Fanzines, autoediciones y microediciones.

Antes de hacer caldo hay que mimar la huerta. La profesionalización pasa por la prueba/fallo que garantiza el crecimiento, y para eso están los fanzines y otras micro iniciativas (también el webcómic). O estaban. Hoy, cuando la historieta tiene más de expresión artística que de otra cosa, los cauces que abren las microediciones y el do it yourself suponen también una opción casi combativa frente al cómic más comercial. Nadie quiere exponer su obra para no comerse un colín, por descontado, pero los objetivos son diferentes si quieres crear tu propia editorial para publicarte tiradas pequeñas con intención de venderlas en salones y ferias de la autoedición, a que si negocias tu trabajo con, un poner, Astiberri (y “la pongo” porque la entiendo como modelo del cómic de autor más claro en el mercado de la historieta patria).

Así que ante este paisaje uno se acercó al Gripo Gripo y con el método de «ojeo, me lo llevo» (o «no me lo llevo») estos días he estado leyendo varias cosillas de este palo. Se añadieron un par de obras servidas por sus autores con posterioridad, que añado al lote de reseñas.

No es fácil encontrar este tipo de material, pero voy a intentar cuanto menos incorporar todos los sitios web de sus autores/editores, como vía de contacto.

  • Comenzyncemos por la gallega Cynthia Alonso, por ejemplo. Su fanzine (sin título) lo llevé porque le atrajo a mi acompañante, así funcionan a veces los salones: ¿te gusta a ti? Lo llevamos, a ver qué tal. Se trata de una colección de retratos a modo de cuaderno de ilustración, a todo color, que muestra a una dibujante magnífica, versátil, entre el realismo sucio y la inspiración manga. Me de pena no haber pillado algo de cómic de su autora (http://zynvaites.tumblr.com/), y los tiene (Taiga).
  • Mais Galicia: Cabeza de corte aéreo es un colectivo con el mejor nombre del universo, de cuyo expositor me llevé el n.º 3 del fanzine Ratuito. Lo cierra, por cierto, Cynthia Alonso. Gira alrededor del sueño y del acto de dormir, no aparece ningún personaje de DC y compendia diversas firmas con una o dos página cada una. En general es un trabajo incipiente, pero con cosas interesantes, aires experimentales y mi favorita, una parida graciosa dibujada con un salero así como casual, sobre un tipo capaz de dormirse meando. Su autor es Sandro K. González Noel. https://www.facebook.com/cabezavoladoradecorteaereo
  • LA-FURIA---MOCK-UP-con-fajaLos Bravú, parada y fonda en Los Bravú. La Furia no es autoredición ni fanzine ni micro-nada. Bueno, Apa-Apa no es Planeta, pero podemos decir que se trata de una editorial independiente que en tiempos se atrevió (en coedición) con cosas del calibre de Tom Gauld, Yokoyama y Dash Shaw. Ahora presentan un cuadernito de la que se está convirtiendo en una de las firmas (bicéfala) más sugestivas de Galicia. Me interesa todo en Los Bravú, desde sus comienzos de tintes pictoricistas hasta su evolución visceral que paradógicamente les acerca, desde su fuego, a la frialdad cortante de Gabriel Corbera. En ambas facetas (Todo Es De Color y “Corberanismo”, para entendernos) también podemos ver al enrome Olivier Schrauwen como influjo, por cierto… vamos, que les inspira y juegan una liga ganadora. Los últimos movimientos de Los Bravú perfilan personajes femeninos poderosos y callejeros, sexualizados e inocentes, que viven historias donde la palabra es desplazada (tampoco eliminada) por la acción. La furia es un himno a la cinética vía cine de acción setentero con final cafre, que investiga con puntería aciertos y soluciones formales. Bravú son necesarios. http://www.apaapacomics.com/
  • Fosfatina es una microeditorial viguesa, y además de tenerlos a cinco minutos de mi casa resulta que sacan cosas que merece mucho la pena seguir. Los incapaces/El jardín devastado es un split a pachas entre Óscar Raña y Julia Huete respectivamente. Un trabajo que hurga en la veta menos narrativa del medio (un poco como Begoña García-Alén en Perlas del infierno, de la misma casa). Ligeros anclajes narrativos para viajes mentales y puertas abiertas a la interpretación. El salto al vacío siempre es interesante, aunque merece la pena no quedarse en la ecuación “no se entiende/mola” y buscarle los tres pies al gato para quedarnos con los signos que más nos atraen o perturban en la obra. Posiblemente el personaje que con sus tres ojos nos vigila en El jardín devastado sea el punto álgido de este tebeo.
