REALIDAD A LA PIEDRA, de Joaquín Reyes

Artículo publicado en Faro de Vigo.

Joaquín Reyes ama las piedras.

El humorista más chanante vuelve al mundo del humor gráfico y el cómic en una pequeña obra alrededor de  las piedras.

        realidad-a-la-piedr

Son cosa de mucha risa, las piedras. Ahí en su sitio, quietas, inmutables. Erosionadas, precipitadas. A la orilla de un río o en medio de un desierto. Para partirse la caja.

Bueno, en realidad las piedras son de un soso faraónico, de acuerdo. Cosa inorgánicas que, a lo sumo, pueden desprender cierta belleza como material o tras la experta talla de un escultor (ver un Miguel Ángel, por ejemplo). El que sí tiene mucha coña encima es Joaquín Reyes, uno de los estandartes del post humor (si tal cosa existe) con programas televisivos como “Muchachada Nui” o “Museo Coconut”, monólogos de los que sí merece la pena escuchar, y, alegría para los que amamos la historieta, cosillas de cómic bien majas.

“Realidad a la piedra” (Reservoir Books, Mondadori) es la última astracanada del albaceteño. Imaginemos que las piedras piensan y hasta e comunican. Si no conseguimos hacerlo, si nos resulta inimaginable, podemos leer eta imposible “Realidad” y hacernos una idea del asunto. Pensamientos desubicados; “¡No se puede pasar con vetas blancas!”, le espeta una piedra-portero de discoteca a otra (veteada, claro) que quiere entrar al local. Chascarrillos que de tan tontos te ríes a costa de una china en un zapato, de un dolmen o de una rosa de los vientos. Y hasta, en las páginas pares, una suerte de micro relato en cómic; casi una vuelta de tuerca plan guasón de la nueva carne de David Cronenberg transmutada en “la nueva piedra”, con guiño a Steven Spielberg incluido.

No va a ser el cómic del año, vale. Es, sin embargo, una buena gansada, divertido, guasón y, lo mejor, se va alejando de los modos catódicos de Reyes (personalmente, frente a obras anteriores, ya no me viene a la cabeza el acento de Albacete tan sobre explotado por el humorista, al leer estos chistes).

 

Be Sociable, Share!

Etiquetas: