Archivo | Así está el patio RSS para esta sección

Vuestros 365 en 140

Se nos va el 2009. Ya no volverá nunca más, no os preocupéis. Pero no quise dejar que se marchara sin pedir a los “tuiteros” su #balance de lo que han sido estos 365 días, en menos de 140 caracteres. Estos son sus tweets.

jlmejia: Un poco más de lo mismo, / nada nuevo bajo el sol / la vida, pasito a paso, / a veces sí y otras no.

mfeijoo: Intenso, intenso y mucho mejor que 2008.

funkypuma: Emocionante y reflexivo

ninaseele: Sorpresas, crecimiento personal, logro migratorio y redescubrimiento profesional.

pacotorres: He reflexionado, he aprendido, me he divertido, he innovado, he cambiado, he madurado.. y lo mejor, todo fue trabajando

diegodana#balance: BarilocheEnMarzo1erAñoDeMiPollitoMuchoTrabajoViajeYOtroV

ElRebobinador: 365 días…Bah!! No fue tan difícil. ( Me acabo de dar cuenta que mi año fue horrible de aburrido)

FranJuice: Mi resumen: Buscar en Google site:www.twitter.com

esthervargasc: Un año en el que aprendí a decir las cosas correctas con menos palabras gracias a Twitter

dlacasa: Obama se hace del Barça, campeón de todo, mientras los políticos en España siguen a por uvas y no están en twiter

Inma_Eiroa: Mi resumen: #networking

espejocosmico: Salud, Dinero y amor

aayesa: Locura, aprender, cambio, Brackets, mi padre, un corazón fuerte, sigo aprendiendo, amigos, paradigmas rotos, compañeros, gracias

paikuTweet: Mi 2009: Astronomía; kungfu en Chile;Twitter; Rubén Blades en vivo; reencuentro La Azulita; ortodoncia; y piano, claro. Pa’ q más!

carlaAlvarenga: Mucho dolor para lograr: aprendizaje, sanación y valor…año de decisiones

lasblogenpunto: El 2008 fue el año del vaso medio lleno. 2009 ha sido el año del vaso medio vacío… El 2010 es el año del vaso

MorgannaF Triste, agotador e instructivamente decepcionante. Un año lleno de duras y amargas lecciones que te enseñan… aunque no quieras

k4t4: El 2009 ha sido un año de cambios, universidad, nuevos amigos y salidas. En resumen: ha sido un muy buen año

agarcian: My 2009: New career (MBA), wife (happily ever after), trips (lots of them), lots of new friends and a few projects for ’10.

@gentedeinternet Cada vez percibo más injusticias y al mismo tiempo me importan menos: soy más vil y egoísta.

cnieto: Este 2009 termina siendo un buen año, pero con la ilusión y el reto de hacer del 2010 uno mucho mejor…!

byuste: Como alguien dijo hace unos días, lo bueno del 2009 es que se acaba.

rlasaosa: amigos desgracia sanfermines fotografía trabajo blogs twitter sin vacaciones cursos cirugía camino de santiago cansancio proyectos.

mdoval: Twitular la Tesis con los medios sociales y defenderla en los analógicos.

riskyandfunky: Rutina,SIC, Twitter,Susto,Bretaña,Ideas,Cambio, Networking,+twitter,Btt navarra, VPO,Longboard, Rios, Fotos,Timelapses, Cariño.

luisglez: El año que vivimos con el cuello encogido

jlori: ABC amigos arroz con bogavantes Comunicación Multimedia Córdoba familia Navarra Gourmet lluvia nieve olas Twitter viajes Web 2.0

pacobarranco: se va 2009, un año lleno de paro y crisis. Llega 2010, un año cargado de paro y crisis. Siento no ser más optimista.

domingocaceres: mi #balance de 2009 es una mezcla muy agridulce de sentimientos. Nacieron mi hija y mi sobrino pero todo lo demás fue un poco oscuro

McShuibhne: El año que matamos al periodismo

Piolinna: Jamás resumiría mi vida en un twitt

¿Y cómo lo resumo yo?

El año en que nos enredamos peligrosamente.

Volar en avión, el camino más directo al Cielo

(Foto de Matt Hintsa)

Quizás al leer el titular pienses que es un chiste fácil y que Allendegui vuelve a las andadas con sus tonterías. Es obvio que volar en avión te lleva directo al cielo, mucho más directamente, digamos, que un coche, un barco o un tren. Pero la mayúscula del “Cielo” no es un error tipográfico ni un despiste (hablando de aviones). Me refiero al Cielo, Cielo; al Paraíso, al Jardín del Edén, o como lo quieras llamar.

Después de mi última experiencia aérea, estoy convencido de que viajar en avión puede abrir el camino a la canonización pues ofrece muchas situaciones en las que vivir heróicamente las virtudes.

