.
Bueno, esto es un exabrupto ante una vejación ignominiosa, pero los hechos se han precipitado, la lista de nombres que colaboran con El Jueves que ya han declarado que abandonan la cabecera es de órdago (a las 21 horas):
Albert Monteys
Manel Fontdevila
Paco Alcazar
Manuel Bartual
Luis Bustos
Guillermo
Isaac Rosa
Bernardo Vergara

Su lección de ética, de compromiso con la libertad del artista tomada con valor, en caliente pero sin duda meditadamente, les engrandece.
Ya lo digo aquí, si montan “su” Tío Vivo, yo compro. Por ética personal, y por apoyo a gente que conozco, aprecio y admiro. Porque además, son la crema del humor sin mordaza en este país que no tolera el humor si no es políticamente correctísimo.
Abrazos de oso a todos ellos y a los que les sigan.

El 7 de junio:

“El Jueves se autocensura”, ya son varias las veces que veo/escucho esta frase estos días, y no sé, pero yo no lo veo.
“El Jueves se ha vendido”, puede ser el titular. Hace años y a RBA. Pero ahora son de RBA, RBA es su cúpula con poder decisorio, y decide retirar un huevo de copias de la revista antes de repartirla, cuando la tienen a punto e impresa.
Me parece que acusar a El Jueves de, no sé, cobardes, autocensurados, no es lo suyo. El problema es otro, es estar en un barco mayor y que ese barco, sí, obedece a intereses y poderes que a la que le dicen, “haz esto” “no hagas esto”, obedecen caiga quien caiga. Estamos pues ante el tema del do it yourself o atente a las consecuencias. Lamentablemente, dentro de las “consecuencias” no debía contemplarse un ataque a un derecho fundamental (Título Primero d la carta magna) de nuestra constitución, el que cita el artículo 20. Dicho artículo proclama el derecho a “expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.” Y además añade que “El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa”.

Otro asunto feo, muy de redes sociales y muy de estrechez de miras es cierta ola acusatoria dirigida hacia los autores que permanecen en el seno de la revista. Cierto es que los “caídos” aquí lo que están es demostrando una dignidad, una ética y unos cojones (remember: colaborar en El Jueves, sueldo fijo, etc.) que hay que aplaudir y apoyar. Pero hacia quienes quedan en la revista solo cabe el respeto absoluto (remember: colaborar en El Jueves, sueldo fijo, etc.) La vida es más compleja que un perfil de Facebook, cada cual obra según los motivos que esa complejidad le proporciona, y solo cabe apoyarles también, y desear que ojalá consigan hacer de El Jueves lo que tiene que ser El Jueves.

EN RESUMEN, y como sabio consejo a toda revista satírica, dado el horno,sus características y que está como está, recomiendo, de pretender usar el humor sobre la familia real, aplicar el finísimo sentido de la ironía de la ya famosa portada del siguiente rotativo:

Portada-edicion-especial-Razon-abdicacion_EDIIMA20140602_0686_13

0

Las salas de un museo (y tres)

¿Y a qué autores vais a poder ver en el Museo de Pontevedra?

"El Sexto" edificio del Museo de Pontevedra, pronto, casa del cómic.

“El Sexto” edificio del Museo de Pontevedra, pronto, casa del cómic.

Estoy exponiendo en uno de los centros de arte más potentes de Galicia, gracias a una apuesta franca de la propia entidad así como de la Diputación, que han valorado al cómic como algo digno de todo el interés. Estoy exponiendo para el público general, y al tiempo, es evidente, para todos los amantes, entendidos y seguidores del “noveno arte”. Querría llegar a todos y emocionar a todos. Tela, sí.

Mi idea es una representación no por pequeña menos importante. Heterogénea, de incuestionable prestigio y de actualidad, claro… siglo XXI, reza el título de la expo.

Autores con premios de empaque, con carreras más que sólidas, con repercusión internacional incluso. Autores que muestren la diversidad de estilos del cómic nacional, la efervescente excitación de este pequeño mundo de creatividad plena que es la historieta en tiempos de novela gráfica. Autores que editen en España.

