CHAGALL EN RUSIA, de Joann Sfar

Artículo publicado en Faro de Vigo el 9 de Diciembre

El retorno constante de un genio francés.

El prolífico Joann Sfar vuelve a ser actualidad tras su exitosa aventura cinematográfica, y recupera sus constantes autorales en su nuevo cómic, sobre el pintor Marc Chagall.

Chagall retratando a "Jesucristo"; Sfar y el lirismo onírico

 

Hablar de Joann Sfar es hacerlo de, posiblemente, el autor más importante surgido en Francia en los últimos veinte años. Su obra es pionera (y contemporánea de la de otros autores de eso llamado “nouvelle Bd”) en el salto a lo plenamente autoral que el cómic francés protagonizó en los noventa. Sumando su pequeño paso a una tradición gala que arranca en la revolución de los sesenta, Sfar representa a una casta de autores con intenciones artísticas y claramente personales, que ahora, además, conseguían desafiar la dictadura del formato. Frente al imperio de las revistas de los ochenta o, sobre todo, de la tradición de los álbumes “a la Astérix” (esto es, narraciones a color, de 48 páginas en la mayor parte de los casos, con un acabado formal perfecto, virtuoso, de coloreado cuidado…), Sfar y otros compañeros de viaje apostaron por lo espontáneo, por la libertad en el formato, por hacer las cosas como querían (en tanto que la “industria” se lo permitía… y ahí, entonces, apareció L’Associacion, editorial independiente creada por dibujantes que albergó, por cierto, muchas obras de Sfar).

Pero la figura de Joann Sfar trasciende el modelo “indie” porque en su haber (en su caudalosísimo haber… Sfar es autor incontinente) convive este apego por lo de “auteur” con el gusto por lo genérico en obras comerciales y de enorme éxito, como “La Mazmorra”, un imposible cruce de fantasía heroica con humor y animalillos a la Disney. Además últimamente ha saltado al cine con películas de relativo éxito como “Gainsbourg (vida de un héroe)”, biopic sobre el cantante Serge Gainsbourg, o la premiada traslación a animación de su obra “El gato del Rabino”, que codirige.
Esta migración al séptimo arte podía hacernos temer la relajación del autor de historieta, un verdadero ciclón capaz de producir varias obras al año, todas notables. Pero afortunadamente el hiperactivo dibujante no reniega de su medio natural y sigue entregando obras. La última es “Chagall en Rusia” y supone un reencuentro (o quizá también una ideal cata de presentación).
“Chagall en Rusia” (451 editores) centra su historia en el pintor Marc Chagall, pero lejos de entregar una “historia de” o de detallarnos la vida del artista en su cómic, lo utiliza tanto para recrearse en sus propias obsesiones autorales, como para hacer metáfora en viñetas de los mundos de Chagall, autor que precedió al surrealismo desde posturas cercanas a los fauves y otras vanguardias del siglo XX.
No es la primera vez que Sfar mira a artistas (Pascín fue otro de los pintores que trasladó a viñetas) pero aquí la mixtura entre pintor y autor de historieta es más profunda, y uno encuentra una fascinante simbiosis hasta el punto de quedar desdibujado quién es este Chagall de papel: lo fantástico, la belleza femenina, el deseo sexual, la necesidad de crear constantemente, la música, el judaísmo ruso, la religión, la muerte y la vida, incluso esa forma artística libre y espontánea… son cuestiones afines al universo “sfariano”, como lo son al de Chagall, y el acierto de Sfar aquí es el de encontrar una simbiosis natural en un tebeo que rezuma alegría de vida entre gotas de negro pesimismo existencial. Es quizá otra cualidad inherente a las mejores obras de Sfar esa luminosa fe en la vida, en la realidad y, sobre todo, en los sueños. “Chagall en Rusia” es, sí, un hermoso sueño al que afortunadamente podemos entrar simplemente disponiéndonos a su lectura.

Be Sociable, Share!

Etiquetas:

0 Comentarios Dejar comentario

3 Trackbacks

  • Octavio Beares - CHAGALL EN RUSIA, de Joann Sfar - http://t.co/F9UwsI4k
  • gentedigital - CHAGALL EN RUSIA, de Joann Sfar http://t.co/2mKN8ic6
  • Gerardo V. - En Serie de viñetas de @OctavioB_ , habla de uno de los tebeos que más me han molado este año,…