Reencuentro con Abigaíl, dos años después

Estos días he entendido mejor un detalle crucial en la historia de Abigaíl Canaviri, la niña de 14 años que protagonizó el reportaje Mineritos. Cuando la conocimos en 2009, trabajaba en el Cerro Rico de Potosí, en unas galerías deterioradas y muy peligrosas, empujando vagonetas con cientos de kilos de mineral, a cambio de dos euros diarios. En esa época incluso trabajaba sin cobrar nada, en una situación muy parecida a la esclavitud, porque debía cancelar una deuda injusta que los mineros cargaban a su madre viuda, guarda de la bocamina. El detalle crucial es que Abigaíl trabajaba de noche.

¿Por qué de noche? Entonces creí que por una cuestión de turnos: los mineros trabajaban durante el día y, al acabar su jornada, Abigaíl entraba para sacar las rocas que ellos habían extraído en el fondo de la galería.

Estos días Abigaíl me ha aclarado la verdadera razón. Estaba obligada a trabajar, porque en casa no les llegaba ni para comer, pero pidió el turno de noche porque no quería faltar a la escuela.

En la escuela a veces se dormía, agotada por el acarreo nocturno. Los demás niños se reían de ella. Le costaba mucho aprobar las asignaturas. Le faltaban cuatro años para terminar la Secundaria y ella estaba empeñada en seguir estudiando: sabía que era su única posibilidad de aprender otra profesión, su única posibilidad de escapar de la mina y sacar de allí a su madre y a su hermanita.

Pues bien: han pasado dos años y a Abigaíl, con 16, solo le faltan otros dos para acabar la Secundaria. A pesar de todos los pesares, va a curso por año.

(Foto: Abigaíl hace la tarea escolar en su caseta del Cerro –el guion de un programa de radio-, junto a su madre doña Margarita y su abuela doña Juana).

Abigaíl está mejor que hace dos años. A menudo ayuda a su madre en las tareas de palliri, barriendo el mineral sobrante de la canchamina para juntarlo, machucarlo a martillazos y conseguir algunos pedazos de zinc. En tres meses de trabajo separan el suficiente mineral como para llenar un camión de seis toneladas, cobrar unos 100 euros y completar así el sueldo que cobra la madre, como guarda, de unos 40 euros mensuales. En eso trabaja Abigaíl, pero ya hace nueves meses que no entra a la mina. Aquella deuda esclavizadora quedó zanjada con la ayuda de Cepromin y algunos donantes.

Abigaíl se puso muy enferma en 2010. Después de unos dolores muy fuertes, descubrieron que su riñón izquierdo no funcionaba, y es probable que se lo tengan que extirpar. Dice que lo va a perder por culpa de la mina, por haber pasado la adolescencia envenenándose la sangre con sustancias tóxicas: su padre, que murió de silicosis como tantísimos mineros, también tenía un riñón inutilizado. Ella se queja de dolores de espalda, por los trabajos de palliri, y de dolores de cabeza por la contaminación de las minas. La familia sigue padeciendo unas condiciones muy duras en su caseta del Cerro y convive con algunas historias terribles.

Aun así a Abigaíl se le ve fuerte, es una chica muy madura, inteligente, con las ideas muy claras. Estudia con el apoyo de Cepromin y empieza a pensar en la universidad: quiere irse a Llallagua, para vivir unos años en otro sitio, y estudiar Contabilidad.

Princesa por accidente

He pasado varios días con Abigaíl, con su madre doña Margarita y con su tía doña Elena, presidenta de la asociación de guardas de bocaminas. Un día nos dijimos que ya bastaba de historias tristes y pensamos un plan: tomarnos la tarde libre para bajar a la ciudad. Abigaíl me pidió que la invitara al cine. Se apuntaron al plan su madre, su hermanita Jocelyn, la tía Elena, y la prima Aleida con su hijo Abelito. Conmigo, cuadrilla de siete.