Como comisario apuesto y defiendo esta generación que es intergeneracional (de vieja guardia siempre en la brecha a los valores nacidos como artista en “los dosmiles”). Como codirector de una revista de teoría como CuCo, Cuadernos de cómic, defiendo esta tesis absolutamente: vivimos un momento creador magnífico, que se materializa además en una atención mediática desde la curiosidad, el conocimiento y un respeto que no tiene parangón en nuestra historia. Como crítico y divulgador tengo, evidentemente, mis preferencias. También como lector. Pero considero que todos los autores que expongo en Pontevedra son unos Primera Fila incontestables, que engrandecen al noveno arte con su obra y trayectoria.

Son:

Paco Roca.

David Rubín.

Santiago García (guión de “Beowulf”, con Rubín).

Santiago Valenzuela.

Kim.

Antonio Altarriba (guión de “El arte de volar”, con Kim).

José Domingo.

Alfonso Zapico.

Miguelanxo Prado.

Max.

A todos, ya, les doy mi agradecimiento público por su colaboración e infinita paciencia con servidor, un tauro cabezón capaz de mandar varios mails y llamadas en una misma tarde para atar el asunto más nimio (por mucho que me sofoque hacerlo).

Ahora, a montar el tinglado, y quien quiera, a pasarse por la inauguración el 20 de junio, o el mes que durará la exposición. No hacerlo, ya sabes, ¡punto negativah!.

 

Dos artículos preceden a este hablando del tema: “part one” y “part two”

0

Las salas de un Museo (part two)

Una exposición sobre el cómic, la que preparo podrá verse en el Museo de Pontevedra del 20 de junio al 20 de julio.

Todos los años podemos acudir a ver alguna, bien en los diversos salones especializados en historieta que las promueven, bien en espacios nuevos (ejemplo, la exposición que organizó la Biblioteca Nacional en 1994 alrededor del hipotético centenario de la historieta, la dedicada a Chris Ware por The Museum of Contemporary Art, en Chicago, “Panóptica”, una retrospectiva de la obra de Max en el Instituto Cervantes…). Pero pienso que hay una cuestión insoslayable. El cómic no es un lienzo, sino un producto industrial de producción industrial, para la venta y la lectura en un mundo industrial. De adquisición y disfrute (lectura).

Los cómics se leen. Por lo tanto, estamos ante la exposición de otra cosa.
Yo, desde una propuesta modesta, voy a comisariar (palabraca inventada) una muestra de originales, unos poquitos por autor a través de los que se aprecien las fases, o algunas fases, de la creación del autor de cómics. Bocetos y páginas originales.

La cuestión se vuelve peliaguda cuando vemos que hay fases que en muchos casos ya no son “físicas”: hay autores que colorean escaneando y usando programas informáticos, por ejemplo. Para ello haremos plotters, a partir de archivos de alta calidad que los propios autores han tenido la gentileza de enviarme.

Pero el recorrido sigue, con todo, incompleto.

Con estas muestras, que pueden ser, por autor, un montante de unos seis “objetos” (o menos, según casos), seguimos sin conocer el producto final. Por eso en mi concepto de exposición de cómics era ineludible poder contar con un espacio lector, que presente las novelas gráficas de las que se exponen muestras del proceso creativo de las mismas. Por eso hemos adquirido, a modo de zona de lectura, los cómics. Exponemos cómics, ¡leamos cómics!.

Sí: he ideado una exposición para ver, y para leer. Espero que la idea os parezca buena.

Museo
Jugando: estas imágenes sin acreditar corresponden a los autores que compondrán la exposición “Do cómic á novela gráfica. A banda deseñada en España no século XXI”. Seguro que los conocéis a todos :)
0

EL POLO SUR, de Aleix Nolla

Artículo publicado en faro de Vigo

Un pequeño tebeo para contar cosas muy grandes.

