Cómics para Navidades

25 cómics, 25 tebeos, 25 novelas gráficas… llámalo ‘X’: 25 propuestas que creo podrían ser un regalo navideño para alguien que NO es lector habitual de cómics. 25 para elegir una, dos cinco, todas…

Aviso, navegante: ESTO NO ES UNA LISTA DE LO MEJOR DE 2011.

Y más… prueba de mi apabuyante capacidad para abstraerme y salir de mi propio Ego y mis gustos, se incluyen cómics que personalmente no considero Grandes Obras pero que por algo (argumento, tono, mi experiencia como «prestador» a terceros…) creo que sí, como regalo funcionan (sobre todo pensando en regalar  a quien no lea historieta, insisto). Supongo que esto marca la diferencia… no sólo «cómics que me gustan» sino cómics que creo «pueden gustar».

Son tebeos contemporáneos (los más antiguos, de la 2ª mitad de los 80) y cada uno tiene su «lector ideal», pero creo que la máxima que me guía para todos ellos es un cierto grado de universalidad. De hecho podríamos hacer un recorrido/aprendizaje, que va de las propuestas más infantiles a cómic adolescente, adulto (ya sabes que eso no es sinónimo de pilila y cachete: adulto-adulto, de verdad) y con un master el lector-de-cómic en ejemplos de historieta «artie», experimental o avanzada. ¡Claro que sí, esto es una lista de propuestas, pero si te haces con todos terminarás siendo un lector de historieta avezado en lectohistorieta!

Bien, a continuación viene un paquete de posibilidades, incidiendo en su argumento para que sepas de qué va, perfilando sus virtudes para que sepas lo que vale, y señalando para qué tipo de lector creo sería adecuado como regalo. Se incluyen las portadas de las últimas ediciones en castellano, para que a tu primo al que le vas a entregar copia de esto lo tenga fácil en su librería.

Ysí, amigo experto en tebeos, esto no te va a revelar nada, pero quizá te recuerde algún título que tú también regalarías y te sirva de ayuda).
Ah, y la cosa va así:

TÍTULO Autor (editorial)
Si tu lista es muy distinta de la mía, los comentarios son tu oportunidad de expresarte 😉

-LA VIDA ES BUENA, SI NO TE RINDES, de Seth (Sinsentido) Uno de los padres del indie americano, un cómic autobiográfico donde el autor a partir de una anécdota personal realiza una exploración de sus anhelos más íntimos. Qué es la felicidad, por ejemplo, o la propia identidad personal, el amor por el arte y las cosas hermosas… todo arranca de un descubrimiento: Seth se enamora de un chiste gráfico de un ejemplar añejo de The New Yorker y rastrea a su autor, Kalo. Pero por mucho que lo busca, encontrarlo y saber qué ha sido de él será harto difícil. Perdido en el anonimato, no ha dejado rastro. Curiosamente, muchos lectores de «La vida está bien, si no te rindes» iniciaron la misma búsqueda, pero… Kalo no existió jamás. El pretexto «autobiográfico» de este cómic es… falso. En este ejercicio de trampantojos narrativos hay mucha chicha, pero además Seth  resulta un narrador exquisito, de un dibujo precioso que evoca al de las antiguas tiras humorísticas de prensa (piénsese en los primeros años de «Snoopy», ese sintetismo algo tosco, y encuentren en la delicada pluma de Seth los paralelismos) y de un ritmo y tonos casi poéticos, cadenciosos y musicales.Lectura adulta y sensible.

 

portada

-BONE de Jeff Smith (Astiberri) A medio camino de las aventuras del pato Donald y del señor de los Anillos, ‘Bone’ narra las peripecias de tres extraños personajes albinos y narizones en un mundo cercano a la Tierra Media de Tolkien. Dragones, princesas, omionsas fuerzas de la oscuridad y humor blanco (carrera de vacas incluida) para una historia larga que se ha editado en varios formatos. Existe la posibilidad de hacerse con nueve tomitos a color o su versión de bolsillo, pero sin duda la joya sería la edición de lujo, en blanco y negro («Bone» se creó así, y posteriormente fue coloreado para una segunda edición) en tres preciosos y voluminosos tomos. Conste que yo compré la coloreada, que le va el color como un guante a Bone, pero al pan, pan.