Paseamos por la plaza y la catedral, y luego fuimos al cine. Abigaíl quería ver Princesa por accidente: la historia de una chica camarera de Texas que ahorra para ir de viaje a París, allí la confunden con una princesa y pasa una semana viviendo de lujo en lujo, de gala en gala, con romance incluido. Les encantó la película. Muy chistosa, decían. Y ojalá me confundan a mí, decía doña Margarita. ¿París es de verdad así, con esa torre tan grande? ¿Y hay hoteles como el de la princesa?

Luego hubo debate para cenar: pollo o pizza. Ganó el pollo frito con papas y cocacola. Y de postre, helados de ositos y helados de payasitos.

Abigaíl pidió un osito y eso le recordó una historia, de cuando comió un conejito. Resulta que en 2009  fue a La Paz a un congreso de niños trabajadores, elegida en votación como niña diputada por Potosí. Pasó una semana en La Paz y pudo intervenir en el Congreso ante Evo Morales: le pidió que construyera casas con luz y agua en el Cerro Rico. Evo le dijo que se haría. Nunca se hicieron, claro. Era el mes de Pascua y Abigaíl gastó cincuenta centavos en un conejito de chocolate así de chiquito (abrió el pulgar y el índice un par de centímetros). La poca plata que tenía la gastó en un conejo bien grande de chocolate que quería llevar a su familia: “Pero en el autobús empecé a comerle un poco la colita, luego el cuerpecito, luego las orejitas… y me lo comí todo”. Su familia no conocía la historia y nos tronchamos de risa.

Aquí hay siete fotos de esa tarde de cine y merienda.

Y aquí tenéis a Abigaíl, posando con la revista italiana Popoli, en cuya portada aparece la foto que le hizo Dani Burgui en 2009.

Etiquetas: ,

votar

9 Comentarios Dejar comentario

  1. Arantza #

    ¡Esto sí que es hacer que las historias vuelvan! Es como lo de Gervasio Sánchez con sus Vidas minadas.
    Qué estimulante conocer a Abigaíl y a su cuadrilla. Pero estimulante de verdad. ¿Cooperación al desarrollo? Aquí está Abigaíl, sujeto de su desarrollo y del de su comunidad y compartiendo cosas buenas, necesarias para mi vida, para nuestras vidas aquí.

    • Ander Izagirre #

      Gracias, Arantza. Tienen mucho que pelear allá, muchísimo, estaría bien que siguiéramos recordándolo y, si alguna vez se puede hacer aunque sea un gestito…

  2. Cuántas cosas mal… ¡Y qué buena la lucha, Ander!
    “¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?”. Pues va a ser que sí…

    • Ander Izagirre #

      Tremenda pregunta.

  3. esnabide #

    Con las esperanzas que nos transmitías de Abigail……. ahora la noticia del estado de su riñon……..de su mala salud….¿podrá superarlo e irse a Llallagua?? ¿tendremos que consultar sobre las posibilidades de operarle aquí??
    Esta chica tan peleona se merece eso y más.

    • Ander Izagirre #

      Está recibiendo tratamiento y seguimiento médico. Si falla, plantearán quitarle el riñón. La cuestión es conseguir que bajen a vivir a la ciudad cuanto antes, a un entorno menos tóxico, pero es mucho más complicado de lo que parece. Abigaíl me da mucha confianza, es muy fuerte y muy lista, confío en que salga adelante, espero que la salud y los riesgos del Cerro Rico no se lo impidan. Y lo mismo con varios cientos de enanos y enanas que pululan por esas laderas…

  4. Zorionak Ander eta Dani. Esto en es un merecido premio a un trabajo bien hecho. Si hubiera sido National Geographics estaríais ahora los dos forraos pero la historia no ganaría más. Es ENORME! Seguid así.

    • Ander Izagirre #

      Gracias, David. Mucha suerte a ti también con tu gran curro. Qué curioso, que nos escribamos de wi-fi boliviano a wi-fi boliviano, casi vecinos en casa, y sin conocernos 🙂

      • Ánimo a esos dos bolivianos temporales, Ander y David. Es valioso recibir historias de verdad en esta sociedad distante del mundo, en todos los sentidos.