  • Por otro lado, en la colección “Fosfatina2000” van a pasar cosas muy grandes. Una ya ha sucedido, de hecho: Extrasolar de Roberto Massó del que hablé ya aquí. El segundo número de la colección (una colección que apuesta por la belleza en risografía) es Matatenias de Pepa Prieto Puy. El énfasis argumental, pretendiendo convertir una anécdota de funny animals hardcore (joder, son tenias dentro de un cuerpo humano) en una gansada, no logra el calado suficiente, no pasa de chascarrillo. Sin embargo se redime por la fuerza gráfica, el potentísimo dibujo de Pepa Prieto que en ocasiones me reucuerda a las vanguardias de los ochenta en España. Para adquirir libros de Fosfatina, http://fosfatina.tictail.com/.
  • Parada importante: Ana Galvañ. Más allá del arcoiris es otra prueba de la categoría de la autora. Su aportación a tiktokcomics se expande aquí y se edita con mucho cuidado en un pequeño tebeo precioso, de tintas azules, donde los retratos generacionales y juveniles de Galvañ crecen difuminando contornos en un relato onírico, que en su recta final ofrece una pirueta desconcertante y al tiempo fabulosa. Una que nos deja pensando, tras las turbadoras reproducciones finales de los grabados extraídos de una exposición sobre equinos, cavilando sobre el hecho de que así son las cosas, que caminamos un filo toda la vida y que cada traspiés puede mandarnos a la red o al suelo. Con todo, y sin desestimar la chicha que conlleva el relato, lo mejor es la capacidad para sugerir estados alterados de este tebeo, una pieza más del magnífico opus de Galvañ. www.librosdelautoengaño.com
  • Foster Ediciones es una nueva micro editorial gallega que se ha estrenado con el fanzine Finnegans. Un estreno notable, dentro de la irregularidad propia de una colección de diversos autores. Aunque se trate de colaboraciones breves, de una o dos páginas, es un lujo poder nacer con el concurso, en tus páginas, de nombres como Sergi Puyol, Ana Galvañ, Alexis Nolla o Kike Benlloch. Todos ellos demuestran su talento en breves pildorazos. Destaco la apertura de Puyol, que ya te deja un poco sin palabras, en una sola página. Les acompañan trabajos más irregulares y otros muy interesantes, como el extraño cuento del hombre cámara de Dani Xove, o Roberta Vázquez, que en «Zona Estéril» prosigue las historias de su grupo antropomórfico añadiendo a un personaje brillante, el tatuador obseso por la esterilización. http://fosterediciones.com/
  • maganAndrés Magán es de Vigo. Y francamente me parece una de las figuras más prometedoras del panorama nacional. Así, con dos (con dos frases, digo), y las dos últimas obras que ha sacado me lo corroboran. A través de la editorial Noche Líquida (suya y de Begoña García-Alén, a vigilar, por tanto) edita un fanzine sin título que insiste en sus pautas, esa frialdad onírica, ese viaje por terrenos del subconsciente. En esta ocasión el cómic se viste de una suerte de lección magistral sobre.. bueno, sobre cosas que no tienen demasiada explicación. Puede ser tan simpático como turbador. Pero donde Magán hace una diana absoluta es en Optimización del proceso, para Ediciones Valientes. 28 páginas tamaño bolsillo que encierran lo mejor que ha hecho su autor (que yo le haya leído al menos) hasta la fecha: desborda soluciones gráficas, se encuentra en su mejor momento como dibujante, imaginativo al diseñar la página y la doble página (hay un par aquí de traca) y bajo su apariencia de, otra vez, tripi sin mapa, aquí esconde una confesión autoral que ata su trabajo a cierto grado de angustia y método férreos y parece confesar la angustia creativa de su autor. http://www.nocheliquida.es/ y http://cargocollective.com/edicionesvalientes.
  • Y para obras que hablen de sus creadores, las de Esteban Hernández. Esteban es un caso de autor que ha publicado en editoriales “grandes” (De Ponent, Bang, Planeta) y que últimamente se circunscribe al terreno de la autoedición. Nada (Usted Ediciones) es su último trabajo y se me antojan pocos que reflejen de un modo tan lacerante la mente de su creador. Las angustias existenciales de Hernández se centran ahora en el significado como eje. El de la vida, el de los objetos, el de los detalles más nimios, decodificando la realidad, convertida en preguntas abiertas que, claro, no tienen respuesta (“Nada”). Con un dibujo excelente rendido a la línea clara (en sentido literal, no estilístico), de lectura compleja y hasta opaca para lectores no iniciados en Hernández, Nada no es tanto una historia que obedece a la creación de personajes (uno principal y escasísimos secundarios, todos dotados del mismo e intrincado lenguaje) como una metáfora con forma de cómic sobre ciertas angustias y búsquedas del propio autor. Merece un eslogan: «Si es denso, es Hernández». www.estebanhernandez.net
Be Sociable, Share!

Etiquetas:

Escribir un comentario