Ideal para disfrutarlo toda la familia, encandila al hijo con la misma facilidad que al padre, por su fantasía para todas las edades, por su humor blanco y por un argumento que va in crescendo. Si te gusta la fantasía, la aventura, el buen humor y los cuentos de siempre, te va a gustar Bone.

 

portada-ARRUGAS de Paco Roca (Astiberri) Roca obtuvo el Premio Nacional del Cómic con esta novela gráfica, una desgarradora historia sobre un hombre recién ingresado en una residencia de ancianos que sufre un incipiente (y progresivo) alzheimer. De una sensibilidad incuestionable, también tocado por un ligero humor y sobre todo rebosando humanidad, este tebeo es de los que hace escapar una lagrimita. Como poca gente se cree que ello sea posible («¿que un tebeo me haga llorar? vamos hombre…») sólo me resta recomendarlo y que luego me lo cuente.

Lectura ideal para todos, un libro para aprender sobre los recovecos más duros de la vejez.

 

uno de los siete tomos de la saga-THE SANDMAN de Neil Gaiman y varios ilustradores (DC-Planeta). Saga de fantasía adulta en la que su guionista ha creado un panteón posmoderno, una suerte de Olimpo para el siglo XX (la obra nace en los ochenta) donde Morfeo, el señor de los sueños, deberá lidiar con las responsablidades y las dificultades del poder. Novela-río llena de fantasía y lirismo por la que desfilan y se entremezclan dioses y hombres, hadas y demonios, Marco Polo y pesadillas, Shakespeare y presidentes de los Estados Unidos, Orfeo y gatitos…

Planeta hizo una edición excelente en siete cuidados libros.

Gusta a las mujeres, es una lectura que puede cambiarte si la lees en la adolescencia, y resulta ideal para paladares sensibles y para quien disfruta descubriendo mil y una referencias cultas en las páginas de un cuento.



-PÍLDORAS AZULES de F. Peeters (Astiberri) El autor suizo Frederik Peeters conoció a una mujer y se enamoró. Ella tenía un hijo. No fue problema. Ambos eran portadores del SIDA. ¿Fue eso un problema? Una historia sensible, plena de humanidad, y necesaria o al menos «nutritiva»: una de esas «ficciones» (en tanto que obra, pero basado en la propia vida del autor) que nos habla de cosas de las que es necesario escuchar y aprender: el amor, la tolerancia, la responsabilidad, la paternidad, la convivencia con la enfermedad, el SIDA (que es mucho más que una mera enfermedad)… Hay cómics, sí, que te hacen más sabio, y mejor persona. Éste, por ejemplo.

Recomendado para el Universo. Capullos y prejuiciosos miopes, abstenerse. Si por ser tebeo amurallas un preconcepto que te mantiene alerta de antemano, mejor sigue viendo Sálvame 😉

 

-WATCHMEN de Alan Moore, Dave Gibbons y John Higgins (DC-Planeta), es el cómic de superhéroes que te gustará aunque no te gusten los superhéroes (y mucho mejor que la película, por cierto). En propiedad, se parece más a Blade Runner que a X-Men… ¿cómo habría sido realmente nuestro mundo si hubiera habido héroes enmascarados? Con esta premisa inicial (y un misterioso asesino de supertipos como leitmotiv argumental, pero Watchmen es mucho más que una de Agatha Christie))los autores hacen superhéroes para lectores adultos, Moore  ideó una tela de araña narrativa coral y subyugante, Gibbons la dibujó de un modo magistral (ese enrarecido hieratismo, ese feísmo, ese detalle puntilloso en cada viñeta) y Higgins, el eterno olvidado, la coloreó con precisión y dotando a las tonalidades de cada escena de una expresividad muy determinada.

Lectura para adultos o para adolescentes con bastante cabeza. Abstenerse de regalar a un menor de quince años.