22 Trackbacks

  • Ander Izagirre - Reencuentro con Abigaíl, dos años después: Estos días he entendido mejor un detalle crucial en la historia de Ab... http://t.co/6YdIzTjr
  • Ander Izagirre - Reencuentro con Abigaíl, la niña boliviana que protagonizó el reportaje 'Mineritos', dos años después: http://t.co/gTJg6eIA
  • Alberto Moyano - Este post se lo recomiendo al vecino 7.000 millones, cuando aprenda a leer. (si es que le dejan aprender) RT…
  • Uxue Etxebeste - Este post se lo recomiendo al vecino 7.000 millones, cuando aprenda a leer. (si es que le dejan aprender) RT…
  • Daniel Burgui - @angexter Tintín es una pamplina. Lo que realmente me ha copado hoy es esto: http://t.co/qJRw577h Hay ganas de que regreses…
  • Daniel Burgui - ¿Quieren un motivo para estar algo felices hoy? Este es el mío: Abigaíl Canaviri, niña minera, dos años más tarde…
  • Juan Marra - ¿Quieren un motivo para estar algo felices hoy? Este es el mío: Abigaíl Canaviri, niña minera, dos años más tarde…
  • Chapu Apaolaza - ¿Quieren un motivo para estar algo felices hoy? Este es el mío: Abigaíl Canaviri, niña minera, dos años más tarde…
  • ana444 - ¿Quieren un motivo para estar algo felices hoy? Este es el mío: Abigaíl Canaviri, niña minera, dos años más tarde…
  • Andrés G. Latorre - ¿Quieren un motivo para estar algo felices hoy? Este es el mío: Abigaíl Canaviri, niña minera, dos años más tarde…
  • Javier San Martín - ¿Quieren un motivo para estar algo felices hoy? Este es el mío: Abigaíl Canaviri, niña minera, dos años más tarde…
  • Beatriz Romero - ¿Quieren un motivo para estar algo felices hoy? Este es el mío: Abigaíl Canaviri, niña minera, dos años más tarde…
  • Ander Izagirre - Reencuentro con Abigaíl, la niña minera de Potosí, dos años después: http://t.co/gTJg6eIA
  • leire - Reencuentro con Abigaíl, la niña minera de Potosí, dos años después: http://t.co/gTJg6eIA
  • Manex Lete - Otro mundo, otra vida, otros valores @anderiza: Reencuentro con Abigaíl, la niña minera de Potosí, dos años después: http://t.co/Ba3NNGLg
  • Gari Araolaza - Reencuentro con Abigaíl, la niña minera de Potosí, dos años después: http://t.co/gTJg6eIA
  • Gari Araolaza - Reencuentro con Abigaíl, la niña minera de Potosí, dos años después: http://t.co/gTJg6eIA
  • Mikel Iturria - +1 RT @garaolaza RT @anderiza: Reencuentro con Abigaíl, la niña minera de Potosí, dos años después: http://t.co/Mx2CsLBj
  • Santiago Yaniz - Historias de verdad.es RT @anderiza: Reencuentro con Abigaíl, dos años después http://t.co/Dp0hq1IP
  • eider elizegi - Ander Izagirre, de vuelta al Cerro Rico de Potosí, se reencuentra con Abigail, la niña minera. http://t.co/5uLETeGj
  • María Martínez Q - Continuación de ABIGAÍL. http://t.co/ofwgfNyC
  • Semana de charlas (Groenlandia, Karakórum, Bolivia) » Ander Izagirre · Blog y web personal - [...] Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia | Lurpeko haurrak | Reencuentro con Abigaíl dos años después | Violencia…

Escribe tu correo:

Delivered by FeedBurner



Escribo con los veinte dedos.
Kazetari alderraia naiz
(Más sobre mí)