REPORTAJES, de Joe Sacco

Publicado en faro de Vigo el 10 de Agosto, ampliado para esta solemne ocasión.

Un mundo en conflicto visto desde las viñetas.

El periodista Joe Sacco acude a los lugares menos cómodos del planeta tierra, los vive, conoce gente, disecciona conflictos y, finalmente, en vez de vender reportajes, crea cómics.

 

La de Joe Sacco es sin duda una de las firmas más importantes y necesarias si queremos hacernos una idea real del camino (y el potencial ilimitado) que el moderno cómic está tomando. No es un autor novel, pero sigue siendo preciso reivindicar  su obra. Porque Sacco, estadounidense nacido en Malta, licenciado en periodismo por la universidad de Oregón y autor de historieta, ha marcado una línea en absoluto circunstancial y representa más que ningún otro autor (no es el único, sí el más importante) lo que podríamos llamar cómic-reporterismo.

La fuerte impronta «verité» de su obra, esa evidencia de testigo real que transmite cada una de sus viñetas (estemos de acuerdo o no con esas salpicaduras de feroz realidad, creamos o no lo que leemos… yo estoy de acuerdo y yo me lo creo, por cierto) son lo que ha aupado la obra de Joe Sacco a un estatus nuevo para la historieta, ese que propicia que «Reportajes» luzca una faja con las siguientes citas:

Interesante que no leamos glosas de compañeros de profesión en dicha fajita. Interesante este salto de la endogamia de «autor aplaude a autor» (que no critico), a diario generalista se quita el sombrero ante un tebeo (por cierto, vaya dos nacionales… El Mundo y ABC). Y sobre todo, interesante que Mondadori opte por potenciar estas citas y no las de otros autores de historieta, de las que seguro existen ejemplos. Es el signo de los tiempos: el cómic, más allá de ventas y cifras y números y salones y círculos más cerrados o abiertos, está expandiendo su radio de acción, y Sacco lo expande a hipo-gritos huracanados con sus «reportajes novelagráficos» (¿nadie acuñó esta etiqueta aún? me la pido, va a provocar urticarias).

Joe Sacco saltó a la fama (más allá incluso de los circuitos del cómic) gracias a su novela gráfica “Palestina”, publicada serialmente entre 1993 y 1995 y posteriormente recopilada como libro unitario (en España, por Editorial Planeta). “Palestina” refleja sus vivencias, obviamente, en la conflictiva zona de la franja de Gaza, y lo hace con un conocimiento (por supuesto en primera persona) profundo y comprometido.

Sacco, incido, licenciado en periodismo, obvia los modos y maneras más ortodoxas de la vieja escuela y adopta la primera persona del singular, se posiciona y, sin dejar de reflejar todas las posturas, ofrece su mirada, siempre  comprometida con los desprotegidos, los sufrientes, el pueblo inocente que padece la guerra, sea en Gaza, sea en Gorazde.

Pese al éxito de “Palestina”, Sacco no ha abandonado el medio a favor de supuestas formas más “nobles” o “elevadas”, y cada nueva novela gráfica no solo ahondó en los desastres humanos con una mirada más y más aguda, sino que ha sido también un laboratorio de experimentación para el lenguaje del cómic. El cómic como medio para contarnos la realidad dolorosa, pero también el cómic como arte para narrar con imágenes dibujadas. Ese es el gran valor de este autor, abofetearnos con un mundo que generalmente nos esforzamos en ignorar, y hacerlo con cómics cada vez mejores, más elaborados.

La vida mata

Reportajes” (Random House Mondadori) no es un último trabajo sino una recopilación de historietas diversas encargadas por medios como la revista “Details”, “Time Magazine”, “Revue XXI” o “The Guardian”, poca broma. Y al tratarse de un compendio de historietas más o menos breve carece de la densa complejidad de su obra maestra, “Notas al pie de Gaza” (editada también por Mondadori) pero seguramente, al resultar (muy relativamente) más liviana que esos trabajos de mayor recorrido, será el libro ideal para adentrarse por vez primera en la especialísima óptica de este reportero de guerra. Palestina, Irak, los juicios del Tribunal de la Haya, los parias de la India o su Malta natal son los destinos que disecciona el periodista. Tras visitar esos escenarios, con el material grabado, el fotografiado y la propia experiencia, creó estos cómics de descripciones exactas retratadas con un dibujo duro, de claro regusto underground, virtuoso y eficaz. En ocasiones sus crueles y detalladas estampas provocan más pavor que muchos tele-reportajes televisados, y esta es la grandeza, terrible, de su trabajo.

Be Sociable, Share!

Etiquetas:

0 Comentarios Dejar comentario

2 Trackbacks

  • Octavio Beares - no era para subir hoy pero le dí al botón equivocado y tuve que acabarlo 'a las prisas' REPORTAJES, de…
  • Esteve Torrents - REPORTAJES, de Joe Sacco http://t.co/XyNzp1AA