“El Polo Sur” es un cómic de formato modesto (comic-book grapado) pero de contenido profundo sobre las grandes pérdidas.
elplosurportada
En 2012 Aleix Nolla era entrevistado por el sitio de referencia en línea en cuanto a divulgación de la historieta, “Entrecomics”. Ya entonces reconocía que “También me gustaría hacer un tebeo largo inspirado en el viaje de Robert Falcon Scott al Polo Sur, aunque ya se verá”. En 2014 ha salido a la luz “El Polo Sur”, un tebeo que trata precisamente estos hechos. Está claro, en fin, que Nolla sentía un interés profundo por la historia de esta expedición perdedora, que relata con exactitud cirujana. El autor barcelonés se centra en el final de esa segunda expedición de Scott, a partir del momento en que llegando a su meta los aventureros descubren haber sido ya adelantados por otra expedición. Y a partir de ahí, así lo cuenta la historia y el propio diario del expedicionario, se produce la catástrofe que llevará a la muerte de todos los miembros del grupo.
Aleix Nolla nos relata los hechos con la frialdad amable de una línea clara, y lo hace con gusto por los detalles. Maneja el ritmo narrativo, que vuelve cadencioso mediante una cuidada planificación de la página, manejando la elipsis con gran acierto y reflejando una realidad áspera sin incidir en matices angustiosos. Mientras los personajes van acusando la congelación de sus miembros, todo parece en calma en estas viñetas. Encuadres calculados, despojados de atrezo (era difícil, apenas unos hombres enfrentados a la nada polar dan para ese minimalismo escénico, claro), un contraste en la paleta cromática que hace convivir lo frío y lo cálido y mucho silencio dan un pulso especial a la obra, donde los diálogos son siempre concisos y transmiten una tranquilidad que huele a derrota. Posiblemente lo mejor por tanto de este tebeo lo encontramos en la capacidad para medir sus recursos que demuestra Nolla, con la que logra el tono buscado, tranquilo pero fúnebre, a esta desventura polar.
Apa-Apa es una de esas editoriales a gusto con el riesgo. Es verdad que “El Polo Sur” no deja de ser una narración clásica, pero no es cómoda, dado el sabor y retrogusto que nos deja su lectura. Y además se inserta en un marco editorial de apuesta permanente: desde hace tiempo Apa-Apa ha arriesgado con el formato del tebeo grapado de toda la vida, en estos días de novelas gráficas editadas en formato de lujoso y grueso libro. Mima el producto final, ojo, que pierde esa naturaleza de cosa fácilmente extinguible, pero con todo supone un retorno a uno de los signos más reconocidos del medio, el comic-book. En este envoltorio la editorial está entregando trabajos tan exquisitos como arriesgados. Nos hemos centrado en “El Polo Sur” porque su épica basada en hechos reales es sin duda un gancho eficaz, pero podríamos citar otros cómics, como el trabajo “Miedo Issue: Trabajo de clase / Nuevos románticos”, un tebeo doble, con dos cómics (de Ana Galvañ y de Marc Torices) donde se exploran angustias adolescentes sin tapujos.
Apa-Apa y su oferta, en fin, evidencia la calidad insobornada de los márgenes, y merece mucho la pena.

0

TIEMPO DE CANICAS, de Beto Hernández

Artículo publicado en Faro de Vigo, algo retocado para el blog.

Recordando la infancia.

Uno de los autores más relevantes de las últimas décadas retorna con un trabajo sobre la infancia.

Tiempo de canicas

Beto Hernandez es el creador de “Palomar;” un universo coral que ha desgranado numerosísimas historias alrededor de un pueblo estadounidense fronterizo, una obra mayúscula que retrató la vida de cientos de personajes. Sus últimos trabajos se han esforzado en apartarse de ese microcosmos intentando demostrar que para el autor había vida más allá del pueblo Palomar. Pero sinceramente, es una vida menos atractiva, como si Beto estuviese algo perdido. Al menos a veces.
Y mira por dónde, lo último de Hernandez, sin salirse de la premisa de escapar de su propio universo de ficción, ha recuperado mucho del aire y el tono de su micro-macrocosmos fronterizo, pero desde otra perspectiva. “Tiempo de canicas” (La Cúpula) es un trabajo semi autobiográfico, y ante todo un tratado sobre la infancia y las vivencias de la infancia y cómo se aprehenden en esa época. El libro busca una estructura casi ocasional, algo anárquica, un compendio de anécdotas sin apenas ligazón argumental o emocional, pero que como capas de cebolla van acumulando sustancia las unas sobre las otras. Un poco como los niños acumulan experiencia, amontonando cosas, reales o metafóricas, las páginas de “Tiempo de canicas” aglutinan la esencia de una manera de vivir la niñez.
Esto es importante: en los niños de este libro sin adultos salvo en elipsis (a la manera de las tiras de Carlitos y Snoopy) asistimos a esa infancia desapegada de las altas tecnologías de nuestro tiempo de consumo feroz. Ni Wii ni diez canales de dibujos. Los niños se divierten en la calle, sobre todo, y sí, hay un consumo, pero es el de pequeños tesoros, colecciones de cromos, tebeos que se comparten en casa con un hermano o en la calle con amigos.
Beto dibuja además con una elegancia pasmosa, economiza trazos para llegar a esa expresividad que ya es marca característica en su trabajo gráfico. Pocos como él para retratar emociones gestuales, aunque sea con un dibujo que no busca el lucimiento más superficial. De lectura sencilla y muy clara, ligero de forma pero cargado de fondo, elegante en su diseño, este tebeo deja una huella inevitable porque su mayor virtud es hacernos revivir nuestra propia infancia.

0

OJO DE HALCÓN: PEQUEÑOS ACIERTOS, Fraction, Aja, Pulido y… otros

Publicado en Faro de Vigo.

El mejor tebeo de superhéroes actual.

Ojo de Halcón es un miembro de Los Vengadores que, bajo las batutas de Matt Fraction y David Aja, vive una vida paralela tragicómica y lumpen.

ojoh

Los superhéroes no pasan, en términos de creatividad, su mejor momento. Convertidos en franquicia de pulpa de papel de las grandes superproducciones de Hollywood (y no al revés), pierden fuelle, emoción y magia. Perpetúan los peores tics ensayados desde los ochenta (continuidades irracionales, cruces de colecciones sin ton ni son, dibujos de poses chachis con poco empaque narrativo) y viven del cuento. Del cuento que cuentan las películas de sus respectivas franquicias (Superman, Spiderman, Batman…)
Hay que buscar entonces en las colecciones menos “fashion” para toparnos con algo de creatividad e ilusión. Al menos la poderosa Marvel luce un buen puñado de títulos decentes, moderadamente inventivos. Otros pocos notables. Y uno sobresaliente. Al menos cuando los hados hacen coincidir al guionista Matt Fraction con David Aja, su dibujante de cabecera que a veces, imposiciones de periodicidad mensual, podemos imaginar, es sustituido por otro ilustrador mucho menor que él.
Esto es un hecho y hace que una colección como “Ojo de Halcón” (Panini la edita en España, va por el segundo tomo) sea una serie con flashes cegadores, algunos de los relatos más asombrosos, experimentales y fascinantes del género. La pena es que cuando acabas de leer historias tan asombrosas como “Lo mío es la pizza” (“Pizza is my business”, en el original) Aja ha desaparecido y lo sustituye alguien. ¿Qué más da quién? “Pizza is my business” es una demostración de talento tan grande que solo merece una continuación creada por el mismo equipo. Pero hay que ser revista mensual, no importa la calidad de lo que estamos generando.
Lástima, porque cada tebeo de Aja y Fraction es una joya. El de la pizza, sin ir más lejos, está narrado desde la óptica del perro del héroe. Un perro normal y corriente, nada de Krypto, ojo. Qué ve, cómo razona un cánido, qué entiende del lenguaje humano. Un alarde de planificación al a altura de un Chris Ware, o casi. Y aunque esta es la historia más impactante de esta serie, las restantes firmadas por el dibujante de Valladolid no son mancas: ejercicios de estilo brillantes que nunca pierden el sentido del humor ni las ganas de divertirse y asombrar al lector. Los tebeos Marvel eran así. En 1970 al menos.
Pero ojo, pese a los inevitables altibajos por los cambios de dibujante, el segundo tomo en castellano de “Ojo de Halcón” (titulado “Pequeños aciertos”) incluye un relato ilustrado por Javier Pulido que, alegría, sí está a la altura de Aja. Pulido entiende perfectamente qué tiene entre manos, una comedia de acción con toques de intriga que avanza a golpes de bendita locura. La necesaria para hacer de los superhéroes los personajes chispeantes y alucinantes que eran.
Aunque en “Ojo de Halcón” jamás veremos uniformes-pijama, pocos archivillanos y escasas hipérboles propias del género. A ras de suelo, el héroe defiende a amigos y cercanos de matones y gángsteres de barrio pobre. Y con estos mimbres, ¡zaca!, Matt Fraction y David Aja han hecho historia en el género.