 

-MAUS Art Spiegelman (Mondadori) Si el anterior es género crepuscular, «Maus» es género trascendido. Historia y memoria, costumbrismo y bélico, amalgama que escapa de cualquier etiqueta por todos sus poros, en «Maus» Art Spiegelman entrevista a su padre Vladek, superviviente del campo de exterminio de Auschwitz, para trasladar a viñetas su experiencia, y todo ello (el tiempo del nazismo, el presente padre/hijo) se convierte en historieta.  Todo contado con un grafismo de apariencia tosca que nos hace entender la verdadera naturaleza del cómic (porque a poco que pasas las hojas te das cuenta: NO hay otro modo de contar esto con imágenes dibujadas), y embauca con todo el simbolismo de su iconografía.

Ideal para todo ser humano que no sea un nazi.

 

BoME. The Ultimates 1-ULTIMATES de Millar y Hitch (Panini) La versión renovada del supergrupo Los Vengadores fue (al menos en un principio) un tebeo con ansias de cinemascope, cargado de acción y violencia, cínico, con personajes nada modélicos (de hecho la creación del grupo tiene más de patochada para la prensa que de acto heróico, defensa del bien y bla bla) y más acción que en diez blockbusters cinematográficos juntos. Los lápices de Brian Hitch se llevan la palma, un trabajo de impacto visual innegable. Millar echa toda la carne en el asador con ese Hulk sexualmente cachondo, descerebrado e iracundo… armas de destrucción masiva para los superhéroes del s XXI.

Iddeal ara chavalada o para lectores con ganas de caña y entretenimiento espectacular.

 

-CHAGALL EN RUSIA de Joann Sfar (451 Editores) esta autor francés es el mejor representante de las tendencias autorales del cómic europeo. En este cómic usa al pintor ruso Chagall para expresar sus propias obsesiones como creador artístico, que curiosamente se funden con las de su personaje en un cómic surrealista, un canto al amor, al arte, a la idea de dios y sus consecuencias (no siempre positivas) en nuestro mundo. Con un estilo de dibujo enormemente vivaz, libre y espontáneo, que llena cada viñeta de un sentido de vida rugiente y alegre, cualquier obra de Sfar merece la pena, pero bueno, esta es la última editada (por poco tiempo seguramente, ya que Sfar es una bala sacando más y más hisotrietas).

Ideal si te gusta el arte y la espontaneidad y la «joie de vivre».

 

-QUAY D’ORSAY de Blain y Lanzac (Norma) Lanzac pone su experiencia como escritor de discursos en el Ministerio de Exteriores francés en tiempos de Villepin, y Blain su talento en esta sátira entre la loa y la crítica. El minsitro y su ministerio, los tejemanejes de la política de altos vuelos, el Ego personal… si quieres saber cómo se vive la política desde dentro (y de paso partirte la caja más de una vez), este es tu tebeo. Además, Blain dibuja como los dioses, menuda facilidad para sacar al lector una sonrisa con sus caricaturas de tres trazos…

 

-POLINA de Bastién Vivés (Diábolo Ediciones) Vivés es otro virtuoso del lápiz y en su última obra brilla como nunca. Una hisotria de danza, y de amor. Un trabajo ambicioso donde el jovencísimo Bastién demuestra su gran sensibilidad como autor (destaca su manera de «contar sin decir»,  con gestos, con silencios, con miradas, con elipsis…). La hisotria es ideal para ofrecerla como un regalo, se pasea por motivos atractivos al común de los mortales como el ballet, las escuelas (las duras escuelas) de danza, profesores duros-pero-sensibles-al-talento, la vida de una muchacha durante años hasta el estrellato… y todo se remata con un final tan bello que redime cualquier flaqueza.

Belleza en blanco, negro y grises. Lectura sensible.

 

-EL HÉROE #1 de David Rubín (Astiberri) Chaval, léete esto. Acción a lo grande, mitología, posmodernismo y mezcolanza. Son Goku y Superhéroes clásicos, Hércules haciendo sus 12 pruebas y paisajes oníricos… turmix pop que además reflexiona sobre el hecho heróico, qué es ser un héroe, a qué renuncias supone, qué glorias conlleva y cómo lidiar con todo ello. Un tebeo formalmente abrumador que gustará a los lectores de instituto y a sus padres (si tienen la categoría intelectual suficiente para ver detrás de las tortas como panes, los saltos, las motos y la parafernalia, y llega a su chicha, ya comentada). Además, en 2012 su conclusión estará ya en la calle.