Para empezar, las teologales. Uno no se subiría a uno de esos aparatos para estar suspendido a miles de pies de altura durante varias horas si no tuviera fe en los que revisaron ese avión o en el piloto que lo va a manejar, por ejemplo.También se necesita esperanza, no sólo porque confiamos en llegar al destino a pesar de todos los riesgos de por medio, sino también porque los retrasos son comunes y toca esperar, y esperar, y esperar. Y caridad, mucha caridad, para soportar con amor al pasajero obeso que te toca al lado y que te oprime el píloro con sus protuberantes codos; o al que se levanta veinte veces para ir al baño, incapaz de domeñar su aparato excretor, y te impide conciliar el sueño; o al que se quita los zapatos para sentirse como en casa y a ti te hace sentir como en una pocilga de hedor nauseabundo…

Pero no sólo hay ocasiones de practicar las teologales, también las cardinales. Por ejemplo, la fortaleza para cargar con un equipaje de mano cada vez más pesado, ahora que las aerolíneas limitan el peso y el número de bultos facturados. O la templanza, para resistir sin quejarse los largos vuelos a base de cacahuetes y galletas saladas. O la justicia, para hacer fila religiosamente sin sucumbir a la tentación de colarse. O la castidad, para guardar la vista al cruzar por la cabina de business class sorteando a las azafatas. Pero sobre todo, diría, la prudencia para escoger otro medio de transporte la próxima vez que viaje.

La canción de los colados en la Casa Blanca

Acabo de descubrir que la canción sobre los dos colados en la Casa Blanca la escribió hace bastantes años un popular grupo musical español. Eso sí que es ser visionario.

Acoplados en la Casa Blanca

Estoy a punto de bajar persiana pero una noticia de última hora capta mi atención. Una pareja de Virginia, Michaele y Tareq Salahi, se coló sin invitación en la primera cena de estado de Barack Obama en la Casa Blanca. Ayer os daba el menú. Lo de hoy es la guinda del pastel.

La noticia ya es un escándalo que pone en entredicho la seguridad del presidente. ¿Qué hacían esos dos allí? Mis primeras conjeturas apuntan a que la pareja se enteró del menú a través de este blog y no resistió la tentación de probar la “Arúgula de la Casa Blanca con vinagreta de semilla de cebolla”.

Pienso que acoplarse a una fiesta tiene sus ventajas. Por ejemplo, uno puede vestirse de forma zarrapastrosa sin erosionar su status social. Nadie te conoce. Por ese mismo motivo, también se puede engullir hasta perder el conocimiento. No habrá tribunal inquisidor que te censure. Y echándole hilo a la cometa, alguno con más dureza de cara que el corindón en la escala de Mohs puede incluso convivir con los anfitriones como si fueran amigos de toda la vida. Los convidantes sí tienen que guardar la compostura y antes que montar un numerito achacarán el desconocimiento a la falta de memoria.

En fin. A esta hora, todos se preguntan cómo pudieron acoplarse a semejante cita sin invitación, birlando los controles de seguridad y sacándose fotos con la flor y nata de la política estadounidense. Yo, sin embargo, lo que me pregunto es cómo estaba la arúgula con vinagreta de semilla de cebolla.

Canibalismo del siglo XXI: pizzas y jesuitas

Hoy quedé consternado. En un tablón de anuncios descubrí un caso de canibalismo flagrante: una panadería de Georgia que, además de vender alfajores, asados y pizzas, ofrece jesuitas como viandas.

Izquierdistas con poca mano izquierda

Si hace unos días detectaba los primeros indicios de que me persiguen los comunistas, ayer constaté que además me quieren echar la mano. Fui a una oficina a hacer unos trámites y me encontré con este cartel, tan amenazante que hasta proscribe el uso de la mano derecha. Me puse muy nervioso y salí corriendo. Luego me tranquilicé enseguida. Fue mano de santo.

Las mentiras de los No Alineados

El Movimiento de los No Alineados es quizás una de las organizaciones internacionales más hipócritas que hay. Esta fotografía de su reunión en Sharm el Sheij lo pone en evidencia: todos los asistentes perfectamente alineados y sin moverse, sentaditos en sus sillas.

El juego en el que las flatulencias deciden quién gana

Hoy tocó visita familiar a Toys R’ Us. La última vez que estuve en la juguetería escribí un post que me gustó, así que pensé que quizás volver a la escena del crimen sería motivo de inspiración.

Fui pastoreando a Catita y a Andrea por los distintos pasillos hasta que se quedaron ancladas en la sección de libros. Luego Catita se cansó e hizo una incursión por los juegos de mesa. Ella hizo el descubrimiento del juego que motiva este post.

Se llama “Gassy Gus” y según la descripción de la caja, el objetivo es que los jugadores atiborrar “a Gus con todo tipo de alimentos que producen flatulencias, desde brócoli hasta alubias. Cada uno de estos alimentos va hinchando la barriga de Gus. Pero ojo con la gran explosión de ‘gas’. Nunca se sabe cuándo puede reventar Gus. Gana el que primero logre dar de comer a Gus todas sus tarjetas de alimentos”.

Mi primer impulso fue reírme con semejante idea. El segundo, cuestionarme si enseñar a los niños a embutir a un muñeco para que se eche ventosidades es lo más pedagógico… aunque quizás sí sea muy pedogógico.

Catita y su santa

– Catita, hoy es tu santo. Santa Catalina de Siena.

– Papi, ¿quién es ella?

– Una mujer que se portaba muy bien.

– ¿Y es tu amiga?

– No Catita, yo no la conocí. Vivió hace muchos años.

– ¿Y dónde está ahora, papi?

– Ya se murió Catita, está en el Cielo.

– ¿En el Cielo? Entonces Jesús la puede desmorir…

Mis entradas favoritas

Después de navegar por cientos de blogs y mucho dilucidar (lucidar, lucidar, lucidar…), he seleccionado mis seis entradas favoritas en distintas categorías

Se admiten sugerencias.