0

Graf Barcelona 2014

Da gusto. Hay que decirlo así, da mucho gusto acudir a un evento como Graf, una comunión de creatividad y buena honda, ganas de hacer cosas, apostar por el medio cómic hoy, apostar por el futuro, y pensar sobre todo ello.

graf
El Salón del cómic lo he visitado, claro, por supuesto. Exposición mastodóntica de originales sobre el tema bélico que quita el hipo, y la feria de Sevill… digo del cómic, con cienes y cienes de casetas, ventas, autores firmando, colas para que te firme el autor…
Pero Graf, amigos, es otra cosa. Graf es un caldero con la pócima de Panoramix, un lugar donde se respira joie de Bd, que dirán los galos, que te da un sorbo de magia, la que necesita el cómic. Ya que la tormenta arrecia y la industria se hunde, bebamos de Graf, que nos da energía, demuestra que hay escena, creatividad, calidad y ganas, muchas ganas. Es un momento poderoso, el Graf, de editoriales amigas compartiendo un espacio, de autores paseando con sus lectores (yo fui a comprar mi comida/bocata con Juan Berrio, por ejemplo, una belleza de persona), de saludos, de mucho saludo, abrazo y sonrisas.

Y mesas redondas (yo he estado en la de Whakoom y la de “Superhéroes de autor”, con David Aja, Emma Ríos, Marcos Martín y Javier Rodríguez, cosa buena).

Nada, sospecho, sería posible sin una especial sinergia, la que hace que la organización y buena parte de los stands tengan una relación de amistad, respeto y admiración mutua. Nada sin la energía que da el hacer lo que crees que hay que hacer.

Y por supuesto hay que valorar Graf como experiencia. Ojear fanzines que prometen futuros brillantes, comprar las apuestas seguras de una editorial que se especializa en la venta directa on line, cruzarte con un autor en la puerta y darte con él un abrazo rápido, ver los nervios de los jovencísios Bravú, ojear con Max lo nuevo de Fulgencio Pimentel hablando de lo grande que es Jim Woording, hablar con D. Fulgencio de Swans, dejarse recomendar tiendas de discos por Gabirel Corbera o saludar a ese fenómeno que es el señor Repronto y que desprenda tal calidez personal que en medio minuto me ha desarmado y dejado feliz, eso no se paga. Pero había que pagárselo con oro a Borja Crespo e Iñaki Sanz, y al resto de la tripulación Graf (pero con estos dos siento que estoy ante los pulmones del asunto, siempre a tope, siempre con una buena palabra, siempre afables pese a la presión, grandes ahí, haciendo que la máquina respire sin atragantarse)

A veces las redes sociales y los blogs parecen ceniceros repletos de cenizas (y cenizos), así que cosas como Graf son necesarias y pertinentes. A veces la ceniza huele, y lo inunda todo provocando una sensación de pescado vendido y barco hundido. De fin de ciclo. No debemos ser así, yo no soy así. Soy positivo y creo que Graf también. Creo que ambos creemos en los cómics, y así seguimos, dejándonos flipar por todo lo que vale la pena en este mundillo de la historieta. Graf limpia ceniceros, con Graf, huelen a lavanda.

 

0

Novedad editorial: La marca amarilla edición de lujo

marca

Creada por Edgar P. Jacobs en 1953, La marca amarilla es una de sus obras más aplaudidas y recordadas por sus fans. Al igual que otras grandes aventuras de los intrépidos Blake y Mortimer, fue publicada originalmente por entregas en las páginas de la revista “Le Journal de Tintin”, y tres años después, en 1956, fue recopilada en la versión álbum que ya conocíamos. 

Por primera vez en España, y en un formato grande y de lujo, se publica esta obra maestra del cómic franco-belga en su versión original. 

La presente edición integral reúne la totalidad de las planchas originales aparecidas entre el 6 de agosto de 1953 y el 10 de noviembre de 1954, además de un dossier rico en documentos raros e inéditos, que ilustra el trabajo de creación y de investigación gráfica de su autor. [NdP]

La marca amarilla edición de lujo deEdgar P. Jacobs. Norma, mayo.

0