 

-LA EDUCACIÓN DE HOPEY GLASS de Jaime Hernández (La Cúpula) Jaime es uno de los mejores dibujantes de hisotrieta, un virtuoso que lleva su capacidad de captar gestos, expresiones, vida, a la mayor economía de rasgos posible. Sus dibujos son lo máximo con lo mínimo. Jaime es uno de los mejores guionistas del cómic. Sus personajes transpiran vida y verdad aunque sean de papel. «La educación» me parece un buen punto para entrar en esta historia-río, que lleva décadas publicándose y sigue/seguirá haciéndolo. Porque supone un momento de cambio personal para sus protas, porque tiene mensaje (aquello de darnos cuenta de que nos hemos hecho adultos), porque Jaime es maravilloso y aquí eestá como para cantarle canciones en su balcón. Gustará a los amantes del cine alternativo (¿cuánto cine indie no le debe TODO a Jaime?) y a quien prioriza los personajes a las historias.

 

-AGUJERO NEGRO de Charles Burns (La Cúpula) una enfermedad mutagénica se manifiesta en la adolescencia. A partir de este hecho Burns articula un relato sobre la vida desde la óptica de un grupo de chavales de instituto y sus experiencias con la «nueva carne». Una obra para paladares curtidos que se suele hermanar con las pesadillas de Lynch o las obsesiones de Cronenberg. También con la literatura de Ballard, y en general con esa mirada torcida y angustiosa hacia el mundo que es, sí, La Nueva Carne. auqneu pienso que Burns no necesita comparativas y es un grande, por ´si mismo. El dibujo del autor, entre la línea clara (indadida por la oscuridad) y la publicidad delos años cincuenta, excepcional.

Aterrador, que no terrorífico, no sé si me explico… en todo caso, te gustará si tu alma soporta la oscuridad.

 

-JIMMY CORRIGAN, EL NIÑO MÁS LISTO DEL MUNDO de Chris Ware (Planeta) Ware es un experimentador nato y leerlo no es algo sencillo ni que se haga por entretenerse un ratito. Disecciona la forma y el fondo del noveno arte, reutiliza los elementos de la narración en imágenes para recomponer la manera de contar historias sobre un papel y ofrece ejercicios de virtuosismo sintético. La hisotria de Corrigan tiene un aliciente, el ser una obra larga en vez de pequeñas estampas, lo que por otro lado supone otra dificuldad. Y es que los mundos de Ware (sobre tod a partir de la creación de este personaje) son los de la herida interna que no cicatriza, la ausencia del amor paterno, la búsqueda (inútil) de un sentido de la existencia y un sentimiento de desazón y pérdida feroces.

Ware no es, efectivamente, un autor facilón, sino un artista de ambición tan infinita como su talento para alcanzar cualquier meta (estética, artística, intelectual) que se propone. Lectura recomendable, por tanto, para avezados aventureros sin miedo a lo denso (formal y argumentalmente). recompensa segura.

 

-SIN CITY de Frank Miller (Norma) hay varias historias excelentes dentro de esta saga. la primera de ellas, «El duro adiós» es de las mejores. Un hombre (un peazo-bestia, mejor) despierta tras una «noche loca» con el cadaver de la mujer que lo acompañó a su vera. A partir de aquí, comienza una investigación que es una huida y una mecha lanzada hacia el explosivo final. Impactante, simbólico, retrato en abstracto (y en negativo) del hecho heróico (casi la cara oscura de lo que hace Rubín con su Heracles, por tanto), bajo la apariencia de una novela negra hardboiled.

Miller además ilustra con una fuerza tremenda, parece cortar el papel y rellenar luego las heridas con cubos de tinta negrísima en una estilización formal paralela a la argumental (nunca antes había sido tan simbólico en autor que renovara a Batman)

Para amantes de la novela ngra menos refinada en la forma pero con más chicha en el fondo

 

-ASTERIOS POLYP de David Mazzuchelli (sinsentido) La historia de un arquitecto prepotente,  Asterios, y su relación de pareja contempladas desde una vistosa batería de recursos, fórmulas y logros estructurales y visuales en uno de los tebeos más esperados del siglo XXI: Mazzuchelli fue un gran renovador visual (partiendo de la tradición) de los superhéroes que pronto, en los noventa, se fue de ese negocio para practicar el cómic de autor. Hacía diez años que no volvía al ruedo y lo hizo con esta novela gráfica. Posiblemente tenga obras mejores, pero no más agradecidas como primera lectura para un neófito.

Recomendable, para novatos a quienes quieres asombrar con la belleza del cómic como algo que no es cine ni pintura ni escritura, sino algo particular e intrasferible. Recomendable para comicadictos que aún no lo tengan (lo dicho, su aparición fue un suceso en el mundillo).

 

-JUEGO DE MANOS de Jason Lutes (La Cúpula) ¿te va el cine indie americano? Luego hablamos de «qué es, realmente el indie» y todo eso, pero ¿nos entendemos? Sundance, cine de bajo presupuesto, de empaque emocional antes que visual, realismo, los cuentos de R.Carver… entonces este cómic te va a interesar. Un puñado de personajes peculiares (un mago en desgracia, un timador de poca monta y su hija, un maestro de la magia al que le patina la zotea, una ex-novia…) en una «road movie» de poca acción y muchos sentimientos. Uno de esos cómics que muestran a las claras que, entre viñetas, puede haber algo más que cuentos para niños, violencia o sexo (como si todo ello fuera cosa mala, por cierto…). Aquí, desde luego, hay sensibilidad y un retrato de caracteres delicado para una histoira de emociones contenidas y si tu espíritu anhela historias sensibles y humanas, este cómic te interesa.

 

-NOTAS AL PIE DE GAZA de Joe Sacco (Mondadori) el cómic como vehículo para el rigor investigador. Periodismo e historia en tebeo. Sacco busca la memoria del pueblo Palestino sobre sucesos de hace lustros, terribles, criminales actos del judaismo israelita, y se zambulle en la franja de Gaza, pregunta y retrata, apunta sucesos en tiempo presente (los tanques rompiendo la vida diaria por las calles de Palestina) e investiga el pasado.

Y busca formas y maneras sorprendentes, demuestra que el cómic, en su capacidad de plasmar varios hechos y circunstancias en un espacio único (la página como unidad que percibimos de un solo golpe de vista) puede aportar mucho al género periodístico y de investigación.

Para lectores de reportajes periodísticos… dudo que encuentren uno mejor que este.

 

-EL ALMANAQUE DE MI PADRE de Jiro Taniguchi (Planeta) Tengo tan abandonado a este autor nipón que casi me avergüenza recomendarlo. Debería revisar sus obras y hacerme con un buen puñado de ellas que aún no caté… pero ello no impide reconocer que esta historia es tan preciosa como perfecta. Un hombre recibe la noticia del fallecimiento de su padre, del que se había distanciado enormemente. En su funeral, recuerdos y conversaciones van reconstruyendo la memoria de la relación del hijo y el padre. Emotivo y ascético, muy japonés en ese sentido de contención y arrebato estratégico, este cómic resulta, no obstante, una lectura bastante «europea» e ideal para tocar en algún punto a ese vasto océano que es el manga.

 

-DIOS EN PERSONA, de Matthieu (sinsentido) ¿Y si Dios se manifestase corpóreamente en la tierra afirmando que tal es la verdad, que él es Dios, y lo demuestra con hechos? ¿qué ocurriría?: Matthieu realiza una novela gráfica que fue tan denostada como alabada por la crítica. Polémica, pues. Personalmente me gustó bastante/mucho, y el recuerdo (salvo por un final «explicativo» que me sobra) lo recuerdo como una obra densa, con mucha sorna, irónica y llena de bilis contra nuestra sociedad mezquina y massmediática (al final la tele va a ser Nuestro Dios).

Una batería de generosos diálogos y un dibujo frío para uno de los temas que siempre son «calentitos»; la existencia de Dios. Ideal para pensar en lo divino y, sobre todo, en lo humano

 

-LOS COMBATES COTIDIANOS de Larcenet (Norma) Un tebeo sobre la vida y las cosas de la vida. Nada más. Un fotógrafo con crisis de ansiedad. Una chica, un padre y una madre, una fábrica que vivió tiempos mejores, la muerte cercana, la paternidad, el campo o la ciudad… cosas normales, mundo normal. Larcenet atesora tantas virtudes como defectos, pero 8al menos en ocasiones) sabe encontrar un tono dramático potente y posée un sentido del humor costumbrista que aflora en momentos inesperados, además de ser un muy buen dibujante (mejorando con cada álbum). Además, es mi experiencia la de que, prestado este cómic a cualquiera «de fuera del mundillo», se queda atrapado por esa sensibilida tan visible, tan en superficie (sobre todo en su segundo tramo).

Se vende en cuatro álbumes o recopilado todo en un solo tomo.

 

-TEMPLANZA de Cathy Malkasian (La Cúpula) Hay cómics que no van a pasar a la hisotria del medio, de acuerdo, pero que por sus características son un regalo ideal. Posiblemente los de Malkasian sean buen ejemplo de ello. «Templanza» es una historia fabuelsca, fantástica y «con mensaje» bajo la forma de un cuento quizá moral y algo surrealista. El libro es un bello objeto y el dibujo de la autora, que se ha bregado en la animación cinematográfica, es espectacular, cálido, lo que contrasta con la negra mirada hacia nuestra sociedad en este cuento de comunidades sociales que se fraguan en torno al miedo a lo desconocido, a lo externo, a lo «de fuera».

Insisto: no hablamos de una obra maestra, de un tebeo histórico ni nada.  Pero sí de un muy buen trabajo que sin duda va a sorprender al agasajado por su fondo y por su forma.

 

-EL DESTINO DEL ARTISTA de Eddie Campbell (Astiberri)La gran obra de Campbell es «Alec» (editado en dos tomos por la misma editorial) y este «Destino» sería una coda a la anterior. Alec es cómic autobiográfico, que el autor ha ido realizado durante unos veinte años, editándolo poco a poco y solo una vez concluido, aglomerado en novela gráfica que da unidad al conjunto. «El destino del artista» sería un capítulo final, a todo color, y su lectua evidentemente se enriquece con la de «Alec»… pero no la precisa en absoluto. Desde la autobiografía y la 1ª persona el autor plantea aquí una idea imposible: Ed Campbell ha desaparecido y ni su familia sabe de su destino. Así el cómic se articula como un collage de testimonios diversos (de entrevistas personales a recortes de tiras humorísticas, presunta obra del autor). Juego de espejos metalinguístico entre la verdad (Campell es Campbell, su hija es efectivamente su hija, etc) y la mentira más absurda (evidentemente Campbell no ha desaparecido y es quien realiza este cómic)

Posiblemente sea una lectura más ligera que el «todo Alec» pero sin abandonar sus pautas: hace meses leí de Campbell que sería la versión historietística de la literatura experimental o algo así, y desde luego «El destino del artista» es cualquier cosa menos un manual de ortodoxia.

Para paladares exquisitos y exigentes.

 

-VIAJE Yokoyama (Apa Apa) El manga es un universo infinito. Podrían haber entrado en la lista muchos nombres interesantes, pero tras citar a Taniguchi por su cercanía con la sensibilidad occidental, traigo a esta lista a Yokoyama por su radicalidad. Art-manga, objeto abstracto, experiencia sensorial… «Viaje» son 201 páginas en las que no pasa nada. O demasiado, según se quiera entender… Un grupo de individuos (¿del futuro?) entran en un tren. El tren viaja, los hombres recorren sus aparentemente infinitos vagones y contemplan el imposible paisaje. El tren llega a destino. Fin. Sin palabras, totalmente mudo y vehículo, todo ello, para hacer del grafismo el mensaje. Líneas de fuga, arquitecturas y paisajes imposibles, diseño gráfico y abstracción en una obra osada que deja una inaprensible sensación de asombro. Inaprensible porque nada se puede contar de lo narrado, porque casi nada narra «Viaje». Asombro porque la lectura (y sí, «Viaje» se lee pese a su mudez y abstracción) nos alucina por esas composiciones que llevan a Mondrian a las tres dimensiones y el blanco y negro.

Si hablamos con «Viaje»de arte de la percepción, entenderán que este tebeo es para paladares muy exquisitos. Encontrarán más arte aquí que en todas las galerías de arte de segunda que pueblan nuestras metrópolis, seguramente.

 

Como diría Groucho estas son mis propuestas, si no le gustan, tengo otras 25… y puede que algún lector también. Vale, pues ya sabes… a comentarios… o mejor, abre tu blog y haz lo propio, y difunde la idea en casa, trabajo y entre amigos:

Regala un cómic: no muerde

Be Sociable, Share!

4 Comentarios Dejar comentario

  1. The Watcher #

    Me ha gustado la lista, variadita y de calidad… coincido en muchos y cuestiono alguno (no veo muy claro ese Viaje para el gran público, p.e., y La educación de Hopey Glass, sin haber leído nada de Jaime, no lo veo, y lo digo porque yo lo leí así), pero me ha molado, lo mismo recojo el guante que nos echas y hago la mía propia. Y con la frase de «Ideal para todo ser humano que no sea un nazi» me he reído a gusto, muy buena… pero la verdad es que luego me he quedado pensando que sería una gran lectura que darle a algún quinceañero descerebrado que tontee con la estética skinhead, ¿no crees?

    Un saludo.

    • Octavio B. #

      Lo de Hopey queda dicho, yo, claro, la leí con mucho bagaje Jaime a las espaldas, pero me daba la sensación de que era un tomo asequible desdd «fuera».
      De no ser así, directamente recomiendo pillar la serie por su primer volumen, «Locas 01» y tirar palante… toda la saga es recomendable 😉
      Lo de «nazi», claro, era de coachondeo, me alegro que te hayas reido con ello, un modo de decir que Maus debería leerlo todo dios y punto… y sí, incluso esos adolescences jugando a ultras, pero suelen ser medio descerebrados, seguramente no les gustará y no les convencerá de nada.
      Viaje NO es para el gran público, obviamente, pero sí, pienso, puede interesarle a quien le guste Inland Empire de Lynch o sin ir más lejos «Un perro andaluz»… la incluí poruqe creo que es un ejemplo perfecto de arte vanguard dentro de la historieta.

  2. Miguel #

    Buena lista, de Taniguchi yo recomiendo también. Los Años Dulces que es más reciente y esta al nivel del Almanaque.
    Falta album europeo tipo Gil Pupila, Theodore Poussin o el Tintin de toda la vida.
    Felices fiestas a todos

    • Octavio B. #

      pero álbum europeo lo es Quay o Chagall en Rusia. Hasta Arrugas si me apuras..
      Lo que no hay es clásicos, y lo dejo claro en la entrada, es intencional. Si me meto en Cortos malteses y Tintines ¿qué aporto? Si refgalo cómic es para sorprender, y para hacerlo creo qeu hay que ir a cómics modernos («esto es l que se está haciendo hoy en historieta»).
      Tiempo habrá de regalar fosters y bilales 😉 que no digo que no puedan gustar, pero no sería mi idea: defendiendo el cómic de HOY

5 Trackbacks

  • Octavio Beares - una lista de "regalables" (más que "mis favoritos", pensando en regalar a quien no lea tebeos) Cómics para Navidades -…
  • Jose Angel Ares - Cómics para Navidades - http://t.co/zrOOfVIK
  • María Miguélez Vila - Cómics para Navidades - http://t.co/Cr5cEkAM todos muy buenos, @davidrubin genial
  • Daniel Mainé - Cómics para Navidades - http://t.co/zrOOfVIK
  • deincógnito - RT @gentedigital: Cómics para Navidades #comics http://t.co/wD42yAHs